actual director de radio 3

"Trepa", "censor"... ¿Por qué Tomás Fernando Flores genera tanto rechazo en la cultura?

El candidato a director de RTVE es cuestionado por varios de sus compañeros

Foto: Tomás Fernando Flores. (EFE)
Tomás Fernando Flores. (EFE)

Nada más conocerse que Tomás Fernando Flores (Puertollano, 1961) era candidato a presidir Radio Televisión Española, artistas y excompañeros compartieron de manera inmediata su rechazo en redes sociales. El mensaje más duro fue el de Diego A. Manrique, el crítico musical más prestigioso de España. Su tuit, nada ambiguo, denunciaba lo siguiente: “Moncloa vuelve a equivocarse. Tomás Fernando Flores entró en Radio 3 como recomendado del aparato franquista (lo vi, estaba allí). Un artista del trepar. Incapaz de asumir críticas. Un ego monumental. Dos o tres ideas prendidas con alfileres. Como jefe, utiliza la política del terror y la censura”.

El nombramiento de Flores ha quedado finalmente garantizado la tarde del miércoles.

Duras palabras, sin duda, pero compartidas por un buen número de profesionales que han trabajado con Flores. No es una opinión personal de Manrique, sino que es compartida por otros profesionales de larga trayectoria, entre ellos Jesús Ordovás y Javier Gallego 'Crudo', que guardan un pésimo recuerdo de su etapa junto a Flores. Por cierto, el mensaje de Manrique tuvo 2.330 retuits y más de 2.000 'me gusta' en 48.

Impuesto por la dirección franquista

El legendario locutor Jesús Ordovás abunda en las opiniones negativas de Manrique. De hecho, interrumpe sus vacaciones en Dénia para atendernos. “No creo que sea la persona indicada para presidir RTVE. He trabajado con él desde que en 1983 le impusieron en mi programa, 'Diario pop'. La directiva de Radio Nacional, que estaba allí desde el franquismo, le colocó a dedo como recambio de Diego Manrique, que dejaba el programa. Me dijeron que había un chaval a quien tenía que incorporar. Yo no le conocía de nada. 'Son órdenes de arriba', me indicó Victorino del Pozo, un jefe que venía de ‘Mundo Joven’, conocida revista del Opus Dei. Ese era el modo de funcionar en la dictadura. Le pregunté a Flores qué sabía hacer y contestó que le gustaba el rap, pero enseguida me di cuenta de que no tenía cultura suficiente para el puesto, ya que el ‘Diario pop’ exigía bagaje en varios estilos”, recuerda. El pasado martes, el diario digital 'El Español' publicaba un perfil donde se revelaba que el padre de Tomás Fernando Flores ocupaba un importante puesto en el departamento de Recursos Humanos de la inmobiliaria que más tarde se convertiría en ACS, uno de los gigantes del sector.

Como periodista, su trayectoria es ir de despacho en despacho intentando maniobrar para lograr influencia

Ordovás sigue su semblanza del personaje: “La vida de Tomás en el programa consistía en pasearse por diversas discográficas exigiendo y presionando para que le cedieran discos en exclusiva. También se dedicó a hacer contactos y amistades para intentar que me echaran del programa, cosa que no consiguió, al menos en su primer intento. Como periodista, su trayectoria es ir de despacho en despacho intentando maniobrar para lograr influencia. Una persona que se ha comportado así no está a la altura de Radio Televisión Española”. Mientras dirigía el programa 'Siglo 21', Flores fue editor de al menos siete discos recopilatorios con EMI, entre 1997 y 2007, bajo la marca Siglo 21. Tener un programa en la radio pública y hacer negocios con discográficas privadas supone o bien conflicto de intereses o una enorme falta de elegancia.

Despido por envidia

Ordovás recuerda también el sospechoso buzón de voz de 'Siglo 21'. “Solo emitía chorradas y tonterías. Dejaba algún mensaje de los oyentes sobre conflictos internacionales, pero casi nunca de problemas de nuestro país, para no molestar a ningún político con poder aquí. El momento más evidente fue que no emitiera ninguna queja de oyentes por la supresión de ‘Carne cruda’, cuando las redes sociales bullían de rabia por aquella decisión. Es imposible, absolutamente imposible, que nadie del público de Radio 3 se animara a comentarlo en su buzón. Tampoco aparecían nunca cuestionamientos a Radio 3 o a su programa. Me parece un buen ejemplo para que los estudiantes de periodismo descubran cómo se censuran las llamadas”, explica. Ordovás opina que el cese de ‘Carne cruda’ tiene que ver con que “precisamente era el programa de estaba haciendo sombra al de Flores en términos de popularidad. También tendría que ver que con un espacio así en la parrilla era más complicado que el PP le fuera a mirar con buenos ojos”.

Me echó con mentiras sobre dineros que después intentó hacer creer. Pocos se lo tragaron. A nadie se le escapaba que era una purga política

Javier Gallego, director de ‘Carne cruda’, también se ha sumado a los críticos con el ascenso de Flores. “No suelo prodigarme aquí para dejaros mis sentires, pensares y pesares. Pero dejadme que hoy me desahogue brevemente: PSOE y Podemos han pactado que el nuevo presidente de RTVE sea Tomás Fernando Flores, el director de Radio 3 que lo primero que hizo tras su nombramiento fue eliminar ‘Carne cruda’ de la emisora. Lo hizo además por la espalda, con una puñalada trapera, después de asegurarme que el programa continuaría, que me fuera tranquilo de vacaciones. Cuando estaba lejos, a dos días de volver, me echó con mentiras sobre dineros que después intentó hacer creer. Pocos se lo tragaron. A nadie se le escapaba que era una purga política de un programa que se había posicionado con la calle y el 15-M contra el poder. También hubo envidias personales del menda, para qué negarlo. Pobre de él”, explicaba ayer en Facebook. Poco después de ser despedido, en otoño de 2012, Gallego ganó un premio Ondas y fue fichado por la Cadena SER. Su programa terminó resultando demasiado radical para la emisora de Prisa y ahora se mantiene como cabecera independiente, gracias a donaciones de los oyentes, manteniendo un amplio equipo de colaboradores.

Censura rapera

Otro de los que mostraron su indignación por el posible ascenso de Flores es Ricardo Romero Laullón, alias 'Nega', la mitad del grupo hip-hop valenciano Los Chikos del Maíz. En su exitoso ensayo ‘La clase obrera no va al paraíso’ (2016), escrito junto a Arantxa Tirado, explica que un encuentro con su grupo en el programa especializado ‘La cuarta parte’ fue censurado por Flores: “Muy a regañadientes, la dirección aceptó la entrevista. El bueno del presentador (que llevaba años intentando entrevistar al grupo) se vio presionado en dos sentidos: la entrevista debía ser extremadamente neutra y evitar la discusión política y, no menos importante, la entrevista debía grabarse en diferido, y no en directo, por lo que pudiera pasar. Todo esto en la España de la UE, en una radio pública y en 2015. Se hizo la entrevista, se grabó y se habló únicamente de música. Pero la entrevista no se emitió y Los Chikos del Maíz siguen siendo el único grupo exitoso de hip-hop que no ha pasado por el programa”.

¿Son estas actitudes aceptables para un director de la radio y televisión públicas?

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios