cifras hasta el 31 de octubre

Revolución en el cine español: un millón de espectadores más al mes

La taquilla se recupera tras tocar fondo en 2013: un 19% más de espectadores y un 4% más de recaudación

Foto: Varias personas hacen cola en las taquillas de una conocida sala de cine de Madrid (EFE)
Varias personas hacen cola en las taquillas de una conocida sala de cine de Madrid (EFE)

Las salas de cine en España vivieron su peor dato de asistencia en un cuarto de siglo en 2013: 80 millones de espectadores que dejaron en taquilla 507 millones de euros, 107 millones menos que el año anterior y 128 millones menos que en 2011. Por tanto, a principio de 2014, la pregunta del millón era la siguiente: ¿Había tocado fondo la taquilla o nos esperaba un año aún más catastrófico? A falta de dos meses para que acabe 2014, ya podemos responder a esta pregunta sin temor a equivocarnos: la taquilla ha resucitado.

En los primeros diez meses de 2014 fueron al cine 10,6 millones de espectadores más que en el mismo periodo del año anterior. De 61,4 millones de entradas vendidas hemos pasado a 72 millones. Es decir, un millón de entradas vendidas más al mes. Primera conclusión importante: los cines españoles han recuperado este año a una parte del espectador perdido.

En los primeros diez meses del año se vendieron un 19% más de entradasEn porcentaje las cifras son las siguientes: un 19% más de entradas vendidas/espectadores que en 2013. Y un 4% más de recaudación hasta el 31 de octubre. Todo indica que a final de año se mantendrán más o menos estos porcentajes.

Una de las claves de estas cifras es la diferencia entre la subida de espectadores (19%) y el aumento de la recaudación (4%). ¿La explicación? La caída del precio de las entradas. Tras varios años de subidas, acompañadas de las quejas de los espectadores, 2014 pasará a la historia como el año en el que las entradas bajaron drásticamente de precio.

El precio cae de verdad

En efecto, la industria del cine movió por fin ficha ante el desmoronamiento de la asistencia, que llevaba diez años en caída libre; y ante la evidencia también de que el Gobierno no estaba por la labor de bajar el IVA de las entradas de cine. Desde septiembre de 2012, el ministerio de Hacienda se lleva el 21% de cada entrada en lugar del 8%, lo que ha reducido de golpe los beneficios de salas, productores y distribuidores, que se resistían a bajar los precios por este motivo. Hasta este año.

La bajada del precio de la entrada ha venido impulsada por medidas de la industria del cine como la resurrección del día del espectador (la campaña Los Miércoles al Cine) y la multiplicación de las Fiestas del Cine, cuya última edición, celebrada hace unos días, batió su propio récord de asistencia: 2,2 millones de espectadores abarrotaron las salas durante los tres días que en los que el precio de las entradas fue de 2,90 euros.

¿Significa todo esto que el cine ha entrado en una nueva senda de crecimiento? No exactamente.  

La grave crisis industrial que atraviesa el cine en España impide saber si estamos ante una recuperación estable o coyuntural de la taquillaLa grave crisis industrial que atraviesa el cine en España –descenso del número de producciones y de su presupuesto medio, cierre de salas y protestas contra el recorte de ayudas del Gobierno, que no ha venido acompañado de la implantación de un modelo alternativo- plantea un escenario de precariedad que impide hacer ningún tipo de predicción sobre cómo irá la taquilla en 2015. 

Es cierto que el número de espectadores podría subir más si sigue bajando el precio de la entrada. "El público español siempre ha sido muy sensible al precio. La bajada de la entrada mejoraría sensiblemente las cifras de asistencia", dijo a este periódico el año pasado Víctor Fernández Blanco, profesor de economía de la Universidad de Oviedo y especialista en economía cultural y cinematográfica. Y no se equivocó.

La industria no cree que los precios de las entradas puedan seguir bajando si el Gobierno no reduce el IVA

Ocurre que no está claro hasta cuándo podrán mantener las salas la actual política agresiva de descuentos. En palabras recurrentes de la industria: para que los precios puedan seguir bajando, el Gobierno tendría que retirar el IVA al 21%.  

Más factores que podrían hacer saltar por los aires en 2015 la actual senda de crecimiento: La taquilla de 2014 ha estado marcada por el éxito estratosférico de Ocho apellidos vascos, que recaudó 57,7 millones de euros, lo que podría suponer más de 10% de la taquilla total a final de año, uno de esos pelotazos que se producen cada muchos años.

Aún es pronto para saber, por tanto, si el regreso de los espectadores a las salas en 2014 ha sido estacional o el pistoletazo de salida a un ciclo histórico positivo.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios