Amenábar rescata la historia de la Mercedes, fragata española hundida en 1804 por los ingleses
  1. Cultura
69 EDICIÓN DEL FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Amenábar rescata la historia de la Mercedes, fragata española hundida en 1804 por los ingleses

El director ha presentado en Donostia su nueva serie de seis capítulos que rescata la historia de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes hundida por los ingleses

Foto: La serie está ambientada en 1804, poco tiempo después de que España empezase a usar la bandera tal y como la conocemos. (Movistar)
La serie está ambientada en 1804, poco tiempo después de que España empezase a usar la bandera tal y como la conocemos. (Movistar)

Fue en 1804, cerca del Cabo Santa María, cerca de la frontera entre Portugal y Huelva. La fragata Nuestra Señora de las Mercedes se hundió con un cargamento de oro, plata y telas de vicuña procedentes del Perú. Con ella murieron doscientos setenta y cinco pasajeros. Aquella mañana del 5 de octubre, cuando la Mercedes estaba a punto de llegar a suelo español flanqueada por otras tres fragatas, la Medea, la Clara y la Fama, cuatro barcos ingleses interceptaron a los navíos para confiscar el cargamento procedente del Nuevo Mundo. Al negarse el brigadier José Bustamante y Guerra, los ingleses comenzaron a disparar, con la mala fortuna de que un impacto de bala de cañón reventó la santabárbara de la Mercedes, donde se guardaba la pólvora, lo que hizo explotar el barco. Un escrito de la época firmado por el general Diego de Alvear, comandante de la fragata Medea, describe el hundimiento y cómo él mismo perdió en el naufragio a su mujer y siete de sus hijos.

Más de dos siglos después, el 18 de mayo de 2007, la empresa cazatesoros estadounidense Odyssey comunicó en rueda de prensa que habían trasladado a suelo norteamericano 500.000 monedas de oro y plata procedentes de un pecio hundido que, alegaban, no habían podido identificar. En la operación bautizada como Cisne Negro, Odyssey quiso hacer creer el Ministerio de Cultura de España que, probablemente, se trataba del buque de guerra inglés H.M. Sussex, hundido en aguas internacionales en el siglo XVII, pero enseguida hay quien da la alarma de que puede tratarse de un expolio de bienes culturales subacuáticos pertenecientes al Patrimonio Histórico Español.

placeholder Otro momento de 'La Fortuna'. (Movistar)
Otro momento de 'La Fortuna'. (Movistar)

A partir de estos dos momentos de la historia de España y del cómic 'El tesoro del Cisne Negro', de Paco Roca y Guillermo Corral —una novela gráfica de inspiración al estilo 'Tintín'—, Alejandro Amenábar ha rodado 'La Fortuna', una serie de seis capítulos que estrenará Movistar el 30 de septiembre y que el director hispano-chileno ha presentado en el Festival de San Sebastián, fuera de concurso. En una producción ambiciosa para la que han contado con la Étoile du Roy, réplica de un barco corsario de 1745, y la fragata Shtandart, réplica de un buque de guerra que el zar ruso Pedro I mandó construir en 1703, Amenábar ha recreado la batalla naval en Pasaia en una nueva mirada al pasado con vocación internacional, coproducida junto a AMC Studios y con rostros internacionales como Stanley Tucci y Clarcke Peters (este último uno de los protagonistas de 'Da 5 Bloods', de Spike Lee) y nacionales, como Karra Elejalde (que fue Unamuno en 'Mientras dure la guerra'), Blanca Portillo, Ana Polvorosa y el influencer Álvaro Mel.

PREGUNTA. ¿Hay un reto mayor para un director que rodar una batalla naval?

RESPUESTA. Bueno, ya he destruido la Biblioteca de Alejandría. La batalla naval era el mayor reto técnico de la serie hasta el punto de que, cuando irrumpió el covid, porque esto iba a ser lo primero que íbamos a rodar, asumí el compromiso con mis productores de que si las contingencias y los protocolos covid se comían gran parte del presupuesto tendría que renunciar a esa escena.

P. Utilizasteis dos barcos durante el rodaje, ¿cuánto estabas dispuesto a recurrir a los efectos digitales y cuánto querías ceñirte a objetos y escenarios reales?

R. Yo, en general, soy bastante partidario de rodar lo máximo posible en real. Esa pregunta ya nos la hicimos en 'Ágora', hasta dónde íbamos a utilizar efectos especiales o materiales reales. Decidimos que queríamos reducir la escala pero tener escenarios reales. Era muy importante tener dos barcos para que pudiesen interactuar en algún momento y luego poder contar con la multiplicación, que ha sido la labor de Twin Pines, y siempre lo que les suelo decir es que solo se planteen cosas que pudiesen ser posibles físicamente, planteamientos de cámara que solo pudiéramos rodar realmente.

placeholder Amenábar durante el rodaje de 'La Fortuna'. (Movistar)
Amenábar durante el rodaje de 'La Fortuna'. (Movistar)

P. En 'La Fortuna' hay un momento en el que un personaje defiende la importancia de la herencia cultural de un país frente a los intereses puramente económicos. ¿Cuidamos lo suficiente en España nuestro Patrimonio Histórico?

