estreno el 21 de abril

El Teatro de la Ciudad busca respuestas en Grecia

Miguel del Arco, Andrés Lima y Alfredo Sanzol estrenan, tras un intenso proceso de investigación y creación, las grandes tragedias grecolatinas 'Antígona', 'Medea' y 'Edipo Rey' en el Teatro de la Abadía

Foto: Alfredo Sanzol, Andrés Lima y Miguel del Arco
Alfredo Sanzol, Andrés Lima y Miguel del Arco

Grecia es el inicio de todo. De la ciudad, de la democracia y del teatro. Las preguntas son las mismas. Los interrogantes se mantienen. Y las tramas de poder y sus abusos siguen teniendo la misma vigencia desde que las escribieron Sófocles o Eurípides hasta las que hemos reconocido esta misma mañana en los titulares.

El amor, el poder y el conflicto entre el individuo y el colectivo son las cuestiones universales de las que hablan tres de las más grandes tragedias griegas en las ha querido buscar respuestas el Teatro de la Ciudad. Antígona, dirigida por Miguel del Arco; Medea, por Andrés Lima, y Edipo Rey, por Alfredo Sanzol, más Entusiasmo, la guinda del proyecto que fusionará música, piezas breves, encuentro con actores como una fiesta colectiva, es el menú de este especial proyecto fundamentado en la investigación y en el afán por hacer un teatro de calidad, por encima de lo comercial, que conecte y se cree con público profundizando en temas tan comunes a todos como los que planteaban los griegos.

El Teatro de la Ciudad arranca el 21 de abril en el Teatro de la Abadía (hasta el 21 de junio) y su base ha sido un año de talleres conjuntos en los que han participado las tres compañías que trabajan con los tres directores. Ahí han profundizado sin la presión del tiempo en la forma de trabajar los textos, en cómo ponerlos en escena, abordar los personajes o han buscado respuestas a una duda común a todos: cómo integrar el coro griego hoy en un espectáculo. En definitivo, algo así como una (fructífera y creativa) utopía a día de hoy.

 

La Antígona de Miguel del Arco, protagonizada por Carmen Machi y Manuela Paso, abre fuego el día 21 de abril. El director explica a El Confidencial que ha querido situar la obra en un espacio atemporal porque no quería hacer una versión libre ni traer la obra de Sófocles al siglo XXI como hizo con Misántropo.

Creonte dice que a nadie conoceréis hasta que lo conozcáis en el ejercicio del poder”, resume Del Arco, quien ha convertido a Creonte en una mujer (Machi). “Formaba parte de la reflexión sobre el ejercicio del poder. No quería una lucha de poderes ni de géneros”, señala para asegurar que hay mujeres que hoy asumen el mando como Merkel o Aguirre y no lo hacen de forma diferente que un hombre. “Es cuestión de ser humanos buenos y de hombres malos, no de géneros”.

“Es fácil transformar a Creonte en el malo de la película. Yo no quería salvarlo pero sí darle armas para que el conjunto entre Antígona y Creonte sea mucho más bestia. Quería que la gente sintiera el conflicto de lo complicado que es gobernar en un momento tan delicado como es cuando se acaba una guerra y buscas la paz y sin olvidar que ambos personajes han perdido a un hijo en la guerra y sienten el mismo dolor”, remacha.

Talleres en torno a Antígona (elNorte)
Talleres en torno a Antígona (elNorte)

El día 23 se estrena Medea, una versión para la que Andrés Lima se ha basado en especial en el texto de Séneca. Protagonizada por Aitana Sánchez Gijón, el director destaca que “el montaje y la mujer son tan bellos como brutales. Es una reflexión que va más allá del papel de la mujer en la sociedad, su poder de decisión y cómo ha sido pisoteada a través de la historia, es un retrato muy fiel del ser humano a través del dolor, que puede ser tan hermoso como cruel, y de la tendencia a la destrucción de todos”.

Lima subraya el discurso filosófico y político de Medea. “Ella lo hace a través de la pasión de una mujer. No creo que haya amado nadie en la historia del teatro como Medea, como mucho Julieta y las dos acaban fatal, pero Medea resume ese amor en más destrucción”, garantiza.

Aitana Sánchez Gijón protagoniza 'Medea'
Aitana Sánchez Gijón protagoniza 'Medea'

Por último, Edipo Rey llega el 24 de abril bajo la dirección de Alfredo Sanzol, para quien esta obra supone cerrar un círculo ya que uno de sus primeros montajes fue Como los griegos, de Steven Berkoff, una versión de Edipo ambientada en el Londres de los ochenta. “Hemos querido poner el acento en el conflicto personal y familiar unido a la repercusión pública que tiene sobre el resto de la ciudad. Es algo muy potente de esta tragedia porque, precisamente, habla de que la esfera pública y la privada no están tan separadas”, explica sobre un Edipo que ha querido traer al presente.

Por último, el 7 de mayo se estrena Entusiasmo y el objetivo es que el espectador continúe en esta fiesta teatral (de entrada libre, sólo se pagan las consumiciones) su experiencia escénica. Por eso, cada día se podrán ver dos montajes y rematar los jueves, viernes y sábados con este punto de encuentro que pretende hacer más real aún la unión con el espectador.

Todos avanzan que esto es sólo el principio porque el Teatro de la Ciudad nace con vocación de continuidad, pero para que sea así -para este inicio todos han invertido su propio dinero, con la única ayuda del Teatro de la Abadía que les ha alojado, y no saben si lo recuperarán- afirman rotundos que lo que necesitan es una sede residente. De momento, tras Madrid se les podrá ver en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Sea donde sea, lo que les garantizamos es que ya pueden ir apuntando en rojo las fechas en sus agendas.

Sanzol dirige 'Edipo Rey', de Sófocles (elNorte)
Sanzol dirige 'Edipo Rey', de Sófocles (elNorte)

¿Cómo definimos el Teatro de la Ciudad para quien no haya oído nada de este proyecto?

Alfredo: Es la asociación de tres directores y autores y sus equipos para hacer juntos las cosas mejor.

Andrés: Es una experiencia espectacular. No es algo habitual que puedas ir a un teatro a ver más de una obra relacionado y que en el bar puedas intercambiar tu experiencia con los actores. Por eso, es más una experiencia que un simple entretenimiento.

Miguel: Un proyecto que aglutina, comparte y dialoga, que es la base del teatro

¿Por qué habéis empezado eligiendo la tragedia griega?

Alfredo: Hay una respuesta real, que surgió de forma inconsciente. Y otra que es que una vez que surgió de forma no premeditada, nos pareció que la tragedia era un buen inicio para arrancar el Teatro de la Ciudad.

Andrés: Porque es el principio. En realidad fue algo no tan meditado sino que salió espontáneo. Cada uno lo teníamos en mente y esas casualidades tienen que ver con algo que sucede teatralmente a nuestro alrededor y con que somos de la misma generación teatral.

Miguel: Es la génesis del teatro y de la civilización sobre la que hemos construido nuestra vida. Además, es tan cercana y sus interrogantes están tan vivos que merece la pena volvérselos a plantear porque ni los hemos solucionado ni creo que los vayamos a solucionar.

De izquierda a derecha, Alfredo Sanzol, Miguel del Arco y Andrés Lima
De izquierda a derecha, Alfredo Sanzol, Miguel del Arco y Andrés Lima
No existen apenas hoy estos laboratorios de investigación teatral y mucho menos tener un año para bucear en un texto, tal y como están las cosas en las artes escénicas españolas, ¿esto es teatro de resistencia?

Alfredo: No creo que sea teatro de resistencia porque ahí hay una idea de enfrentamiento y lucha y nosotros no luchamos contra nada sino que buscamos, como artistas, nuestro crecimiento. Más bien es al revés, es un teatro de crecimiento, de alegría y entusiasmo, es un teatro expansivo que buscar crear nexos cada vez más ricos con artistas y público, que es esencial porque queremos que el público esté presente en el Teatro de la Ciudad.

Andrés: Inevitablemente hacer teatro en España de calidad ya es resistencia para nosotros o cualquiera. Está muy difícil con la presión fiscal, la ausencia de dinero público, los pocos teatros que arriesgan en autores menos conocidos o agradables para la risa fácil. El riesgo y la inversión es grande y espero que tenga eco.

Miguel: Esto forma parte de cómo te planteas la profesión. Los tres ya lo habíamos hecho antes aunque no tan grande y forma parte también del compromiso de un grupo de profesionales. Kamikaze no alcanzaba para cubrir un proyecto así pero sí con el compromiso de los que están cerca. Todos en el Teatro de la Ciudad están cobrando muy por debajo de su caché y eso tiene que ver con que cuando tienes un trabajo como este que es un privilegio y tu forma de vida quieres seguir creciendo.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios