DE BIEBER A DEMI LOVATO

"Rezad por mí": Justin Bieber y la depresión que está devorando a los músicos jóvenes

El cantante ha anunciado en sus redes que sigue con depresión; como él, muchos músicos veinteañeros padecen enfermedades mentales como la suya, ansiedad o trastorno bipolar

Foto: Justin Bieber en 2016; un año después canceló su gira por atender a su salud mental (Reuters)
Justin Bieber en 2016; un año después canceló su gira por atender a su salud mental (Reuters)

“He estado pasándolo mal y sintiéndome muy desconectado y raro. Siempre consigo recuperarme, así que no estoy preocupado. Solo quería hablaros y pediros que recéis por mí. Dios es leal y vuestras plegarias son escuchadas”. Es el grito de ayuda que Justin Bieber publicó hace pocos días en sus redes sociales. El cantante, de 25 años y con fama mundial desde los 15, arrastra una depresión desde hace tiempo pero no es un caso aislado en la industria musical.

El mes pasado, la revista People confirmaba que Bieber estaba recibiendo tratamiento para la depresión. En una entrevista para Vogue, el propio Bieber confesaba hace poco que alcanzar la fama desde muy joven le volvió muy arrogante y ya entonces usaba Xanax para tratar su ansiedad. También se abrió en 2015, cuando aseguró identificarse con Amy Winehouse en la época en la que la artista, que murió con 27 años, entraba en una espiral sin control. “Estaba deprimido todo el tiempo”, dijo a NME. “Solo quiero que la gente sepa que soy humano, que estoy luchando para pasar los días”.

En 2017 el cantante decidió parar y canceló su gira mundial ‘Purpose’ para ocuparse de su salud mental. “Me deprimí mucho en la gira”, aseguró. “Estaba solo, necesitaba algo de riempo”. En la publicación, Bieber también se sinceró sobre su familia. “Mi madre estuvo deprimida gran parte de mi vida y mi padre tiene problemas de ira”.

Me deprimí mucho en la gira. Estaba solo, necesitaba algo de tiempo

La petición de ayuda de Bieber llega pocos días después de que Keith Flint, líder de The Prodigy, se ahorcara en su casa con 49 años. En 2017 también se suicidaron dos músicos que triunfaron en los años noventa. Tanto Chester Bennington, cantante de Linkin Park, y Chris Cornell, cantante de Soundgarden, decidieron quitarse la vida. Sin embargo, antes de las palabras de Bieber han saltado al ojo público casos similares de depresión o ansiedad por parte de otros músicos, la mayoría de ellos rondando la veintena y con una fama que llegó muy pronto. Entre ellos, Zayn Malik -ex One Direction, una de las boybands más exitosas a nivel mundial-, Demi Lovato o Selena Gómez.

Ansiedad, suicidio y psiquiátricos

Zayn Malik, de 26 años, formó parte de One Direction, el grupo salido de The X Factor británico y que coleccionó con facilidad números uno desde que saliera a la luz su primer álbum de estudio ‘Up all night’. En 2015, Malik comenzó su carrera en solitario. Un año después, aseguraba haber tenido el peor ataque de ansiedad de su vida. “La ansiedad que me ha estado persiguiendo los últimos meses se ha llevado lo mejor de mí”, escribió en un comunicado en el que se disculpaba por cancelar su próximo concierto. Sus ataques de ansiedad comenzaban a impedirle actuar. “Sé que los que sufrís ansiedad me entenderéis”.

“Es una constante batalla contigo mismo”, aseguró Malik. En su biografía, relató el ataque de ansiedad que le golpeó “como un tren”. “Enfermé, no podía respirar. Intenté salir de mi casa para subirme a un coche y que me llevase al estadio, pero solo podía moverme un poco antes de golpearme contra un muro imaginario”.

