kevin hart no reconsiderará su decisión

¿Unos Premios Oscar sin presentador? La gala se lo plantea por primera vez en 30 años

Para encontrar el único precedente de una entrega de premios sin presentador en Hollywood hay que remontarse a 1989, una de las ediciones más vergonzosas que se recuerdan

Foto: Kevin Hart, durante la celebración de los premios Oscar en 2016. (EFE)
Kevin Hart, durante la celebración de los premios Oscar en 2016. (EFE)

La gala de los Premios Oscar podría celebrarse sin presentador por primera vez en tres décadas tras la renuncia del actor y comediante estadounidense Kevin Hart a raíz de una polémica suscitada por chistes con contenido homófobo que publicó a través de su cuenta de Twitter en el pasado. “La idea de que reconsidere su posición y acepte conducir los Oscar está descartada al cien por cien”, aseguran fuentes de la organización al medio especializado 'Variety'.

A falta de seis semanas para que el Dolby Theatre de Los Ángeles acoja la ceremonia más prestigiosa de Hollywood "no hay nuevas ofertas" y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas baraja como formato más probable una superposición de parodias protagonizadas por diferentes estrellas invitadas, con especial atención a la música, teniendo en cuenta que entre los nominados podrían estar artistas de talla mundial como Lady Gaga, Dolly Parton o Kendrick Lamar.

No obstante, el semanario apunta que la idea de celebrar unos Oscar sin cabeza visible causa gran revuelo en los círculos ejecutivos californianos, que discutieron la cuestión tras la entrega de los Globos de Oro durante la madrugada del pasado domingo. Mientras que "un importante dueño de medios de comunicación" habría calificado como "fatal" la posibilidad de sostener un espectáculo televisivo de tales dimensiones, algunos representantes de actores concluyeron que será complicado mantener el interés de la audiencia sin una cara conocida al frente.

No es la primera vez que la entrega de premios se queda sin presentador, pero para encontrar el único precedente hay que remontarse a 1989, cuando el productor Allan Carr y el director Jeff Margolis sustituyeron el tradicional monólogo de apertura por un número musical de 11 minutos en una edición que aún se recuerda como una de las mayores debacles. Para el olvido queda el dúo de Rob Lowe y una desconocida Blancanieves al que 'The New York Times' se refirió en su crónica como el momento "más lamentable y embarazoso".

Burlas homófobas resucitadas años después

"¡Acabo de ver al gay más grande de la historia! Este tipo parecía Hulk Hogan con tacones. ¡No puedo mentir, me asustó!", rezaba uno de los polémicos mensajes que el maestro de ceremonias originalmente previsto publicó en su cuenta de Twitter entre 2009 y 2011 y que ahora han vuelto a ver la luz. En otro de los más comentados afirmaba que impediría a su hijo jugar con muñecas porque "eso es gay". Los usuarios de las redes sociales también recuperaron insultos como "maricón" para referirse a los homosexuales.

El cómico reaccionó primero con dos vídeos en Instagram mediante los que no pedía disculpas y aseguraba que el mundo estaba yendo "más allá" de la locura. "Chicos, tengo casi cuarenta años. Si no creéis que la gente cambia, crece y evoluciona cuando se hace mayor, no sé que deciros", apuntó, para luego advertir: "Si queréis colocar a la gente en una posición en la que siempre tenga que justificar o explicar su pasado, hacedlo. Pero soy el tipo equivocado". Posteriormente, publicó otro fragmento con el que aseguraba haber recibido una llamada de la Academia sugiriéndole que se disculpara o, en caso contrario, "tendrían que buscar a otro presentador".

Premios Oscar

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios