centenario de su nacimiento

De Sitges al Retiro: ruta por la vida de Mingote en el centenario de su nacimiento

El dibujante, escritor, periodista y académico Antonio Mingote, fallecido en 2012 a causa de un cáncer hpeático, habría cumplido 100 años este 17 de enero

Foto: Un libro con dibujos de Antonio Mingote. (Efe)
Un libro con dibujos de Antonio Mingote. (Efe)

Antonio Mingote fue una de las personalidades más reconocidas del país durante el siglo pasado. Su faceta de periodista y escritor era muy conocida, sin embargo, fue con sus viñetas de humor gráfico, en las que retrataba en el diario ABC la vida cotidiana de la España del centenario pasado con las que llegó, y se ganó, al gran público antes de ocupar el sillón 'r' en la Real Academia Española.

Antonio Mingote en 2010. (Efe)
Antonio Mingote en 2010. (Efe)

Su vida está ligada a la prensa, a las letras y al arte. Mingote (Sitges, 1919 - Madrid, 2012), que hoy habría cumplido 100 años, estaba libre de enemigos y su carácter y su trabajo le convirtieron en todo un referente del humor gráfico, por eso, en el centenario de su nacimiento, realizamos una ruta por lo que fue su vida profesional y personal así como por sus grandes aportaciones a la historia del humor gráfico en el país.

Como pocos, de Sitges

Su nombre completo era Ángel Antonio Mingote Barrachina, aunque popularmente se le conocía solo como Mingote, apelativo con el que firmaba todas sus viñetas en el diario ABC. Nació en Sitges, Barcelona en el seno de una familia muy ligada a la cultura: su padre, Ángel Mingote, era músico y su madre, Carmen Barrachina, escritora. Mingote estaba orgulloso de sus orígenes, y durante su vida bromeó en varias ocasiones alardeando de que nacer en Sitges era importante. "No crea que hay mucha gente que ha nacido en Sitges", llegó a asegurar en su última entrevista, recogida por el diario ABC.

Daroca, Teruel y ¿Calahorra?

La infancia del popular dibujante está íntimamente ligada a Aragón. la comunidad autónoma en la que nació su padre. Allí creció entre Calatayud, de donde aseguraba no tener apenas recuerdos, Daroca y Teruel, siendo esta última ciudad donde estudió con los Hermanos de las Escuelas Cristianas así como el lugar donde a dónde fue al instituto.

Sobre Daroca, Mingote también habló. "Mis recuerdos empiezan a precisarse en Daroca. La montaña, el pinar, las murallas, el castillo... Yo quiero mucho a muchos sitios, pero quiero mucho a Daroca, y quiero mucho a Teruel, y quiero mucho a San Pedro de Alcántara. ¡Y quiero mucho a Calahorra donde no he estado en mi vida! También la quiero. ¿Por qué no? Frente al balcón de mi casa en Daroca estaba la muralla; bueno la muralla... La palabra muralla es muy ampulosa. No sé yo si... Es una tapia medieval hecha con cascotes y tal, bueno unos pedazos de piedra, otros de adobe... Y un castillo, eso sí; está el castillo de San Cristóbal, la torre de San Cristóbal enfrente...", contaba Mingote, haciendo gala de su sentido del humor y declarándose así enamorado de muchos de los pueblos del país.

Mingote creció en Aragón, pero fue en Madrid donde desarrolló su carrera profesional, colaborando 60 años con el diario ABC


Con Daroca, además, tenía otra unión. En 2011 y pocos años antes de que el rey Juan Carlos I pasase el relevo a su hijo Felipe VI, el monarca le concedió a Mingote un título nobiliario bajo la nomenclatura de Marqués de Daroca, de quien el dibujante y académico fue el primer titular.

A dibuar a Guadalajara

A los 17 años Alberto Mingote ingresó obligado en el ejército con el estallido de la Guerra Civil española, donde entró en la Academia de Transformación de Infatería de Guadalajara, donde alcanzó el rango honorífico de teniente coronel . Mingote, calificó la guerra civil como "lo más horroroso del mundo" aunque fue durante sus años en el ejército, cuando empezó a dibujar y donde conoció a Juan García Vinuesa. "En el Ejército conocí a mi amigo Juan García Vinuesa, que me llevo a la agencia Clarín y de ahí a ABC", contaba el cómico y miembro de la Real Academia que colaboró con este medio durante 60 años.

Hasta llegar a Madrid

Después de unos años de universitario en Zaragoza, donde inició la carrera de Filosofía que jamás terminó, Antonio Mingote se trasladó a Madrid, ciudad en la que vivió gran parte de su vida. Allí el dibujante inició su carrera en la revista de humor gráfico 'La Codorniz', donde dio sus primeros pasos en la capital para pronto, para siete años después pasar a colabora con el diario ABC, con quien trabajó hasta su muerte, el 3 de abril de 2012.

Viñeta de Mingote contra la Torre de Valencia
Viñeta de Mingote contra la Torre de Valencia


Entremedias, el que está considerado como uno de los últimos intelectuales, tuvo tiempo para muchas cosas. Con su firma se pueden encontrar muchas publicaciones, entre las que destaca 'Hombre solo', un volumen sin palabras en el que, a base de trazos negros sobre fondo blanco el grafista e humorista es capaz de estremecer y conmover profundamente al lector.

Una vez ya en Madrid, si quiere seguirse el rastro de Antonio Mingote, no se puede pasar por alto la Real Academia Española. El 2 de enero de 1987 se le concedió un sillón en el salón de plenos del número cuatro de la calle Felipe IV de la capital, sede de la Real Academia Española. Allí, Mingote asumió la 'r' empezando una trayectoria de reconocimiento vital y académico que le llevó a ganar, entre muchos otros méritos, la Medalla de Oro al Mérito Artístico en 1988, la Medalla de Oro de las Bellas Artes en 2002 y a asumir la presidencia de honor del Instituto Quevedo del Humor en 2012.

Monomento a Antonio Mingote en el parque del Retiro. (Ayuntamiento de Madrid)
Monomento a Antonio Mingote en el parque del Retiro. (Ayuntamiento de Madrid)

También es un imprescindible en esta ruta el parque del Retiro. El parque más famoso de la ciudad de Madrid tiene un alcalde honorífico y este no es otro que Antonio Mingote. En 1982 el por entonces alcalde de Madrid, Enrique Tierno Galván nombró a Mingote alcalde honorífico del parque después de que este lo ilustrara en varias de sus viñetas publicadas en ABC. Poco más de dos años después de su muerte, se instaló junto a la puerta de Hernani del conocido parque una estatua de Antonio Mingote que todavía se puede visitar.

La última parada, y sin duda una de las más importantes en la capital de Mingote, es el Museo ABC. Allí, en pleno centro de la capital, además de las obras expuestas en las exposiciones itinerantes, la entidad guarda los originales de varias obras de Mingote como parte de su colección propia que se pueden vistar para recordar al como era asegura el amigo del periodista e ilustrador, Julio Rey, en una entrevista concedida a la agencia Efe con motivo del centenario de su nacimiento, "Zeus de nuestro universo clásico". Aunque para realmente llegar hasta lo más profundo del artista, Rey advierte de que la mejor manera, es leer 'Hombre solo'.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios