DISPONIBLE EN HBO

La loca historia de la música: más que sexo, drogas y rock'n' roll

Las dos temporadas de 'Mike Judge Presents: Tales From The Tour Bus' hacen un repaso de la historia del country, el funky y el rap a través de sus anécdotas más disparatadas

Foto: Una imagen de 'Mike Judge Presents: Tales From The Tour Bus'. (HBO)
Una imagen de 'Mike Judge Presents: Tales From The Tour Bus'. (HBO)

Si usted piensa que los grandes hits de la intrahistoria del mundo de la música son la caída del cocotero de Keith Richards o la inclinación de Ozzy Osbourne por arrancar cabezas de murciélago con los dientes y esnifar hormigas, la serie documental ‘Mike Judges Presents: Tales From The Tour Bus’ le va a desvelar un gran secreto. Si en cuestión de desfase los rockeros llevan la fama, han sido los cantautores country y las estrellas del funk de los setenta los que siempre han cardado la lana.

¿Se imaginan un grupo en el que todos los integrantes tocasen siempre hasta arriba de LSD? ¿Se imaginan que ese grupo descubriese esa droga porque formaron parte de un experimento de la Universidad de Harvard para sacarse un dinero extra? ¿Se imaginan que en uno de sus conciertos una mujer subiese al escenario, se colocase un porro en el ano, consiguiese hacer tres círculos de humo y el grupo tuvo casi que suspender el concierto por culpa de un ataque de risa incontrolable? Pues eso es, entre muchas otras cosas, lo que le ocurrió a George Clinton, líder de Funkadelic de The Parliaments, pionero del P-Funk y una de las figuras más influyentes para los raperos que surgieron a finales de los noventa.

George Clinton en su episodio de la serie de Mike Judge. (HBO)
George Clinton en su episodio de la serie de Mike Judge. (HBO)

O el caso de Johnny Paycheck, un tipo del Ohio más profundo que pronto se dio cuenta que la única forma de escapar de la mala vida fue aprovechar su talento como compositor de country. El problema es que su éxito como artista también fue su puerta de entrada a… la mala vida. Cuentan algunos de sus antiguos músicos, entrevistados por Judge, que Paycheck se llegó a gastar 16 millones de dólares de la época en cocaína. Que de tanto consumo de droga empezó a volverse paranoico y acabó disparando a un parroquiano de un bar de carretera por un motivo totalmente absurdo. Que en el juicio se defendió enseñando al juez lo bien que se le daba dar vueltas al revolver con el dedo índice y que obviamente acabó pasando siete años en la cárcel que, para él, fueron los mejores de su vida.

Paycheck se llegó a gastar 16 millones de dólares de la época en cocaína

Además se convirtió en un autor referente para los trabajadores de las fábricas y de los trabajos peor pagados en 1977 con un tema llamado ‘Take This Job and Shove It’ —lo que podría traducirse como ‘Métete este trabajo por el culo’— y provocó que el paro ese año subiese brutalmente, com muchos trabajadores hartos sugiriéndoles a sus jefes que, efectivamente, se metieran su mierda de trabajo por donde no llega el sol.

Johhny Paycheck en su capítulo de la serie de Mike Judge. (HBO)
Johhny Paycheck en su capítulo de la serie de Mike Judge. (HBO)

El cerebro de esta serie documental de animación que en España puede verse en HBO y que ya cuenta con dieciséis episodios repartidos en dos temporadas no es otro que Mike Judge, el genio creador de series tan icónicas como ‘Beavis and Butthead’, ‘El rey de la colina’ y ‘Silicon Valley’. Y en esta ocasión, Judge ha decidido homenajear a muchos de los pioneros de la música americana que además de haber roto barreras artísticas, quebrantaron más de una ley, experimentaron con todas las drogas disponibles a su alcance y acabaron en más de una ocasión entre rejas.

Mike Judge es el creador de series tan icónicas como ‘Beavis and Butthead’, ‘El rey de la colina’ y ‘Silicon Valley’

Personajes del country —como Jerry Lee Lewis, George Jones y Tammy Wynette, Billy Joe Shaver, Waylon Jennings y Blaze Foley—, y del funky —como Rick James, Bootsy Collins, Betty Davis y James Brown—.protagonizan este viaje por dos de los géneros más genuinamente americanos. Una serie original que además sirve como puente de entrada a una música bastante desconocida para el público español. Y Judge ha elegido sabia y novedosamente el formato de animación ya no sólo para recrear los momentos clave de la trayectoria lisérgica y criminal de estos grandes nombres de la música —evitando recurrir a las sonrojantes recreaciones tradicionales—, sino también durante las entrevistas de aquellos músicos que compartieron ‘tour bus’ de gira con los protagonistas y fueron testigos de sus anécdotas cumbre. Una joya escondida y merecedora de ser recuperada en estos tiempos de encierro y cuarentena.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios