estrella morente pone la voz a la obra de falla en el real

Víctor Ullate: "Para hacer este 'Amor brujo' he tenido que hipotecar mis bienes"

El Teatro Real acoge la nueva versión del coreógrafo y bailarín de la obra cumbre de Manuel Falla en su centenario con Estrella Morente como protagonista

Foto: Estrella Morente y Víctor Ullate ayer en el Teatro Real (Daniel Muñoz Guerrero)
Estrella Morente y Víctor Ullate ayer en el Teatro Real (Daniel Muñoz Guerrero)

Podríamos comenzar con cifras: En 2015 se cumple un siglo del estreno de una de las obras más universales y reconocidas de Manuel Falla como es El amor brujo y este 2014, 20 años desde aquel mítico montaje que presentó Víctor Ullate en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. También con dos nombres (y dos referentes): Víctor Ullate y Estrella Morente. O hablando de que el Teatro Real cierra el año con una de las obras cumbres que mejor representa las raíces españolas. Pero si algo se desprende y sobrevuelva a todo este cóctel, ya de por sí potente, es la emotividad y la pasión. 

Estrella Morente le preguntaba en el ascensor al maestro Víctor Ullate, como le llama, cómo va al ensayo de la tarde si con tacones, zapatillas, plana, con falda, ropa cómoda... Y lo hace con esa impaciencia y emoción tan propia de los niños. Ella y su hermana Soleá pasaron por la escuela de Ullate de pequeñas. Su padre, Enrique Morente, les ponía música clásica y a Falla por esos tiempos y era amigo del bailarín y coreógrafo desde que tiene memoria -tanto que define a Ullate como un segundo padre y una figura protectora-, son vecinos en Granada -"es de los buenos", dice la cantaora- y acaban de colaborar en El Sur, el homenaje de Ullate a su padre que se reestrenó en septiembre en los Teatros del Canal. La historia estaba ahí y la pieza que faltaba, que ya se encontraba en la vida de ambos, era Falla y su embrujo. 

En España todo lo de fuera es mejor. Me da mucha rabia que España sea como es

Aparte de halagos y sentimientos compartidos, una cosa está clara: este El amor brujo tiene algo de especial y de ensueño. Y gran responsable de esto es Estrella Morente, resumía Ullate. A pesar de ello, no ha sido nada sencillo llevarlo a cabo. "Para hacer este amor brujo he tenido que hipotecar mis bienes", explicó ayer el bailarín y coreógrafo en una entrevista a El Confidencial. "Actualmente estoy con unas deudas bastantes...", dejaba en el aire. "Estás enriqueciendo el patrimonio cultural a base", agregaba Morente, "de mi patrimonio", terminaba Ullate. "Muchas veces me rebelo porque la cultura tiene que formar parte de un país y ese país es el que tiene que hacerse cargo de ella y no permitir que gente con mucho talento tenga que salir de España para hacer cosas", aseguró.

 

 

La compañía de Víctor Ullate recibe una ayuda anual del 40% de la Comunidad de Madrid pero no es todo dinero. "En otro país sería su compañía, sería admirada pero aquí, como en todo, no le damos importancia. Desde hace varios años he querido que España tuviera una gran escuela de ballet, luego una gran compañía conocida en el mundo entero y su embajadora pero muchas veces me veo solo", afirmó. 

Aunque, añadió, también hay parte de responsabilidad en los ciudadanos. "Hay que mejorar nuestra mentalidad. En cualquier país, las personas que han nacido allí tienen un orgullo de ser lo que son, de sentirse de donde son y hay un apoyo, pero el español… No nos valoramos lo suficiente. En España todo lo de fuera es mejor. Me da mucha rabia que España sea como es". 

"Lo que hay que agradecer es que el maestro, como español, haya retomado esta obra tan genial y que la desarrolle por su país y su sociedad", replicaba Morente.

El amor brujo del siglo XXI

El amor brujo de Ullate y Morente se podrá ver del 29 de diciembre al 3 de enero en una revisión del siglo XXI. "Es El Amor brujo actual pero con absoluto respeto a su esencia", puntualizó el director musical Josep Vicent

'El amor brujo' es la máxima expresión del flamenco en el máximo nivel de calidad. No se puede colocar mejor un quejío o un arabesco o ese ambiente de gitanería o de brujería y sombras.

Ullate aclaró que la adaptación musical respeta las de 1915, la original, y 1925, la revisión, y el esqueleto del montaje es igual al que hizo en 1994 pero modernizado. De aquel montaje se mantiene la pelea inicial de los gitanos y se ha mejorado la Danza del Fuego Fatuo, pero "todo es diferente y está elaborado de manera distinta, obviamente un paso a dos es un paso a dos y un paso a cuatro es un paso a cuatro", reafirmó. Nuevo es el vestuario y la coreografía, encabezada por el bailaor Rubén Olmo, así como las proyecciones que sustituyen a los telones de antaño y recrean ese mundo irreal en el que José se convierte en un espectro oscuro acompañado de ángeles murciélagos.

 

Estrella Morente emocionada en un momento de la entrevista
Estrella Morente emocionada en un momento de la entrevista

 

Ese sueño de fantasía y sombras que se cuela en la partitura de Falla está construído con la música de corte barroco e intenso del grupo In Slaughter Natives. "Desgraciadamente para mí había muy poca música para hacer toda una noche y no quería mezclarlo con otro ballet. Tenía que romper con algo muy especial y que me diese la sensación de lúgubre, oscuro y de tormento", contó Ullate. Pero Falla no deja de estar presente en la obra porque también se incluyen tres canciones populares escritas por él: Nana, Polo y Asturiana, además de una variación de Paco de Lucía para el personaje de José.

Joan Matabosch, Josep Vicente, Estrella Morente, Víctor Ullate y Eduardo Lao en la presentación (Daniel Muñoz)
Joan Matabosch, Josep Vicente, Estrella Morente, Víctor Ullate y Eduardo Lao en la presentación (Daniel Muñoz)

"Van a ver la interpretación única de un genio como Víctor Ullate sobre una obra magna. No se puede imitar o repetir. Esto va a ser algo único", vaticinó Morente. Y esta pasión que pulula entre ambos vuelve a detenerse en esa unión que es Falla y su contribución al flamenco:

- "Falla fue mucho más lejos. Escapó de los tópicos a pesar de que el tema es muy gitano pero ese es su encanto y con una música más vanguardista y actual de lo que se hacía hasta la época", comenta Ullate.

- "Fue un creador universal que ayudó muchísimo al flamenco. Es el autor que ha sabido expresar con más calidad el flamenco. La música española, en definitiva. Y El amor brujo es la máxima expresión del flamenco en el máximo nivel de calidad. No se puede colocar mejor un quejío o un arabesco o ese ambiente de gitanería o de brujería y sombras. ¿Cómo se puede pintar a través de la música? ¿Cómo pintar rojos, grises, negros... maestro?", pregunta la cantante.

 

 

Para ella meterse en la piel de la pitonisa -en 1994 fue Carmen Linares la cantaora- es un "momento único en mi carrera". Pero Estrella Morente pero no sólo canta, también actúa y baila. "Siento ese colorido, esa gitanería y ese flamenco desde lo más profundo de mis raíces flamencas. Es una obra magna, profunda y eterna", aseguró sobre un personaje que la ha acompañado desde pequeña gracias a su padre y que ha cantado 30 veces. Además de que trabajar con Ullate significa, remachó emocionada, "acercarme a mi padre. Y más en estas fechas. Nada más grandioso me podría haber pasado que estar dentro de esta recreación".

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

Lo más leído