Es noticia
Menú
Trinchera Cultural: en qué consiste el nuevo suplemento de El Confidencial
  1. Cultura
LOS DEBATES DEL SIGLO XXI

Trinchera Cultural: en qué consiste el nuevo suplemento de El Confidencial

En una sociedad cada vez más polarizada, las batallas culturales se han convertido en cotidianas. Este suplemento, que se pone en marcha hoy, las analizará en clave de profundidad, ironía y rigor

Foto: EC Diseño.
EC Diseño.

Este es un momento agitado en muchos sentidos, también en el cultural. Los debates son frecuentes, a menudo establecidos desde polémicas polarizantes (jóvenes contra mayores, el mundo rural contra el urbanita, el pasado contra el futuro), lo que demuestra que las brechas sociales se están produciendo en muchos terrenos.

Analizar esta época interesante, que es el calificativo que se suele otorgar a tiempos muy malos pero en los que se adivinan transiciones relevantes, será el objetivo de Trinchera Cultural, el suplemento que El Confidencial inaugura este sábado. Su función será la de generar debate, en especial en aquellas temáticas en las que cultura, sociedad y política se entrecruzan, con temas que merezcan ser resaltados por su actualidad o su importancia. La intención es utilizar el humor y la ironía, metiendo el dedo el ojo cuando sea oportuno, pero sin olvidar que es imprescindible aportar argumentos para la reflexión. Por supuesto, será un espacio plural, porque no hay debate serio sin perspectivas diferentes.

* Si no ves correctamente el módulo de suscripción, haz clic aquí

Crítico y entretenido

En las señas de identidad de El Confidencial aparece de modo palpable la capacidad para analizar asuntos cotidianos de un modo estimulante, e incluso provocador, pero también con profundidad. Muchos de los articulistas que escriben en nuestro medio, como Juan Soto Ivars, Alberto Olmos, Ángeles Caballero o Héctor G. Barnés, han dado muestras de su habilidad para interesar al lector gracias a una mirada propia sobre la vida cotidiana, la cultural y la social.

Habrá una 'newsletter' semanal, realizada por Juan Soto Ivars, que recogerá las novedades nacionales e internacionales en la guerra cultural

Todos ellos, junto con firmas invitadas, estarán presentes en un suplemento que se publicará los fines de semana (con incursiones diarias cuando algún tema lo haga necesario), y que será coordinado por Esteban Hernández, jefe de opinión del diario. Además, contará con una newsletter semanal, realizada por Juan Soto Ivars, que recogerá las novedades en el campo de las guerras culturales que se produzcan nacional e internacionalmente.

Las batallas personales

Los tiempos agitados suelen ser también muy fructíferos culturalmente. No es el caso, porque en nuestra época no hay grandes innovaciones formales, ni tampoco grandes ideas que sacudan a la sociedad, pero a cambio nos sacudimos en las redes. Hubo un momento en el que la cultura dejó de fijarse en la realidad y comenzó a hacerlo en sí misma, de modo que gran parte de las aportaciones intelectuales han consistido en meros comentarios de textos. En la cultura ocurrió algo similar, porque siempre había algo que saquear del pasado, bajo el término homenaje. Ahora todo es más sencillo: ya no se debate sobre las ideas de otros, ni sobre la realidad que está ahí fuera, sino que se ataca personalmente a los enunciantes. Quizá sea hora de transformar esa dinámica, y si se puede hacer de un modo entretenido y crítico, mucho mejor.

Este es un momento agitado en muchos sentidos, también en el cultural. Los debates son frecuentes, a menudo establecidos desde polémicas polarizantes (jóvenes contra mayores, el mundo rural contra el urbanita, el pasado contra el futuro), lo que demuestra que las brechas sociales se están produciendo en muchos terrenos.

Trinchera Cultural El Confidencial
El redactor recomienda