Es noticia
Menú
El teatro se reivindica ante el "culturicidio" en los Premios Ceres
  1. Cultura
festival internacional de teatro clásico de mérida

El teatro se reivindica ante el "culturicidio" en los Premios Ceres

El IVA cultural protagoniza una gala en la que Aitana Sánchez-Gijón y Pedro Casablanc ganaron el galardón a mejores actores, el 'Rei Lear' a mejor espectáculo y José Sacristán el Emérita Augusta

Foto: José Sacristán recoge el premio Emérita Agusuta (Efe)
José Sacristán recoge el premio Emérita Agusuta (Efe)

Año 4015. El teatro es la más alta manifestación de la humanidad. El vestigio que ha sobrevivido de un mundo tal y como lo conocemos hoy. La esencia y la memoria de nuestra civilización. De esta alegoría se ha servido la IV edición de los Premios Ceres del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida para reivindicar la importancia del teatro y la cultura en estos tiempos de "culturicidio" y para agradecer al público su tesón llenando las salas.

En una gala dinámica y muy visual, presentada por Carlos Sobera y que ha contado con las actuaciones musicales de José Mercé y Luz Casal, los Ceres han querido rendir tributo a un teatro tocado por un IVA cultural al 21% y de políticas anticulturales. "El teatro es la madre de todos los espectáculos", ha comenzado Sobera, porque "mientras haya humanos, habrá teatro". El presentador de la gala también ha añadido que el problema de la cultura de este país es que "no estamos entendiendo bien el mensaje de nuestros políticos. Lo que nuestros políticos quieren es que hagamos porno", aseguró ante el gravamen al 4% de la pornografía frente al 21% cultural.

"Albert Camus dijo que 'la necedad es homicida. Yo pienso que también es culturicida. A quien corresponda: ¿Hasta cuándo este culturicidio? ¿Hasta cuándo?", ha dicho José Sacristán al recoger visiblemente emocionado su Premio Emérita Agusta a toda su carrera de las manos de Concha Velasco. Recibido con el público en pie, el actor ha querido recordar la primera vez que pisó el teatro romano de la capital extremeña en 1964 con Julio César, dirigido por José Tamayo, donde representaba "siete papales por 30 duros".

placeholder Aitana Sánchez-Gijón, premio Ceres a mejor actriz por 'Medea'
Aitana Sánchez-Gijón, premio Ceres a mejor actriz por 'Medea'

"Este templo inmenso fue el comienzo de un giro formidable que dio mi carrera como actor", ha garantizado recordando a José María Morera, quien le ofreció sus siguientes obras en Madrid. "Ha sido un hermoso camino con el valor añadido de que en estos momentos estoy trabajando, conviviendo, luchando y pataleando con gente joven que demuestra que el coraje, pasión y amor a este oficio no ha decrecido ni un ápice", ha añadido.

Aitana Sánchez-Gijón, Ceres a la mejor actriz por Medea -"el personaje más apasionante de mi carrera"-, ha asegurado que proyectos como el del Teatro de la Ciudad son un ejemplo. "Le auguro un futuro de muchísimos años si este IVA tahúr y la desidia de algunos no lo impiden antes. Por eso, quería dar ánimos a mis compañeros de profesión que inexplicablemente se siguen empeñando a dedicarse a este oficio".

"Un pueblo inculto, soez y cobarde prefiere siempre la represión a la incertidumbre", aseguró Pedro Casablanc, premiado como mejor actor por Hacia la alegria y Los cuentos de la peste, citando a Juan Benet. El actor ha señalado ante "esta cifra del nefasto gravamen impositivo" ante el que los responsables políticos hacen oídos sordos, tiene como consecuencia una "injustísima lacra de incertidumbre y paro".

La primera necesidad de un pueblo, tras el pan, es la educación. Y mientras en este país no se tenga en cuenta y como bandera, vamos mal

El IVA, ha añadido en sala de prensa, demuestra que "los responsabes están más preocupados por otras cuestiones que por la cultual. Cuando frente a la cultura y la educación, que es lo que hace que los pueblos prosperen, se apoyan sólo en lo económico, eso es pan para hoy y hambre para mañana. La primera necesidad de un pueblo, tras el pan, es la educación. Y mientras en este país no se tenga en cuenta y como bandera, vamos mal".

Carles Alfaro, por su parte, premio a mejor director por Atchusss!!!, reinvidicó la cultura "como un valor añadido" en sí mismo. Por eso, "el impuesto debería ser cero porque la cultura ya es un valor añadido", ha proseguido citando que Europa dedica de media un 4,5% del PIB a cultura y en España esa cifra no llega al 2% y que por cada 1,8 euros invertidos en cultura, el Estado recibe 4 euros. "Somos rentables. Dejénos trabajar, simplemente", remató.

"El teatro es un artículo de primera necesidad"

El público también estuvo presente en una ceremonia por la que fueron desfilando los grandes mitos grecoromanos como Edipo, Júpiter, Antígona o Lisístrata a los que fueron dando vida los actores encargados de dar premios -entre otros, Álex García, Tristán Ulloa, Tina Sainz o Natalia Millán-. Aitor Tejada, productor de Kamikaze Producciones (Teatro de la Ciudad, Misántropo, La función por hacer...), ha agradecido el Ceres a la mejor trayectoria empresarial al público al igual que lo hizo Aurora Rosales, del Teatre Lliure, al recoger el premio al mejor montaje por el Rei Lear, dirigida por Lluis Pasqual.

Aunque haya mucha gente que manda que considera que el teatro es un artículo de lujo, para nosotros es un artículo de primera necesidad

"Sin vosotros nuestro trabajo no tienen ningún sentido. En estos momentos difíciles, es una alegría ver cómo la gente sigue asistiendo al teatro. Nosotros, para embarcarnos en estas aventuras, os necesitamos. Necesitamos vuestro aliento y apoyo porque nosotros vamos a seguir haciendo teatro aunque haya mucha gente que manda que considera que el teatro es un artículo de lujo, para nosotros es un artículo de primera necesidad", ha reinvidicado Tejada.

placeholder Mérida acoge gala de los ceres marcada por la incertidumbre de su continuidad
Mérida acoge gala de los ceres marcada por la incertidumbre de su continuidad

Alberto Conejero, premio al mejor autor por La piedra oscura -una obra sobre el último gran amor de Federico García Lorca que vuelve en septiembre al CDN-, ha querido dedicar su premio a las familias de los desaparecidos entre una gran ovación. "La piedra oscura habla de la memoria como un espacio de justicia y hoy quiero recordar a los españoles que siguen buscando a sus familias en fosas y cunetas. Nadie debe desaparecer del todo", ha dicho.

El presidente de la Academia de Cine y del Jurado de los premios, Antonio Resines, también quiso poner el acento en la importancia de que los premios continúen y agradeció al presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que no haya eso tan 'nacional' de que "lo que se hace antes si es de un partido de ideología distinta aunque esté bien hecho, los siguientes se lo quieren cargar".

Aun así, esta será la última gala de los Premios Ceres como tal ya que el presidente autonómico ha dejado claro -"hay que buscar fórmulas para que el próximo año no se paguen con dinero público", dijo a su llegada- que la próxima edición deberán contar con financiación privada para sufragar los alrededor de 600.000 euros que cuesta la gala y que generaron protestas a las puertas del teatro emeritense dos horas antes del inicio de la ceremonia.

Palmarés

Mejor Espectáculo: Rei Lear, de Lluis Pasqual.

Mejor Director: Carles Alfaro por Atchúusss!!!

Mejor Actriz: Aitana Sánchez-Gijón por Medea

Mejor Actor: Pedro Casablanc por Hacia la alegría y Los cuentos de la peste

Mejor escenógrafo: Juan Sanz y Miguel Ángel Coso por Enrique VIII y la cisma de Inglaterra

Mejor Vestuario: Pedro Moreno por Enrique VIII y la cisma de Inglaterra y Medea

Mejor Caracterización: La compañía Morboria por El burgués gentilhombre

Mejor Autor: Alberto Conejero por La piedra oscura

Mejor Composición Musical: Mariano Marín por Atchúusss!!!!

Mejor Trayectoria Empresarial: Kamikaze Producciones

Mejor Iluminación: Pedro Yagüe por Don Juan Tenorio, Edipo rey y La pechuga de la sardina

Premio de la Juventud: el actor José Francisco Ramos por El cerco de Numancia

Premio del Público: El cerco de Numancia

Premio Emérita Augusta: José Sacristán

Año 4015. El teatro es la más alta manifestación de la humanidad. El vestigio que ha sobrevivido de un mundo tal y como lo conocemos hoy. La esencia y la memoria de nuestra civilización. De esta alegoría se ha servido la IV edición de los Premios Ceres del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida para reivindicar la importancia del teatro y la cultura en estos tiempos de "culturicidio" y para agradecer al público su tesón llenando las salas.

El redactor recomienda