[La tumultosa vida de Selena Gómez, la 'niña Disney' ingresada en un psiquiátrico]

A finales del año pasado, Selena Gómez, también de 26 años, fue forzada a internarse en un centro psiquiátrico después de una crisis emocional. “Tuvo unas semanas muy difíciles y el ataque de pánico fue la gota que colmó el vaso”, dijo a la revista People una fuente cercana. La cantante, que había sido ingresada en el hospital, tuvo un derrumbe emocional al no recibir el alta e intentó arrancarse las vías intravenosas del brazo.

Selena Gómez tuvo un derrumbe emocional al no recibir el alta e intentó arrancarse las vías intravenosas del brazo

Gómez, que pasó dos meses internada, se sometió a una terapia conductual dialéctica para tratar sus trastornos de salud mental, según publicó a principios de este año el portal TMZ. El pasado mes de enero, la cantante aún debía seguir en contacto con los especialistas. “Aún no está lista para meterse de lleno en el trabajo”.

No fue la primera vez que Gómez tuvo que recibir ayuda psiquiátrica. En 2014, la exchica Disney pasó dos semanas en rehabilitación por abuso de alcohol, marihuana y fármacos después de su ruptura con Justin Bieber.

Imagen del cambio físico de Lovato compartida por ella misma. (Instagram)
Imagen del cambio físico de Lovato compartida por ella misma. (Instagram)

“Deseo que la gente entienda que el cerebro es el órgano más importante del cuerpo. Solo porque no puedes ver una enfermedad mental de la misma manera que un hueso roto no significa que no sea tan devastadora y dañina para una persona”. Es una frase de Demi Lovato. La artista, también en la veintena, ha tenido que lidiar durante toda su vida con altibajos constantes en su salud mental, desórdenes alimenticios o intentos de suicidio y ha tenido que ser ingresada varias veces por sobredosis.

La cantante siempre ha hablado abiertamente de sus problemas. “Sí, soy bipolar”, admitió. “Pero no me gusta que me pongan esa etiqueta. Es una enfermedad que tengo, no quien soy”. Lovato ha asumido que vivió con demasiada prisa sus inicios en la fama y sus adicciones no tardaron en llegar, algo potenciado también por el abuso que sufrió durante sus años en el colegio. “La primera vez que contemplé la idea del suicidio fue cuando tenía siete años. Tenía fascinación por la muerte”, aseguró en el programa Dr. Phil. “Me dejaba llevar por la tristeza. Sentía soledad y depresión”.

Demi Lovato: "La primera vez que contemplé la idea del suicidio fue cuando tenía siete años. Tenía fascinación por la muerte"

Halsey, una de las artistas más prometedoras de la industria, ha vivido experiencias similares. En una entrevista con Billboard, la cantante aseguró que durante su etapa en el instituto sufrió 'bullying' y se sentía incomprendida. Cuando tenía diecisiete años, ha dicho, trató de suicidarse: “Intenté matarme”. Después del intento, la enviaron a un hospital psiquiátrico.

Al igual que Lovato, Halsey también ha sido diagnosticada con un desorden bipolar. “Me hace ser muy empática, siento mucho todo a mi alrededor”, dijo a la revista Elle. Aunque la gran mayoría de los músicos que sufren ansiedad o depresión entran en este marco de fama temprana y corta edad, otros como Lady Gaga, Janet Jackson o Bruce Springsteen también lidian cada día con sus enfermedades mentales.

Halsey, este año (Reuters)
Halsey, este año (Reuters)

En un estudio publicado por Help Musicians UK en el que participaron más de 2000 músicos “el 71% piensa que ha sufrido ataques de pánico o altos estrés de ansiedad, mientras que el 69% asegura haber sufrido depresión”. De los encuestados que aseguraron haber tenido problemas de salud mental, el 57% no había recibido tratamiento y para el 53% es difícil encontrar ayuda.

Para la doctora Tara Whyne, como comenta a la publicación The National, los artistas jóvenes pueden ser fácilmente influenciados por el estrellato y la fama y no ser conscientes de que no todo lo que se les ofrece es bueno. “Esto puede llevarles a sentirse perdido y saturados y a perder la conexión con ellos mismos y con otros, lo que les hace particularmente vulnerables a los problemas de salud mental”.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios