ESTRENO DE 'UNA CITA PARA EL VERANO'

El último capricho de Philip Seymour Hoffman

Cuatro años después de su estreno y tres meses después de , llega a nuestros cines la primera película como director del malogrado Philip Seymour Hoffman.  Una

Foto: El último capricho de Philip Seymour Hoffman

Tres años después de su estreno en Estados Unidos y seis meses después de su muerte, llega a nuestros cines la primera -y a la postre, última- película como director del malogrado Philip Seymour Hoffman, Una cita para el verano. 

Y llega a nuestra cartelera, no porque sea un filme a tener en cuenta, sino simple y sencillamente por la posibilidad de descubrir a otro Hoffman, el director, quien si bien da señales de tener talento detrás de la cámara, alumbra una cinta sosa y sin fundamento. 

Rodada con un pequeño presupuesto y con la colaboración de sus compañeros habitules en los escenarios de Broadway, el film está basado en una obra de teatro del autor y director Robert Glaudini, quien también participó en su adaptación para el cine.

 

La cinta cuenta la historia de Jack, un chófer de limusina interesante, emotivo y algo inadaptado socialmente, que pasa la mayor parte del tiempo con su amigo Clyde y su mujer, Lucy. Gracias a ellos, conoce a la frágil y torpe Connie, de quien se enamora.

Para seducirla, Jack aprende a cocinar con tenacidad, empieza a soñar con una nueva carrera profesional e incluso aprende a nadar. Su objetivo es cumplir la promesa que le ha hecho a Connie en su cita: un paseo en barco por Central Park. Mientras la relación de Clyde y Lucy comienza a hacer aguas, la de Jack y Connie intenta superar los bloqueos sin renunciar a su ideal…

Una trama aparentemente interesante, pero que va perdiendo cualquier atisbo de atractivo conforme la historia avanza. Y eso que la interpretación de Seymour Hoffman es sobresaliente, de esas para disfrutar plano a plano, secuencia a secuencia. 

Sin embargo, la cinta se queda en eso, en brillantes interpretaciones. Nada de emociones. Sólo al final, cuando ya es demasiado tarde para atrapar la atención del espectador, la cinta remonta y logra brindar unos minutos de diversión.

Una cinta que a buen seguro nunca hubiera sido estrenada en nuestro país de no ser por las circunstancias y que en manos de otro director hubiera pasado completamente desapercibida. Alabar un filme así, simplemente porque lleve la firma del fallecido Hoffman, desmerece a uno de los actores con más talento de las últimas décadas.

 

Una cita para el verano

Director: Philip Seymour Hoffman

Guión: Bob Glaudini

Duración: 89 minutos

Género: Comedia romántica

Nacionalidad: EEUU

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios