Es noticia
Menú
Polonia le sirve en bandeja a Estados Unidos la cabeza de Roman Polanski
  1. Cultura
en 1977 fue acusado de abusar de una menor

Polonia le sirve en bandeja a Estados Unidos la cabeza de Roman Polanski

Tras cuarenta años de batallas judiciales, arrestos domiciliarios y huidas, el director de 'La semilla del diablo' podría ser finalmente extraditado

Foto: Polanski durante la vista de extradición, el pasado septiembre en Cracovia. (Efe)
Polanski durante la vista de extradición, el pasado septiembre en Cracovia. (Efe)

La vida del cineasta polaco Roman Polanski se mece históricamente entre el escándalo público y la tragedia privada. Cuando ya pensaba que podría ocultarse, como el protagonista de 'El pianista', de la destrucción y el horror gracias a su talento, el ultraconservador Gobierno polaco ha anunciado que recurrirá la decisión del Tribunal Supremo del país en contra de su extradición a Estados Unidos, donde fue condenado por la violación de una menor en 1977.

Una larga batalla judicial que Polanski había logrado vadear durante 40 años y que pareció llegar a su fin el pasado noviembre, cuando la fiscalía de Cracovia (Polonia) se negó a recurrir la última de las peticiones de extradición de la administración norteamericana, que ya había solicitado su detención en 2014, durante una visita del cineasta a Varsovia y que tampoco se hizo efectiva. No obstante, esta vez se augura para el director un final más trágico que el de alguna de sus cintas: "He decidido presentar un recurso contra la sentencia del Tribunal Supremo que no quiso extraditar a Polanski, a quien se le acusa de un terrible delito contra la infancia, la violación de una niña", anunció el ministro de Justicia y fiscal general, Zbigniew Ziobro, a la agencia de noticias 'PAP'.

Golpe duro, pero no sorprendente, al menos para el abogado del oscarizado director, Jerzy Stachowicz, quien declaró a 'France Presse', que ya esperaban la noticia, aunque no quiso hacer comentarios hasta saber en qué punto se encuentra el recurso.

'Se busca' (2008), un documental su vida.

Una pesadilla en sesión continua

De niño fue testigo de cómo los soldados nazis se llevaban a sus padres al campo de concentración de Auschwitz y, más tarde, miembros de la secta la Familia asesinaron a su esposa, la actriz Sharon Tate. Sin embargo, de todas las desgracias vitales hubo una que pudo evitar y no lo hizo: en 1977 fue denunciado por la violación de Samantha Geimer, de 13 años, tras una sesión de fotos en la casa de Jack Nicholson en Los Angeles. Polanski entonó el 'mea culpa', salió bajo fianza tras 42 días en el presidió y, finalmente, decidió huir de Estados Unidos pensando que volvería a la cárcel. Su persecución continuó años más tarde: en 2009, el director fue arrestado en Zurich y sometido a arresto domiciliario hasta que las autoridades suizas decidieron que tampoco iban a extraditarlo.

Alguna vez dijo que el exilio en el que ha vivido durante años había sido suficiente castigo –reside en París y no ha vuelto a pisar la alfombra roja–. No obstante, para Estados Unidos sigue siendo un fugitivo y ninguna tentativa por parte del cineasta, que llegó a un acuerdo económico con Geimar para que retirase los cargos, ha sido suficiente.

La vida del cineasta polaco Roman Polanski se mece históricamente entre el escándalo público y la tragedia privada. Cuando ya pensaba que podría ocultarse, como el protagonista de 'El pianista', de la destrucción y el horror gracias a su talento, el ultraconservador Gobierno polaco ha anunciado que recurrirá la decisión del Tribunal Supremo del país en contra de su extradición a Estados Unidos, donde fue condenado por la violación de una menor en 1977.

Roman Polanski Polonia
El redactor recomienda