R. Lo que se habla es de cuál es el valor de un pecio, si lo mides solo en términos económicos o si le concedes el valor cultural que tiene. Y esto último es por lo que optan los protagonistas de nuestra historia. No se trata de quedarse el tesoro para ganar mucho dinero, sino de quedarse el tesoro para, como Indiana Jones, llevarlo a un museo. Varias de mis películas miran hacia atrás, ya sea el pasado más reciente, como 'Mar adentro', o el pasado más remoto, como 'Ágora'. En mi película anterior, 'Mientras dure la guerra', hablé de la Guerra Civil. Me gusta mirar atrás para sacar conclusiones para el futuro.

P. ¿Y qué conclusiones ha sacado ahora?

R. En 'Ágora' yo hablaba de la historia repitiéndose en ciclos. Quizás, lo que aquí planteo y que entronca con 'Mientras dure la guerra' es la apuesta por la convivencia y la mezcla. Yo vengo de Chile y me he criado en España y siempre he creído en mezclarte, porque es la única forma de crecer y porque no podemos arrinconarnos en guetos. Aquí tenemos a dos personajes con diferentes ideas políticas pero que acaban enamorándose es, por ejemplo, mostrar un aspecto de la sociedad que desdeñamos.

P. También hay una pequeña crítica a la manera en la que España maneja sus relaciones con otros países como Estados Unidos, basados en un complejo de inferioridad. ¿Lo ve así?

R. El complejo de David contra Goliat es cierto a veces. Te das cuenta de que no solo vivimos con infraestructuras muy mediocres sino con esquemas mentales muy pequeños. Es bueno, como en todo, creer en uno mismo. Me gusta que unos personajes movidos no por la defensa del dinero, sino por la defensa del patrimonio se embarcan en una aventura y a pesar de todas las zancadillas y de la propia descoordinación dentro del sistema intentan sacarlo adelante.

placeholder Álvaro Mel y Ana Polvorosa en 'La Fortuna'. (Movistar)
Álvaro Mel y Ana Polvorosa en 'La Fortuna'. (Movistar)

P. ¿Por qué decidió adaptar este hecho concreto de la historia de España? Un hecho que, por un lado, es una derrota nacional frente a los Ingleses y, por otro, una victoria frente a los americanos.

R. Una vez que decidimos adaptar el cómic de Paco Roca, ‘El tesoro de cisne negro', había dos caminos: alejarse o no del hecho real. Ceñirnos a la realidad o saltar de ella. Lo que flota constantemente en el proyecto es la palabra aventura. Queríamos dejar volar a los personajes sin atarnos a la historia real. Si en el cómic Paco Roca homenajea los cómics de Tintín, yo homenajeo más bien el cine de Spielberg y James Cameron.

P. Precisamente, la serie comienza con un guiño a James Cameron...

R. 'Titanic' es una película que adoro y me parecía que se podía encajar ese tono en el comienzo. Quería mostrar dos mundos: por un lado el estadounidense, que fuese muy americano, con las escenas de juicios o las oficinas de Atlantis. Y cuando llegábamos a España quería retratar un mundo muy español. Recurrí mucho más a la cámara en mano, que te pide lentes para rodar la escena desde fuera y te impide cruzar el espacio. Buscaba un contraste formal entre los dos mundos. Yo entiendo poco o nada de fotografía, pero Álex, al principio del rodaje, quería retratar el mundo Mediterráneo como más cálido, pero contrastarlo con puntos azules. El mundo americano, al revés. Y queríamos hacer una serie colorida, como las de los años ochenta y los noventa.

placeholder Amenábar en San Sebastián. (EFE)
Amenábar en San Sebastián. (EFE)

P. Como protagonista de la serie ha escogido a Álvaro Mel, un 'influencer'. ¿Cómo llegó hasta él?

R. A Álvaro lo encontraron las directoras de casting, Eva Leira y Yolanda Serrano. Álvaro es un instagrammer, algo que a mí me suena a chino porque no participo de las redes sociales. Pero él hizo una prueba fantástica. Luego confié muchísimo en su tenacidad y en su ambición, que es algo que también tenía que tener el protagonista, que enseguida se lanza a la aventura.

Movistar+ Alejandro Amenábar
El redactor recomienda