Sophie Scholl, la estudiante que se opuso a Hitler y acabó guillotinada
  1. Cultura
"No me digas que es por la patria"

Sophie Scholl, la estudiante que se opuso a Hitler y acabó guillotinada

La familia Scholl no entendía el odio que sentía Hitler por una población judía que incluía a muchas personas que estimaban

placeholder Foto: Se matriculó junto a su hermano en la Universidad de Múnich, donde entraron a formar parte de la Rosa Blanca. (Creative Commons)
Se matriculó junto a su hermano en la Universidad de Múnich, donde entraron a formar parte de la Rosa Blanca. (Creative Commons)

Sophie Scholl es el nombre de una estudiante alemana que se opuso al régimen de Hitler. Aunque en el país teutón cuenta con múltiples admiradores por su valiente labor, esta especie de heroína local es desconocida para muchos. Ahora, Alemania celebra el centenario del nacimiento de una joven que acabó guillotinada por formar parte de la Rosa Blanca, una asociación no-violenta contraria a los nazis.

Al igual que la gran mayoría de las chicas de su edad, Sophie Scholl (9 de mayo de 1921, 23 de febrero de 1943) se alistó a las juventudes hitlerianas. Más en concreto, a la sección femenina. Su hermano Hans también estaba integrado en la organización. Desde que Hitler ascendiera al poder en 1933 hasta la invasión de Polonia en 1939, los ideales liberales de la familia fueron cogiendo fuerza con respecto a los del nacionalsocialismo.

placeholder Los ideales liberales de la familia fueron interponiéndose a la filosofía nacionalsocialista. (Creative Commons)
Los ideales liberales de la familia fueron interponiéndose a la filosofía nacionalsocialista. (Creative Commons)

Una publicación de 'The Saxon' señala que la familia Scholl se volvió completamente contraria al régimen tras la ocupación de Polonia. No entendían el odio que sentía Hitler por una población judía que incluía a muchas personas que los Scholl estimaban: desde amigos muy cercanos hasta artistas y científicos de renombre. De este modo, aunque la persecución no afectaba directamente a esta familia, sentían que les inmiscuía en cierta manera porque buscaba eliminar a una parte importante de la población.

Algo tan horrible

La propia Sophie escribió una carta a su novio, Fritz Hartnagel, en la que denunciaba lo siguiente: "No puedo entender por qué la gente pone en riesgo la vida de otros constantemente. Nunca comprenderé algo tan horrible. No me digas que es por la patria...". Aunque el régimen ejercía una fuerte presión para que los jóvenes fueran a la línea de combate, Hans y Sophie se matricularon en la Facultad de Medicina de la Universidad de Múnich.

placeholder Somos la Rosa Blanca, tu mala conciencia, y no te dejaremos en paz. (Creative Commons)
Somos la Rosa Blanca, tu mala conciencia, y no te dejaremos en paz. (Creative Commons)

Incapaces de observar impasibles la persecución de la población judía en Europa, decidieron unirse al grupo no-violento de la Rosa Blanca, fundado por su amigo Alexander Schmorell. Una de sus iniciativas consistió en imprimir panfletos con los que pedían a la población que se resistiera al régimen nazi. En esos papeles exigían a Hitler que pusiera fin a los asesinatos y a la guerra. "No conseguirán callarnos. Somos la Rosa Blanca, tu mala conciencia, y no te dejaremos en paz".

El 18 de febrero de 1943, Hans y Sophie estaban repartiendo folletos en la universidad. Aunque todavía se desconoce la causa, la estudiante cayó del atrio en el que estaba y vio cómo sus panfletos acababan desparramados. En ese momento, el conserje denunció a Sophie ante la Gestapo, la policía secreta alemana. Aunque la joven se negó a revelar el nombre del resto de integrantes de la Rosa Blanca, el régimen encontró y guillotinó a todos. Hoy, Sophie es recordada en un monumento de Múnich que recrea esos panfletos.

Historia Hitler
El redactor recomienda