España llora la muerte de Quique San Francisco: "Hasta siempre, legionario"
  1. Cultura
A los 65 años

España llora la muerte de Quique San Francisco: "Hasta siempre, legionario"

Personalidades de la cultura y la política han rendido homenaje al actor a través de sus redes sociales tras conocer la noticia

placeholder Foto: Enrique San Francisco, en 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro).
Enrique San Francisco, en 'Ven a cenar conmigo'. (Cuatro).

El actor Quique San Francisco ha muerto este lunes, a los 65 años, tras varias semanas ingresado en el Hospital Clínico de Madrid por una neumonía bilateral. Tras de sí deja una vasta trayectoria en el cine y la televisión, que va desde sus primeros papeles de niño hasta sus últimos monólogos, pasando por míticas interpretaciones como la de Cascales en 'Amanece, que no es poco' o la de Tinín en 'Cuéntame', entre otros muchos títulos.

Pero está claro que su legado va más allá de las dotes interpretativas, como así atestiguan las múltiples personalidades de la cultura que han querido despedirse de él a través de las redes sociales. "Se ha ido Enrique San Francisco, un tío excepcional y un caballero; un profesional generoso, irrepetible y apasionado. D.E.P., maestro", ha expresado en Twitter, por ejemplo, Luis Piedrahita, colaborador de 'El hormiguero', programa al que acudía habitualmente San Francisco.

Hay, incluso, representantes políticos que han lamentado su pérdida. "Mi pésame a los familiares y amigos de Enrique San Francisco. Se va un gran actor y uno de los mejores humoristas de nuestro país", ha manifestado el vicepresidente y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado. Con él coincide el periodista Jordi Évole, que también ha querido destacar su sentido del humor: "Por Quique San Francisco. Por tantas risas. Gracias".

A continuación, se recogen algunas de las reacciones más destacadas a la muerte de Quique San Francisco:

Hizo de la muerte en su último anuncio

Uno de los últimos trabajos de San Francisco fue encarnar a la muerte en el anuncio navideño de Campofrío. Sólo a él se le podía encargar la compleja tarea de darle la vuelta al tema tabú por excelencia. "Qué manía tenéis todos con que suba", se le vio espetar a un Michael Robinson que le preguntaba, desde el cielo, si seguía vivo. "No hay día, por insignificante, extraño o difícil que parezca, que no merezca la pena ser vivido", era su conclusión al final del vídeo. Este momento permaneció en la rutina de cientos de españoles, hasta el punto de que muchos han decidido recuperarlo:

Cine
El redactor recomienda