arranca el 40 festival de teatro clásico de almagro

José Sacristán: "No me gusta el tufillo de la izquierda"

Cine, televisión y teatro no le dan tregua. El veterano actor recibe en plena forma este jueves el Premio Corral de Comedias con el que comienza la cita teatral manchega

Foto: José Sacristán recibe el Premio Corral de Comedias (Efe)
José Sacristán recibe el Premio Corral de Comedias (Efe)

Cumple en septiembre 80 años, pero José Sacristán se mantiene en plena forma. Está grabando 'Tiempos de guerra', una nueva serie de Antena 3; acaba de rodar la primera película de Pau Durà, 'Formentera Lady', y en septiembre retoma la gira de 'Muñeca de porcelana', de David Mamet, hasta junio. Entre todos estos compromisos, este jueves le espera uno señalado en rojo que le emociona especialmente: el Premio Corral de Comedias del Festival de Teatro Clásico de Almagro.

Con el homenaje al veterano actor arrancará la cita teatral manchega que este julio cumple su 40 aniversario. "Es impresionante lo que ocurre en Almagro. Es un acto de amor, me atrevo a decir, al teatro", asegura a El Confidencial. Cuenta Sacristán que el niño de Chinchón, su ciudad natal a la que siempre que tiene ocasión alude, le mira "contento y confiado" pero también "crítico" para que no se duerma.

Mucho ha llovido desde que se subiera por primera vez a un escenario con ​'La dama del Armiño', de Luis Fernández Ardavín. "Estaba la ronda de golillas y gente del pueblo, y yo era de la ronda de golillas. Salía y no decía nada. La primera vez que hablé en un escenario, dentro del grupo de Educación y Descanso, fue en 'Pigmalión'. Yo hacía de uno de los que están a la salida del teatro: el circunstante sarcástico se llamaba el personaje", recuerda. En Almagro debutó con 'Casa con dos puertas mala es de guardar', dirigida por Eugenio García Toledo, y con Don Quijote firmó su último papel en el festival. Ahora al Hombre de la Mancha le homenajean en tierras manchegas con casi 80 años y trabajando con la energía y el compromiso intactos.

PREGUNTA: ¿Qué le dice el niño de Chinchón ante un premio como el Corral de Comedias de Almagro?

RESPUESTA: Está contento y confiado. Está satisfecho de la labor realizada y el camino recorrido, siempre crítico, espabilando y dando caña, pero está contento.

P: Tras tantos años de carrera, no sé si uno mira hacia atrás con nostalgia o hace balance cuando llegan estos galardores. ¿Qué supone un premio como este?

R: Es un reconocimiento muy especial sobre todo porque está alejado de la cosa competitiva y teniendo en cuenta más el marco en el que ocurre esto, esta cosa prodigiosa que se llama Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro porque concurren no solamente voluntades y capacidades sino un acto de amor, me atrevo a decir, con el teatro. Ser señalado o reconocido dentro de un acontecimiento así no solo te halaga y satisface sino que supone un compromiso. Hay que hacerse responsable de recoger un premio así.

P: Supongo que en fechas especiales como estas Fernando Fernán Gómez, su maestro, estará muy presente en su cabeza.

R: Fernando está siempre. Afortunadamente tuve la ocasión de disfrutar de su amistad, de su compañía y de su consejo. Lo hago por puro egoísmo. He tenido la suerte de tener gente ahí, en ocasiones como adversario como era la figura de mi padre, que era un adversario formidable, y con Fernando no cabía la impostura. Recuerdo a Fernando por si alguna vez corro el riesgo de hacer más gilipolleces de las necesarias y pienso 'si estuviera aquí, la hostia que me pegaba'.

El actor José Sacristán durante la presentación de 'Muñeca de porcelana' en Barcelona (Efe)
El actor José Sacristán durante la presentación de 'Muñeca de porcelana' en Barcelona (Efe)

P: Y le llega en un momento estupendo. En septiembre cumple 80 años, retoma la gira de 'Muñeca de porcelana', acaba de rodar con Pau Durà y está con 'Tiempos de guerra'.

R: La verdad es que nunca me ha faltado trabajo. En ocasiones lo que me pagaban por él no era suficiente para cubrir mis gastos familiares, pero nunca jamás me ha faltado. Cuando la oferta cinematográfica no era muy interesante, he tenido musicales, zarzuela, televisión. Ahora fíjate que lo que más celebro es que el trabajo venga ofrecido por gente joven. El compartir, el discutir o pelearse con los jóvenes es muy gratificante y saludable porque además tienen talento, qué coño.

P: Dice que a veces el trabajo estaba mal pagado y recuerdo cuando habló al recoger el Premio Ceres hace dos años de esas pensiones donde subsistía con la familia, los 30 duros de salario y el trabajo en el Círculo de Lectores...

R: Ha habido épocas difíciles, pero afortunadamente no duraron mucho y fueron felizmente superadas. Si quieres que te diga la verdad, yo sabía que esto no iba a ser fácil. Estaba uno preparado y entrenado para afrontar las necesidades.

P: ¿Un premio como este es una ocasión para seguir reivindicando cultura?

R: Sí. Siempre. Uno procura o ha procurado mantener una actitud un tanto militante en defensa de la cultura y los principios de libertades en los que uno cree.

El IVA deja cadáveres por todas partes. Escenarios llenos de muertos deja este puñetero IVA

P: Por ejemplo, el IVA que por fin se baja pero solo a los espectáculos en directo pero no al cine. ¿Cómo recibe todo esto?

R: Pues cómo me lo voy a tomar, como un cachondeo más. Ahora retiran ese IVA vergonzoso como una especie de concesión y como diciendo 'qué generosos somos'. El IVA deja cadáveres por todas partes. Escenarios llenos de muertos deja este puñetero IVA. Y la gratuidad y arbitrariedad con la que deciden que el cine no informa de lo que es la sensibilidad en cuanto a la cultura de la gente que está en el Gobierno.

P: Pero visto con la perspectiva de los años y las políticas culturales, ¿da igual que gobierne un partido u otro?

R: Me jode decir esto pero en ocasiones así ha sido. De hecho, hay una cuestión importante en materia de cultura que es la torpe labor que se está desarrollando en el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo.

P: ¿Por qué cree que es torpe?

R: No lo sé, porque ha estado hasta ahora en manos de gente bastante torpe. Una prueba de ello es el cese de la señora esta que hasta ahora era responsable, era irresponsable, de cultura. No acaba de funcionar. El departamento de Cultura en el Ayuntamiento no acaba de estar a la altura de las circunstancias.

P: Siempre pensamos que la izquierda es más cercana o sensible a la cultura, que la va a entender y tratar mejor, y señala al Ayuntamiento y Celia Mayer, pero al final parece que siempre queda en segundo plano.

R: Igual uno le exige más a la izquierda y piensa que debe manifestar y tener actitudes más sensibles, más inteligentes y más en consecuencia. La exigencia que yo le hago a la izquierda es mayor, pero indudablemente, con las variantes correspondientes, no acaba de haber sensibilidad en los políticos. De hecho, si no van al teatro joder. Ni en un lado ni en otro acaba de haber la sensibilidad ni la atención debida a la cultura.

José Sacristán en 'Muñeca de Porcelana' (Efe)
José Sacristán en 'Muñeca de Porcelana' (Efe)

P: La última vez que hablamos fue por el estreno de 'Muñeca de porcelana' en Madrid en pleno debate de investidura y me dijo que tenía una "perplejidad expectante" ante la fragmentación de la izquierda. Tras todo lo que ha pasado estos meses, ¿cómo lo ve hoy?

R: Pues mal, mal. No lo veo bien, no, no. Bien es verdad que ya a punto de cumplir 80 años qué importa lo que uno piense o deje de pensar, pero no me gusta la deriva en la que se está... Ojalá este PSOE encuentre ahí su territorio, pero no me gusta el tufillo de la izquierda. No acaba de gustarme. No.

P: Tiene fama de no haberse callado nunca. ¿A esta edad uno se calla menos aún o se lo piensa cuando ve cosas como las condenas a tuiteros o boicots como el sufrido por Fernando Trueba?

R: Nunca hay que callarse, claro que no. Hay que manifestarlo y dar la cara. Callarse de ninguna de las maneras. Sí te digo a título personal que antes no me lo pensaba y ahora en ocasiones sí. Hay una sensación de tiempo que me queda de vida y tengo muchas cosas que hacer, que hay cosas que digo 'que lo resuelvan los jóvenes, se hagan cargo ellos y den la cara'. Y en ocasiones estoy de acuerdo, pero no voy a ser yo el que diga ahora que todo está mal y es una mierda. Desde un punto de vista crítico, creo honradamente que el territorio que está ocupando la izquierda en cuestiones de moral no me parece muy acertado. O yo no estoy muy de acuerdo.

P: Volvamos al teatro, ¿siempre debe ser político y comprometido?

R: No necesariamente el escenario tiene que ser un púlpito o una tribuna donde por encima de todo se enseñe a la gente cómo tiene que vivir. Lo primero que hay que hacer es crear una peripecia dramática de la cual se desprendan todos los niveles de lectura que quieras, pero no me gusta ir con el guisopo. No me gusta ir con la doctrina puesta y la premisa previa del mensaje y el contenido. Prefiero con mucho hacer algo que divierta al personal y le entretenga, no que le adoctrine. Simplemente algo que esté en conexión. De hecho 'Muñeca de porcelana' lo está con lo que acontece pero siempre dentro de una peripecia dramática interesante y que justifique que yo me ponga a hablar en un escenario. No ir con el panfleto.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios