cine comprometido

Costa-Gavras, el segundo Premio Donostia del 67.º Festival de Cine de San Sebastián

El cineasta francés recogerá el galardón antes de proyectar 'Adults in the room', su adaptación de las memorias de Yanis Varoufakis

Foto: Costa-Gavras, premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián (EFE)
Costa-Gavras, premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián (EFE)

Si el primer Premio Donostia llevaba el nombre de Penélope Cruz, este lunes se ha conocido el nombre del que se llevará el segundo galardón en el marco de la 67.ª edición del Festival de Cine de San Sebastián: Konstantinos Costa-Gavras. El cineasta francés, que recogerá el galardón antes de la proyección especial de su adaptación de las memorias de Yanis Varoufakis, ve en este premio un reconocimiento al "cine comprometido", gracias a obras como 'Z', 'Missing' o 'Le capital', con la que optó a la Concha de Oro hace ya siete años. Desde la organización del festival lo han definido como "uno de los mayores exponentes del cine político y de denuncia social del último medio silog", con cerca de una veintena de títulos que "han servido para poner el dedo en diversas llagas", desde dictaduras a purgas políticas, pasando por el racismo o los desastres provocados por el mundo financiero.

El pasado mes de mayo ya se anunció que el primer premio Donostia del festival iría dirigido a Penélope Cruz, que este año será "doble protagonista" en el certamen: además de recibir este galardón honorífico será la imagen del cartel oficial de la próxima edición del festival. Costa-Gavras recogerá su premio el 21 de septiembre, en una gala celebrada en el Teatro Victoria Eugenia, donde se proyectará su último largo, 'Adults in the room', película que ha contado con una subvención de medio millón de euros desde el Gobierno griego. Esta subvención, de hecho, suscitó numerosas críticas en las redes sociales, muchas de ellas acusando al Gobierno eheleno de despilfarrar dinero público.

La película vivirá su estreno mundial en la Mostra de Venecia, donde será distinguido también con el premio Jaeger-LeCoultre por ser "uno de los grandes cineastas de la modernidad". Nacido en 1933 en Loutra-Iraias (Grecia) como Konstantinos Gavras, a los 22 años abandonó su país de origen para instalarse en París y estudiar Literatura en la Sorbona. Tras graduarse en el Instituto de Estudios Superiores Cinematográficos (IDHEC), trabajó como asistente de dirección de eminentes realizadores galos como René Clair, René Clément, Henri Verneuil, Jacques Demy, Marcel Ophüls, Jean Giono y Jean Becker.

"Uno nunca olvida el lugar donde nació, especialmente si es un país como Grecia", aseguró el propio cineasta galo, en declaraciones recogidas en la página web del festival. "Huí de allí porque todo lo que se ofrecía a los jóvenes de mi clase social era una vida de sumisión a una democracia teocrática. Como inmigrante, Francia me permitió superar mis sueños más locos. Mi sentimiento 'griego' volvió a apoderarse de mí cuando los Coroneles tomaron el poder. La expresión de mi residencia personal fue 'Z'", añadió. El año pasado ya fue premiado con el premio honorífico de la Academia del Cine Europeo, un galardón "a un destacado director y a una personalidad con una fuerte voz política, profundamente respetada no solo por sus colegas sino también por el público de todo el mundo".

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios