homenaje a cervantes

Fernando Arrabal: "¿IVA? No sé qué significan esas siglas"

El Teatro Español estrena el 23 de abril 'Pingüinas', la personal y femenina versión de escritor sobre la segunda parte de 'El Quijote' bajo la dirección de Juan Carlos Pérez de la Fuente

Un decorado arrabaliano con un avión estrellado en el centro, diez motos, diez cervantas que son diez quijotas (o viceversa) y un hombre. De fondo suena una versión discotequera y robótica de un pasodoble tan cañí como Y viva España. Añadan Youtube, a los mandamases de la Corte, el cruce de piernas de Sharon Stone, el clítoris de Dulcinea o afeen a esos académicos inmortales encargados de dar "lustre, esplendor, gloria y verederos de paz" a unas pingüinas a las que asemejan con "guarichas de pura cepa".

Esto es parte de Pingüinas, el homenaje a la segunda parte de El Quijote creado por Fernando Arrabal (a partir del 23 de abril en la sala Fernando Arrabal de las Naves del Español). Y definirlo con sólo ver unas escenas no es una empresa sencilla. Aquí no hay tiempo ni espacio. Tampoco hay edades. Hay coraje y libertad. Hay diez mujeres de rompe y rasga que llegan a un siglo XXI poblado de enemigos y dominado por el vil metal y la ambición. Y un hombre, el vértice que las une, que "es capaz de haber sido proxeneta en Valladolid" y que es Miho, un Cervantes que no habla, pero vuela.

'Aun se pueden vislumbrar las huellas de milenios de desprecio o de, incluso, esclavitud. De paternalismo en el mejor de los casos'

Pero, sobre todo, están ellas, las astutas y modernas -"cuando nos llaman cervantas los que nos persiguen y nos controlan, siempre los mismos, se refieren a nosotras como a mujeres del año catapún, antiguas", se quejan con orgullo- mujeres de Cervantes: su abuela Torreblanca, su hermana monja Luisa, su sobrina Costanza, su madre Leonor, su tía paterna María, su hermana mayor Andrea y la menor Magdalena, su prima paterna Martina, su esposa Catalina y su hija Isabel.

"Sois esa perversión pero con corazas de guerrera dicendo 'atraveos mujeres y hombres del siglo XXI. Somos mujeres y hombres. Somos las mujeres perfectas", les azuzaba a las actrices el director del Teatro Español y del montaje, Juan Carlos Pérez de la Fuente. Marta Carrasco pone la coreografía. Y actrices como Ana Torrent, María Hervás, Marta Poveda o Lola Baldrich dan vida a este universo creado y sobre el que preguntamos a Arrabal. 

P: ¿Qué es Pingüinasnbsp;

R: La vida y la obra de Cervantes me inspiraron ayer (Un esclavo llamado Cervantes. Espasa-Biografías, 1996) y hoy la que yo considero mi menos mala obra de teatro de mi... larga vida de dramaturgo (69 años). Gödel cree (más o menos) que las dos únicas proposiciones probadas (matemáticamente) de un concepto (filosófico) son los dos teoremas de 'incompletitud'.

Fernando Arrabal en la presentación de su último montaje en el Teatro Español (Efe)
Fernando Arrabal en la presentación de su último montaje en el Teatro Español (Efe)

P: ¿Por qué se inspiró en el episodio de Clavileño para crear la obra?

R: No he escogido un episodio del Quijote. Intento captar la esencia de Cervantes, de su pensamiento y de sus escritos. Por ejemplo, todos los capítulos del Quijote son fractales del mismo conjunto. Aunque alguno piensa que con su Quijote Cervantes lo único que hizo fue ensartar citas una tras otra.

R: Elige a las mujeres del Quijote y de Cervantes y las trae fuertes, altivas y astutas al siglo XXI, ¿qué es lo más escandaloso a lo que se van a enfrentar?

R: La mentira se cubre de artefactos sorprendentes. El eterno conformismo de las costumbres, la intención (babieca) de embaucar a los demás, el pensamiento que impone cada una de las épocas, etc. Se habla de un ecólogo que se entusiasmó con la retrasmisión de la Misa Mayor hasta que se dio cuenta de que era una corrida.

P: ¿Esta obra es también una forma de reivindicar a las mujeres? ¿Sigue siendo necesario en nuestro 2015?

R: Los grandes males nos aquejan sin discriminación. Pero aun se pueden vislumbrar las huellas de milenios de desprecio o de, incluso, esclavitud. De paternalismo en el mejor de los casos. ¿De machismo? Hay mujeres (y ¡hombres!) que no soportan el flamenco a pesar de que les encanta el brazo de gitano.

Juan Carlos Pérez de la Fuente dirige 'Pingüinas', el homenaje de Fernando Arrabal a 'El Quijote' (P.C.)
Juan Carlos Pérez de la Fuente dirige 'Pingüinas', el homenaje de Fernando Arrabal a 'El Quijote' (P.C.)
P: Hemos podido ver sólo un poquito de la obra en el ensayo abierto al público del pasado Día Mundial del Teatro y vemos a unas mujeres críticas con la sociedad actual, con 'los mandamases'. ¿Qué hay de crítica en la obranbsp;

R: He vivido siempre rodeado de universitarios que pueden analizar mi obra infinitamente mejor que yo. Cuando quiero sostener una tesis escribo un ensayo. Únicamente arrebatado por la pasión excesiva del amor se alcanza la obra transcendental.

P: ¿Cómo ve el teatro español? ¿Cree que vive una crisis profunda, en parte por el IVA al 21%?

R: ¿IVA? Me encantaría saber qué significan esas siglas. El teatro, como la ciencia, vive un estado de humillaciones y renacimientos. El jaguar se disipa cuando se concentra. La impotencia de potentes ¿es hereditaria?

P: Irreverente, excéntrico, provocador… Se han vertido miles de adjetivos sobre usted, ¿qué le parecen?

R: En absoluto provocador. La provocación suelo decir que es aleatoria, rotatoria, inesperada y, sobre todo, incontrolable. Con ninguno de mis amigos y de mis maestros hemos tratado el tema. A todos nos pareció un poco cretino. 

'La cultura nunca ha interesado demasiado. En pleno Siglo de Oro, Quevedo se quejaba del estado calamitoso de su patria'P:  Se prodiga poco por España, ¿por qué? ¿Cómo ve su a país desde Francia?

R: Me encantaría saber "prodigarme". Para Pascal (filósofo y, sobre todo, gran científico) la percepción de ciertas verdades depende de... Exactamente dijo: "vérité en deçà des Pyrénées, erreur au-delà" ["la verdad de este lado de los Pirineos, es mentira del otro"]... confusamente. El presentimiento aparece por reverberación.

P: La censura en la dictadura fue uno de los motivos de su exilio. Tras los últimos episodios del MACBA o Trágala, trágala, ¿no hemos evolucionado?

R: Me pregunto si la censura es "l'esprit du temps". El perro-lobo castrado es aun más fiel.

P: Vemos poco de usted en nuestros teatros, ¿por qué cree que siempre tratamos tan mal a nuestros mejores dramaturgos? ¿Y por qué cree que les reclamamos tan poco?

R: La cultura nunca ha interesado demasiado. En pleno Siglo de Oro (Cervantes, Tirso, Góngora, Lope...), Quevedo se quejaba del estado calamitoso de su patria ("miré los muros... "). Y lo mismo dice Platón de su "extraordinaria" Atenas.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios