Es noticia
Menú
Torrente entra en política
  1. Cultura
  2. Cine
estreno de 'torrente 5: operación eurovegas'

Torrente entra en política

Santiago Segura acentúa la crítica social en la quinta entrega de la saga del policía más casposo del cine

Foto: Fotograma de 'Torrente 5: Operación Eurovegas'
Fotograma de 'Torrente 5: Operación Eurovegas'

Año 1998. Torrente aterriza en las pantallas de España. La historia de un policía franquista, machista, racista y cualquier otro descalificativo que cautivó al público e incluso a la crítica. El filme consiguió ese año más de 3 millones de espectadores y dos premios Goya, entre ellos el de Mejor director novel para Santiago Segura.

El éxito del casposo policía llevó al director a comenzar una saga con la que ha reventado las arcas cada vez que ha estrenado. Lo que en su primera entrega era una sátira que pretendía poner delante del espectador a cierta parte de la sociedad y criticarla se fue convirtiendo en una serie de películas que se regodeaban en la cutrez y sordidez del personaje. Pasamos de reírnos de Torrente a ser cómplices de cada una de sus gracias.

Cada entrega perdía mordiente y se abandonaba más al humor grueso y a un 'más difícil todavía' que llenaba cada historia de explosiones y espectaculares escenas de acción (Segura demostró que sabe manejar y lucir un gran presupuesto).El director jugaba en cada nueva historia con torrentizar un género cinematográfico: el carcelario, las historias de guardaespaldas… y ahora ha apostado por los robos de bancos.

La principal novedad de Torrente es que la acción se sitúa en el 2018, lo que da pie a que se recupere la mala leche de los inicios y se asista a un festival de dardos a la política actual que no para durante todo el filme. España está hecha un desastre, nos han echado de la Unión Europea, ha vuelto la peseta, Cataluña se ha independizado y Eurovegas ha visto la luz. ¿Realidad o ficción? Segura juega con los problemas de la actualidad y plantea un futuro que se ríe del presente. Es sin duda lo mejor de una película que, por lo demás, repite todos los clásicos que encantarán a los fans torrentianos.

Igual que Torrente ha entrado en política, también lo ha hecho su creador, que en la presentación de la película se mostró más crítico que nunca con la situación del país, con la corrupción política y con el delicado estadodel cine español. Santiago Segura aseguraba en la presentación del filmeque cree que todas las entregas de la saga son políticas, pero en esta ocasión las pullas son explícitas ycon más intención.

Sólo así se explica que incluso se rodaran nuevas tomas para introducir más referencias a la actualidad, como llamar 'Pujol' a FernandoEsteso, cuando en un primer momento se le decía 'Bárcenas'. El extesorero tampoco se libra de las bromas de Torrente. Ni Urdangarin, Eurovegas, los políticos de Madrid, Rajoy ni Pablo Iglesias. Todos tienen su momento de gloria.Como recordaba Alec Baldwin ante la prensa, la comedia tiene la fuerza de criticar a los que gobiernan, y bastante poco reciben.

Además de todo el contenido satírico, los grandes clásicos torrentianos siguen presentes.Ahí estánCañita Brava, Barragán, la broma de las pajillas y todos los míticos gagsde la saga con la aparición especial de Alec Baldwin al frente de la pandilla que intentará robar el casino de Eurovegas dando lugar a una parodia de La cuadrilla de los Once, incluso con cachondeo sobre si la parodia es sobre el filme de Frank Sinatra o sobre el de George Clooney.

Unas notas que hacen que no todo sean bromas chabacanas y torrentianas ya escuchadas mil veces, como había pasado en las dos películas anteriores. La mezcla queda descompensada y el humor propio del personaje acaba fagocitando todo, pero Santiago Segura ha intentado darle una vuelta a su saga.

Por lo demás, cameos sorpresa, escenas de acción a raudales con derroche de presupuesto y muchos personajes de todas las entregas previas. La película podría ser el cierre perfecto para Torrente si el público dijera "ya no más". Si, por el contrario, funciona tendremos películas para dar y tomar y el director se las tendrá que apañar si quiere sorprender a sus seguidores.

Para ellos es esta película y la disfrutarán como enanos, porque Santiago Segura les da lo que quiere. El resto de espectadores tendrá que conformarse con sus apuntes de mala baba, su homenaje a Tony Leblanc y con esperar que Torrente no se haya convertido en un modelo para la gente en vez de en un remedio contra el propio torrentismo.

Torrente 5: Operación Eurovegas

Dirección: Santiago Segura

Género: Comedia

Nacionalidad: España

Duración: 105 minutos

Intérpretes: Santiago Segura, Julián López, Jesulín de Ubrique, Fernando Esteso, Carlos Areces, Angy Fernández, Alec Baldwin

Año 1998. Torrente aterriza en las pantallas de España. La historia de un policía franquista, machista, racista y cualquier otro descalificativo que cautivó al público e incluso a la crítica. El filme consiguió ese año más de 3 millones de espectadores y dos premios Goya, entre ellos el de Mejor director novel para Santiago Segura.

Santiago Segura Cine español Críticas de cine
El redactor recomienda