ENTREVISTA

Carolina Durante y Cariño frente a frente: "¡Qué putada ser nuestros ex!"

Entrevistamos a los dos grupos más pujantes de la música española actual que actuarán este sábado 25 de mayo en el Festival Tomavistas de Madrid

Foto: Los miembros de Carolina Durante
Los miembros de Carolina Durante

Nos citamos a mediodía en la Plaza del Dos de Mayo, centro de Malasaña. Se acaban de cumplir diez años de la muerte de Antonio Vega, líder de Nacha Pop y patrón oficioso de este barrio. Pero si él cantaba que “no se acaban las calles”, tampoco han dejado nunca de surgir bandas alrededor de estos bares, que es como decir desde el corazón de las madrugadas madrileñas. Hemos quedado con Carolina Durante, estrellas ascendentes de la música independiente española (o al menos de su sonido: ya han fichado por Universal) y con las Cariño, grupo que recupera la ironía y el espíritu divertido de las bandas de principios de los años dos mil, cuando la frivolidad estaba permitida porque todos pensábamos que España iba a ser otra cosa.

Carolina Durante: vuelven las guitarras

Carolina Durante son Diego, Mario, Martín y Juan, respetando el orden clásico y quizá injusto (voz, guitarra, bajo, batería). Subieron su primer single a Youtube a principios de 2017 y no han hecho más que crecer. Desde el principio muchos vieron en ellos la posibilidad de un eslabón entre la música que llega al gran público y todas las bandas recientes (con las que compartían el sello Sonido Muchacho: Kokoshca, Mujeres…) con un sonido similar y con éxito solo en un circuito muy específico de festivales y salas. En los últimos años, para el pop de guitarras ha existido una especie de techo de cristal: después de los elogios de la prensa musical, de sonar a todas horas en Radio 3 y de haber conseguido una base de seguidores lo suficientemente amplia como para girar por toda España, resulta imposible vivir de la música.

La música urbana y el trap llenan todas las listas de éxitos y los ingresos que proporcionan las plataformas como Spotify son paupérrimos. Los miembros de grupos de prestigio y con más de diez años de carrera como McEnroe o Los Punsetes reconocen que dependen de trabajos más convencionales, y muchas veces precarios, para seguir tocando, y hace ya años que lo que suena en las salas de conciertos no es ni lo que más se escucha, ni lo más rentable. Carolina Durante, asomados con asombro a su propio fenómeno, parecen llamados a invertir esta tendencia.

Primero vino el lanzamiento de 'Cayetano' en marzo de 2018, un single cuya letra (“todos mis amigos se llaman Cayetano, no votan al PP, votan a Ciudadanos”) satiriza las costumbres y los mitos de muchos jóvenes de clase alta. La recepción de esta canción no fue la que esperaban: parte del público sobre el que ironizaban (fans, por ejemplo, de Taburete) se apropió de ella como himno, consciente o no de que se trataba de una parodia. Después de un verano ya lleno de conciertos, en octubre se desató la locura: en 'Perdona (Ahora Sí Que Sí)' colaboraban con Amaia Romero, la ganadora y estrella de Operación Triunfo y lo hacían además elaborando una versión de un tema de Marcelo Criminal, un jovencísimo músico murciano prácticamente desconocido hasta ese momento. Así, como señaló el crítico José Sanz, se ponían en contacto, en una colaboración inédita, figuras de tres niveles de popularidad y de ambición absolutamente distintos. Bastantes seguidores de Amaia empezaron entonces a interesarse por Carolina Durante y es posible que unos cuantos fans del grupo madrileño empezaran a seguir a Marcelo Criminal.

A día de hoy, Carolina Durante acaban de sacar su disco homónimo, el primero, y tienen fechas cerradas en festivales hasta octubre, cuando comenzarán su gira por salas.

Cariño: canciones pop de amor

Cariño son María, Paola y Alicia. Publicaron su primer disco, 'Movidas', en noviembre de 2018 y muy pronto agotó su corta tirada de quinientas copias. Poco después confirmarían conciertos en los principales festivales de España (Warm Up en Murcia, Tomavistas en Madrid, Primavera Sound en Barcelona o FIB en Benicàssim). En Murcia les tocó actuar a la vez que Noel Gallagher y frente a su escenario había congregada una multitud que coreaba sus canciones mientras a lo lejos se escuchaba la voz del que fuera líder de Oasis sin que nadie le prestara la menor atención. Las ocho canciones de su disco hablan de amor y suenan como los grupos más divertidos del indie de hace un par de décadas: Fresones Rebeldes y Meteosat.

Alicia, Paola y María, de Cariño
Alicia, Paola y María, de Cariño

Ellas mismas, en la versión que hicieron del éxito de C. Tangana 'Llorando en la limo' (adaptada a “llorando en Vespinos”) declaran “Dios bendiga el tontipop, Dios bendiga a Family” haciendo explícitas sus referencias y su nostalgia. Sus letras están escritas desde una inocencia afilada y crítica que es la de quienes recogen todos los mitos del amor romántico pero son capaces tanto de usarlos a su favor como de darles la vuelta.

Todas estas cualidades se condensan en su éxito 'Bisexual', canción bailable y de aparente candidez que, sin embargo, pretende transmitir un mensaje de normalización de la libertad sexual por desgracia todavía (o quién sabe si de nuevo) necesario.

Jóvenes

A las doce y media hemos conseguido reunirnos al sol de Madrid todos menos María Talaverano, que no ha podido venir debido a un problema personal sin importancia. Algunos tienen resaca y recurren a la Coca-Cola, otros están dispuestos a pedir las primeras cervezas del día aunque se advierten a sí mismos que es mejor no empezar a liarse durante la primera mitad de la semana. Todos están en torno a los veinticinco años y eso es ser muy joven en un mundo, el de la música independiente, de adolescencias infinitas. ¿Es la juventud una ventaja a la hora de escribir canciones (muchas experiencias significativas quedan más cerca) o es una desventaja frente a los que tienen más recorrido?

Carolina Durante en concierto
Carolina Durante en concierto

Alicia tiene claro que a medida que te haces mayor todo te afecta menos porque son más las cosas por las que has tenido que atravesar, así que alguien joven vive sus experiencias con mayor intensidad. Diego cree que la única manera de llegar a la gente joven es desde una edad parecida a la suya y Paola coincide: “letras como las nuestras sólo te las crees de alguien de nuestra edad”. Martín y Mario matizan y ponen como ejemplo a La Estrella de David, el proyecto de David Rodríguez (Beef, La Bien Querida) que supera ya los cincuenta y ha sacado un disco muy sentimental: todo depende de cómo se cuente lo que se cuenta.

Nos interrumpen para pedirnos colaborar con la ONG Músicos por la paz y Diego bromea: “nosotros somos músicos por la guerra”. Tras esto, creo que será mejor que sean las Cariño quienes hablen sobre amor y romanticismo, tan presentes en sus temas:

—El amor está estructurado desde fuera y eso te jode —empieza Alicia—, pero al final te ilusiona igual.

—Por eso las letras son irónicas, porque son conscientes del amor tóxico y se burlan de él, aunque nunca se puede escapar del todo —termina Paola.

El amor está estructurado desde fuera y eso te jode pero al final te ilusiona igual

Del amor pasamos a la política y Paola sigue con ganas, se nota que domina el tema: “Siempre que haces algo relacionado con el arte te posicionas. Desde las letras que escribes a la ropa que llevas y de un tiempo a esta parte la situación social de mucha gente ha empeorado.” También apuesta por normalizar todas las opciones sexuales y duda entre si esto es algo que se debe reivindicar directamente —ahí está su tema 'Bisexual'— o basta con dejar ver lo que antes se ocultaba. Diego está de acuerdo y de alguna manera percibe que la mentalidad de la gente también ha cambiado en los últimos años: hay más conciencia de los problemas sociales y ninguna expresión artística puede mantenerse al margen de eso, aunque su grupo no sea especialmente reivindicativo.

A la deriva

Carolina Durante sacaron hace meses el single '300 golpes' y recientemente la canción 'Cementerio: el último parque', que habla de acudir a los camposantos con actitud festiva: se trata de aceptar lo inevitable y saber manejar el sufrimiento. Regresamos de lo colectivo hasta lo personal y les pregunto si últimamente han sufrido muchas fatalidades. Martín se explaya: “llega un momento en el que parece que todo el mundo está muy a la deriva, tienes que tomar decisiones y te arriesgas a tomarlas malas, de hecho tienes muchos colegas que toman malas decisiones, así que les va mal o fatal. Surge la angustia porque las cosas tienen consecuencias.” Y sigue Mario: “es que hasta los veinte es como si la vida fuera por un carril y de repente te encuentras con que te las tienes que arreglar tú solo”. Termina Diego: “no es por falta de drama en la adolescencia porque anda que no he vivido yo montañas rusas, pero esto es otra historia”.

Alicia y Paola de Cariño, en concierto
Alicia y Paola de Cariño, en concierto

Después de este momento de introspección conviene tratar cuestiones más animadas, así que quiero saber cómo y para qué empezaron a tocar, porque al menos la 'Canción pop de amor' de Cariño suena a venganza: “voy a triunfar para sonar en la radio para que me tengas que escuchar”.

—Pensábamos que no iba a escucharnos nadie —dice Alicia—, así que no había ningún mal sentimiento detrás, era tocar para pasarlo bien y pasar las canciones a nuestros colegas.

—Nosotros igual —sigue Diego— pero ahora que lo pienso cuando esto del grupo empezaba yo salía con una chavala y justo lo dejamos cuando empezaba a despegar. Y ahora sus amigas cantan nuestras canciones y todo eso.

—¡Qué putada ser nuestros ex! —cierra Paola.

Martín recuerda que Carolina Durante ha tocado todas sus canciones en directo antes de grabarlas, y que sus conciertos empezaron a llenarse mucho antes de salir su disco, mientras que las Cariño han seguido el proceso inverso: a raíz de un disco de éxito han tenido que pulir sus directos.

'Los cayetanos' (así se refieren a los jóvenes de aspecto pijo que protagonizan uno de sus éxitos) los tratan con mucho cariño

Seguimos charlando sobre lo que supone la fama. Diego dice que, desde que tiene el grupo, ha cambiado mucho la manera en que la gente lo trata: son más majos, se quedan con tu cara y personas con las que antes te cruzabas y apartaban la vista ahora te saludan efusivamente. Esto tiene mucho que ver con un nuevo tipo de amistad que no lo es del todo: personas a las que sueles ver por la noche y además tienes en redes sociales pero con las que no compartes intimidad. Algo de esto hay en la canción de Carolina Durante 'Nuevas formas de hacer el ridículo', que critica la hipocresía en las redes sociales. En cualquier caso, están muy contentos con la respuesta de su público (critican más bien a una parte de la escena musical, hay quien ha visto en esta letra una referencia al escándalo que protagonizó Mikel Izal) y dicen además que “los cayetanos” (así se refieren a los jóvenes de aspecto pijo que protagonizan uno de sus éxitos) los tratan con mucho cariño.

La noche

Ahora que hemos empezado a hablar de las cosas que pasan por la noche (y que tan bien retrata la canción 'La Noche de los muertos vivientes') podemos detenernos un momento para mencionar los locales por los que se mueve toda esta nueva generación de músicos y creadores madrileños. Lo dijimos de broma y vamos a probar: a ver si mencionándolo en la entrevista Pepe, que regenta el Tempo II en la calle San Bernardo, nos invita a algo. Y es que si hubo Penta y después se puso de moda el Tupperware, ahora es imprescindible frecuentar el Tempo II, que se ha convertido desde hace algunos años en el lugar de encuentro de bandas como los mismos Carolina Durante, las Cariño, los Punsetes, Cosmen Adelaida y muchas otras. Este bar tranquilo con estética de pub irlandés es un refugio para los que quieren charlar durante las noches de los viernes y los sábados y es parada obligatoria después de cualquier concierto. Los conciertos, eso sí, son en las salas de siempre: Siroco, el Sol o Galileo Galilei. Y después, cuando cierra el Tempo, lo más normal es volver a alguna de ellas, porque siguen abiertas hasta las seis, o probar a pasar por el Lucy in the Sky, otro de los garitos predilectos.

De lo que ocurre más allá de las seis de la mañana tanto las Cariño como los Carolina Durante prefieren no hablar. Dicen que nunca se han cortado al escribir sus canciones, que no censuran sus letras aunque cuando, en palabras de Martín, “tienes opción de pasarte mil pueblos, como en Cayetano” eligen no ser ofensivos, porque no quieren hacer daño a nadie. Eso sí, para quedar mejor ante sus padres, hay una canción de uno de estos grupos en la que la palabra “salón” empezó siendo “after” que es como se llaman, ahora sí, esas reuniones que se prolongan durante toda el día en pisos de amigos después del cierre de todos los bares.

Pero no hay tiempo para todo y, de hecho, se quejan de que ahora que tienen éxito, salen menos por las noches que antes: es el sacrificio que exige tocar en grupos que de repente empiezan a recibir este nivel de atención. Todos tienen claro que no van a poder vivir siempre de dar conciertos, pero de momento, han tenido que aparcar el resto de sus proyectos (Mario quería estudiar moda, Martín quiere dedicarse a la escenografía, María escribe poesía, Diego estudia INEF…) para centrarse en la música. Y es que a veces tienen la sensación de que atienden a más compromisos de los que son capaces de manejar. “Mejor no cuentes mucho del concierto en Menorca”, me dice Juan, porque, por lo visto, algo raro les sucedió en el avión.

Ya no se usan libretas ni cuadernos: cada idea la apuntan en el móvil y muchas veces lo hacen directamente en el grupo de Whatsapp

Para ir terminando quiero conocer cuál es su forma de componer y de trabajar las canciones y todos coinciden en que ya no se usan libretas ni cuadernos: cada idea la apuntan en el móvil y muchas veces lo hacen directamente en el grupo de Whatsapp donde están todos los miembros de la banda. Así que todo comienza siempre con un mensaje de voz o un pequeño texto en Whatsapp y a partir de ahí, cuando se reúnen, empiezan a desarrollar o a corregir las letras, piensan una melodía y poco a poco añaden los instrumentos.

Voy despidiéndome y Mario me agradece que no les haya preguntado nada sobre Los Nikis, porque, aunque sean una referencia que les gusta, están un poco hartos de que la prensa los compare con ellos, cuando cree que no tienen tanto en común: “Eso de que nos parecemos a los Nikis no sé de dónde ha salido, porque luego todo el mundo nos dice que no tienen ni idea de por qué se dice eso”. Y entonces salta Alicia: “Y menos mal que no nos has preguntado cómo es ser un grupo de chicas”. Risas generalizadas y sigue Paola:

—Personalmente me molesta mucho que nos pregunten esto en las entrevistas.

—Pues como ser como un grupo de chicos, ¿no? —dice Diego.

—Si es que al final el machismo que hemos vivido es el de gente intentando preocuparse por el machismo que sufrimos.

—Eso es un poco terreno pantanoso —añade Mario.

—Al principio nos llegaron a decir que si éramos el proyecto de Martín —su productor—.

—También que no sabíamos tocar porque somos chicas.

—Pero eso no es porque seamos chicas, es porque no hemos aprendido. Es así.

Y como ninguno está muy seguro de saber tocar pero sí de que sus objetivos en la música no pasan por convertirse en virtuosos o ganar mucho dinero, sino por disfrutar y pasarlo bien, damos por cerrada la entrevista no sin antes ofrecer a Juan la oportunidad de añadir unas últimas palabras: “No hace falta decir nada más, loco”.

*Carolina Durante y Cariño actuarán el sábado 25 de mayo en el Festival Tomavistas de Madrid. Los primeros entraron con su disco directamente en la segunda posición de los más vendidos, solo por detrás de Alejandro Sanz, y Cariño presentaron su canción 'La Bajona', con un estilo más oscuro del habitual, el 13 de mayo en RTVE.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios