al habla con sus guionistas

De 'Los vigilantes de la playa' a 'Mad men', así se crea una serie de éxito

André y Maria Jacquemeton son dos de los artífices del éxito de Mad Men, una de las series de culto de la tele actual, de la que son guionistas y productores

Foto: El elenco de 'Mad Men' en una imagen promocional
El elenco de 'Mad Men' en una imagen promocional

Mitch Bucanan y Don Draper tienen mucho en común aunque ellos no lo sepan y la mayoría de los espectadores tampoco. Las aventuras de ambos personajes, iconos de la historia de la televisión, fueron escritos por el matrimonio de guionistas André y Maria Jacquemetton, que nunca imaginaron mientras escribían las andanzas de los bañistas que unos años después serían los jefes de guion y productores de uno de los shows más aclamados: Mad Men.

André y Maria Jacquemeton han acudido al encuentro de guionistas organizado en Madrid por el sindicato de guionistas ALMA y Canal + en el que han desvelado las claves para crear un producto de éxito.

La pareja no tiene ningún reparo en hablar de sus comienzos trabajando para Los vigilantes de la playa, aunque aclaran que estos dos productos no tienen nada que ver: “Era nuestro primer trabajo, y todo el mundo tiene que comenzar en algún sitio. Teníamos que aprender, y allí descubrimos cómo ilustrar personajes, cómo trabajar con diferentes personalidades… todo”.

Ahora, con tres premios Emmy en su haber, reconocen que cuando comenzaron a escribir para el show de Matthew Weiner no pensaban que estuvieran participando en uno de los productos más importantes de los últimos diez años. Ellos sólo querían “contar una historia”.

Maria toma la palabra para explicar a El Confidencial cómo se crea un episodio de Mad Men: “El guion se hace dentro de un grupo que puede tener hasta 14 personas. De ahí salen unas líneas maestras que se pasan a un único escritor, o escritores en nuestro caso. Ellos terminan de escribir el guion y se revisa con el showrunner. En Mad Men la persona que se ha encargado del guion se convierte en el productor de ese episodio y está en todas las reuniones de preproducción, así como durante todo el rodaje para asegurar que se está captando la esencia de lo que estaba escrito. Alguno de los productores jefe incluso participan en el montaje del capítulo”.

Un proceso creativo en el que la cadena no interfiere y en el que los guionistas son considerados los grandes responsables del producto final. Algo que no ocurre en el resto de cadenas. “Por lo general la cadena siempre da notas, ayuda, da sugerencias con el casting… Al fin y al cabo es su dinero. En Mad Men tenemos mucha suerte. AMC sólo interfiere ocasionalmente, tenemos carta blanca” cuenta André Jacquemeton.

HBO, el origen del cambio

En los últimos años una frase se escucha cada vez que una canal por cable estrena una nueva serie en EEUU: el mejor cine actual no está en las salas, está en la televisión. Una máxima que comparten André y Maria Jacquemeton. “Yo, como mujer de una cierta edad, cuando abro el periódico para buscar una película, no veo nada que me interese. Sin embargo, sé que puedo poner internet o la televisón y encontrar algo que llame más mi atención" cuenta ella.

La gente estaba cansada de series de policías, bomberos, hospitales, que siempre eran iguales. Si te pierdes un capítulo de 'The blacklist' no pasa nada, pero no puedes perderte uno de 'House of cards'Su esposo complementa esta visión pesimista de la industria cinematográfica actual: “El show business es una industria completamente diferente a lo que solía ser, ahora todo son blockbusters. Se gastan mucho dinero en modelos que luego recrean una y otra vez. No hay ninguna película entre aquellas que cuestan 200 millones de dólares y las que cuestan 5 o 10 millones”.

Puede que por eso los directores más prestigiosos (David Fincher, Steven Soderbergh, Martin Scorsese) estén haciendo sus pinitos en la televisión en productos como House of Cards o Boardwalk Empire. Para la guionista de Mad Men este cambio de tendencia se debe a que en la tele hay mucha más oferta y la gente no quiere estar sin trabajar, aunque su pareja cree que también es porque antes el cine se consideraba el “formato largo”. “Una serie cuenta una historia de 60 horas y eso es muy atractivo. Poder desarrollar una historia y un arco tan largo es muy interesante para un creador” añade.

Ambos coinciden en que el culpable de este momento de prestigio de la ficción es HBO y, especialmente, Los Soprano. Gracias a ellos la audiencia se volvió más sofisticada y empezó a demandar nuevos productos que contaran nuevas historias: “La gente estaba cansada de series de policías, bomberos, hospitales, que siempre eran iguales. Si te pierdes un capítulo de The blacklist no pasa nada, pero no puedes perderte uno de House of cards”.

'El mundo no ha cambiado desde los 60', dicen los guionistas de 'Mad Men'.
'El mundo no ha cambiado desde los 60', dicen los guionistas de 'Mad Men'.

Otro de los pilares de la ficción americana, Vince Gilligan, decía hace poco que la piratería ayudó mucho a que su show, Breaking bad, fuera conocido mundialmente. Algo que no terminan de compartir el matrimonio Jacquemeton: “Obviamente ayuda a difundir tu producto y mucha gente no puede conseguirla de otra forma y la ve por internet, pero no estamos a favor de la piratería. Las series tienen que hacer dinero, la mayoría no lo hacen y algunos productos tienen que hacerlo para que el resto sobrevivan”.

Con la última temporada de Mad Men ya emitiéndose en EEUU, los Jacquemeton ya se encuentran metidos de lleno en un nuevo proyecto del que avanzan unos cuantos datos: “Se trata de una adaptación del cómic de DC llamado DMZ, se desarrolla en Nueva York en el futuro y es lo único que podemos decir, tenéis que leer novela gráfica para saber más”.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios