en casa de miguel ángel arenas, el 'capi'

De la movida a Mecano: 'El Capi', el hombre que mueve los hilos del pop español

El productor y cazatalentos musical desvela las claves de su carrera de fabricante de estrellas. Los Pecos, Tequila, Alejandro Sanz y Bromas Aparte tienen algo en común: él

Foto: Miguel Ángel Arenas, 'Capi', en su salón. (Enrique Villarino)
Miguel Ángel Arenas, 'Capi', en su salón. (Enrique Villarino)

Lugar: Casoplón junto al Paseo del Prado. Hora: 12 de la mañana. Objeto de estudio: Miguel Ángel Arenas, el 'Capi' (Madrid, 1957), productor (Alaska y los Pegamoides, Paco de Lucía) y fabricante de estrellas: Los Pecos, Tequila, MecanoAlejandro Sanz y el último fenómeno juvenil del pop español: Bromas Aparte... Ding dong...

No es fácil describir el trance psicodélico en el que entras al pisar la morada del Capi; caes en un estado mental -llamémoslo nirvana rococó- debido a una doble (y deliciosa) presión barroca: de la decoración de interiores al discurso del Capi. 

1) La casa: Es como si Visconti hubiera decorado el palacete de 'El gatopardo' de tripi (y con Almodóvar y McNamara a todo trapo). Esculturas de ángeles, jarrones gigantes, cuadros de romanos/griegos desnudos de los pinceles más aclamados de la movida (Las CostusCarlos Berlanga) y un largo etcétera de objetos pesados. "Tengo horror vacui. Viví una temporada en una casa minimal y me daban náuseas y vómitos", aclara Capi. 

La casa de un fabricante de éxitos (Enrique Villarino)
La casa de un fabricante de éxitos (Enrique Villarino)


2) El discurso: Durante la charla, un perro enano se me lanza enloquecido hacia el bajo vientre en media docena de ocasiones, en busca de amor, cual homenaje a 'Algo pasa con Mary'... Pero siempre para bien: las irrupciones del can ejercen de complemento ideal: uno no ha venido aquí a hablar de lo suyo, sino a escuchar el discurso torrencial del Capi, que salta (dentro de la misma pregunta) de Los Pecos a los Papeles de Panamá ("son una mamarrachada"), de la movida a la crisis de valores, de lo divino a lo humano. ¡Qué mejor que escucharle hundido en un sofá mientras le froto el lomo a un simpático animal!

Al fin y al cabo, una de las claves del negocio pop del Capi radica precisamente ahí: en meterle capas a la vida. Ejemplo: la primera vez que vimos a los miembros de Mecano en televisión (1979) fue de esta guisa: el cantautor José María Cano cantando 'Al alba' de Aute acompañado a los coros y a la guitarra por Ana Torroja y Nacho Cano. Hieráticos y vestidos de catequesis. Pues al rato mutarían en imparable máquina de fabricar éxitos pop. Luciendo looks desatados que combinaban lo grecorromano, lo filogay de gimnasio, la hombrera y el abanico. Es decir: capas, capas y más capas. De la capa al Capi.   

De la movida a Mecano: 'El Capi', el hombre que mueve los hilos del pop español

Y ahora vamos al lío: así habla el Capi.

Punto uno: la Transición y ese rodillo adolescente llamado Los Pecos: "En los setenta salíamos del folclorismo y de un tipo de artista oscuro y reivindicativo. En Los Pecos vi el reflejo de una realidad: chico cuenta su vida con una guitarra; canciones sobre su familia, su novia, su pandilla... Nadie daba un duro por Los Pecos porque en la Transición lo único que importaba culturalmente era el Partido Comunista no los 'millennials'. El mundo meloso y pueril de la adolescencia no estaba bien atendido. Encima, en el caso de Los Pecos, lo romántico no lo cantaba un señorito, sino unos niños de barrio".

En la Transición lo que importaba culturalmente era el Partido Comunista no los 'millennials'

Punto dos: Mecano, la movida y la madre que nos parió a todos (ojo a la traca/monólogo final). 

PREGUNTA. ¿La tensa competencia entre los hermanos Cano fue uno de los motores creativos de Mecano?

R. La opinión pública lo puede ver así, pero yo no. No existió competencia, sino algo mucho más complicado. Mecano tuvo la suerte de tener dos cabezas pensantes: una lírica y llena de matices; y otra que era muy directa, la de Nacho. Al principio, la industria tuvo necesidad de recurrir a la directa, pero eso evolucionó. ¿Competencia? Hombre... Lo que ha habido es una rivalidad.

Capi con su perro (Enrique Villarino)
Capi con su perro (Enrique Villarino)


P. Tu generación, la de la movida, tiene fama de fiestera. ¿Era tan loca y bestia como cuenta la leyenda?

R. Nada, nada, es una leyenda urbana. Yo no voy a negar que me lo he pasado bien, pero mira: el que es perro es perro aquí, en la movida y en la no movida (risas). ¿Me explico? Yo es que cuando dicen que la movida era sexo y desenfreno... La que era tonta era tonta y la que era lista era lista. A nivel creativo tiraba más el ego personal y los problemas intelectuales de cada uno que la farra y el absurdo desenfreno, pero si la prensa solo se fija en lo que bebía y se metía cada cual... Yo he follado antes y ahora, pero se tiende a magnificar el pasado. Vamos a ver: cómo vamos a preguntarle a Olvido (Alaska) si aquello era un desenfreno sexual si la pobre tenía 15 años (risas). Si la que no venía de un colegio de curas venía de no se donde... Dicen cada barbaridad...

P. Y lo de la heroína...

R.  Hay realidades innegables, pero la heroína castigó a mucha más gente: de los chicos de el País Vasco a los andaluces, de los barrios a cualquiera, no solo a intelectuales y futuros creadores. Almodóvar y McNamara me dedicaron una canción que se llamaba 'Satanasa'. Habla de que yo me pasaba el día en uno de los dos bares que había en Chueca: el Ras. Yo no he visto desenfreno en esos bares: he visto a Antoñito Flores escuchando música, a pandillas que se juntaban a tomar algo...

La sonrisa del productor (Enrique Villarino)
La sonrisa del productor (Enrique Villarino)

 

P. ¿Has visto 'A mi manera'?

Sí.

P. ¿Qué te ha parecido?

R. Hay que tener en cuenta que la música había desaparecido de la televisión; así que, para empezar, como experimento, pues no ha estado mal. Dicho lo cual: creo que tenían que haber mezclado a artistas jóvenes y veteranos. Y luego: exceptuando Marta Sánchez, ¡qué mal viste el artista español! ¡Qué poco glamour! Hija, hagamos un poquito atractivas las cosas. Esto solo pasa en este país: para ser artista hay que ir mal vestido. Además, estaban todos ahí como con trauma, como teniendo que pedir perdón por ser artistas, es ridículo. 

Un perro contra el horror vacui (Enrique Villarino)
Un perro contra el horror vacui (Enrique Villarino)

 

P. ¿Qué le ves a Bromas Aparte?

R. Bromas crecen porque son reales. Sus letras hablan sobre su vida, y aunque su vida no es la de un Premio Nobel, es su vida. No se inventan frases hechas en inglés copiando o pagando un patrón electrónico a un productor internacional. En México ya la están liando y aquí está costando un poco más, pero el público no es tonto, el público es el que manda, el público tiene sentimientos. Cuando el público descubre que un grupo tiene un universo personal que encaja con su generación -como pasó con Tequila y Hombres G, que son la banda sonora de este país- acaba entrando. Grupos que hablan el idioma de su generación, que cantan con sentimiento, que no están diciendo 'baby baby' ni gilipolleces en inglés. ¡Manda cojones que mandemos a Eurovisión a alguien cantando en inglés! ¿Un murciano cantando en inglésnbsp;¡Se parte el culo todo el mundo! ¿Va a entender alguien ese chiste en Europa? ¡Vamos hombre! ¡Pero si son niñatos que no llegan ni a disco de oro! ¡Si venden menos que los indies!...

...Al final quedan los que han tenido algo que decir a su generación. Alejandro Sanz maneja la palabra y el sentimiento. Sabina es la hostia. Calamaro, ni te digo. Héroes del Silencio son el grupo de rock más importante que hemos tenido nunca a nivel internacional: llenaban estadios en Alemania cantando en español. Todos esos que cantan en inglés no llegan más allá de llenar un club para 400 personas. ¡Adónde van los indies esos! Yo es que me enfermo. Ya tienes titulares para tu entrevista. Los indies van todos mal vestidos, son muy mayores y se hacen los feos... para ver si se follan a la guapa. Los indies venden unas quimeras intelectuales, unas pajas mentales, que dices: ¡Tela marinera! Ojo, hay gente interesante también, eh, pero... por favor... ¿Esto es la nueva cultura española? Pues hay que tragárselos. Igual que hay que tragarse a Podemos y hay que tragarse al PP. Es que este país tiene una digestión muy lenta, porque estamos acostumbrados a comer cerdo, y en eso estamos, digiriendo el cerdo. 

Capi asomado al balcón (Enrique Villarino)
Capi asomado al balcón (Enrique Villarino)

 

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios