El Ayuntamiento de Madrid monta una Operación triunfo para sus músicos callejeros
  1. Cultura
pruebas para poder tocar en el centro de madrid

El Ayuntamiento de Madrid monta una Operación triunfo para sus músicos callejeros

Comienzan las pruebas para obtener el permiso para poder tocar en el centro de la ciudad

Foto: Un artista ensaya antes de entrar a las pruebas del Ayuntamiento de Madrid (J.Z)
Un artista ensaya antes de entrar a las pruebas del Ayuntamiento de Madrid (J.Z)

Por unas horas la música ha regresado a las calles del centro de Madrid. A pesar de la prohibición que existe desde octubre del 2012, desde esta mañana y durante los próximos dos días los aledaños del Centro Cultural Conde Duque han vuelto a animarse con las notas de los artistas callejeros. Gaita, dulzaina, country, canción protesta… todos los géneros han estado presentes en las pruebas que el Ayuntamiento de la ciudad ha organizado para estos músicos.

Gracias a este casting, el patio de la institución se ha convertido en una zona de ensayo improvisada en la que los artistas han compartido su música a pesar del frío. Todos llegaban nerviosos, pero salían tranquilos al descubrir que el temido examen sólo consistía en cinco minutos de actuación. Relajados pero también desconcertados, ya que ninguno de ellos sabía con seguridad qué criterios se van a seguir para la concesión de los permisos que les permitan tocar en las calles de Madrid.

Muchos también se quejaban de que no se había facilitado la identidad de sus jueces, aunque desde la Dirección General de Medios de Comunicación del Ayuntamiento han confirmado a El Confidencial que “los jurados son licenciados superiores en música por el conservatorio. Tres son miembros de la Banda del Ayuntamiento y una es profesora superior de música y especialista en instrumentos”.

La mayor parte de los que acudían se mostraban ilusionados con esta medida que permitirá que vuelvan al centro de Madrid, donde hasta ahora tienen prohibido actuar. Así lo manifestaba Florentino Juanino, gaitero que considera que “así vamos a estar ordenados y no de cualquier manera”. Para Jaime Agraz, dulzainero durante toda su vida, una de las principales aportaciones de estos permisos es que evitarán “que los mafiosos estén dando por saco, y que un mendigo te diga que lleva en ese sitio muchos años y que tú no puedes estar”. Sin embargo también considera que los criterios no sólo serán musicales, sino que dependerán del nivel de decibelios emitidos, ya que lo que buscanes eliminar la contaminación acústica “aunque un martillo neumático contamina más que un instrumento”, ha añadido.

El grupo Con Chin Don lleva dos años tocando. Antes de entrar a su prueba el líder de la banda llamaba porteléfono al miembro que faltaba por llegar para que se diera prisa ya que todo seguía el horario previsto. Él ha tenido que pedir un día libre en el trabajo para poder acudir a este castingcon el que se ha mostrado muy crítico “Para ellos la música es un hobbie, de hecho la mayoría de nosotros trabajamos y nos han convocado en horario laboral. No sabemos si van a juzgar nuestro nivel musical, nuestro nivel sonoro… no sabemos nada”. A pesar de la prohibiciónCon Chin Don sigue tocando en la calle “de momento seguimos haciéndolo porque existe un vacío. La policía podía pedirnos el permiso para poder tocar pero nadie sabía qué había que hacer para solicitarlo” ha añadido para concluir que cree que esta medida es sólo un parche “esto no es la solución, la ordenanza considera que nosotros hacemos ruido, y nosotros hacemos música”.

La misma impresión tiene el quinteto Berganza Bras, que se han mostrado muy contentos tras su pruebapero que preferían ser cautelosos, ya que la decisión serásólo del jurado. Este grupo cree que, aunque para ellos sería un gran beneficio el obtener el permiso, también hay que pensar “en aquellos que no tienen nada y se ganan la vida tocando en la calle y no lo consigan”. Berganza Bras también han seguido tocando por las inmediaciones de Bilbao y la Puerta del Sol, su zona preferida, pero también saben que esta prueba no ayudará a que cambie la situación del arte en España “Estamos perdiendo la cultura musical, los músicos se están yendo fuera a estudiar y trabajar. Además la educación musical aquí no está muy cualificada”, ha añadido Sandra Fuentes, componente del grupo.

Mucho más beligerante se ha mostrado Yerai Calvo, que a pesar de llevar poco tiempo tocando piensa dedicarse a ello. Él ha decidido probar al jurado y sus criterios de idoneidad cantando en valenciano. Por si eso fuera poco se ha arrancado delante de ellos con una canción protesta sobre el accidente del metro de Valencia y “cómo los políticos han intentado ocultar lo que ocurrió”, como ha expresado tras realizar su examen. También ha deseado que este proceso hubiera sido más transparente “No han dicho nada, deberían haber dado más información. La gente está despistada, con dudas. Además los criterios se basan en la subjetividad del juez” ha comentado crítico.

A partir del miércoles todos ellos se enfrentarán al temido correo que les dirá si son aptos o no para obtener el premio final de este casting: el permiso para tocar sin problemas en el centro de su ciudad.

Arte Madrid