Zaha Hadid sepulta la tradición china
  1. Cultura
PREMIO RIBA 2013 PARA EL CENTRO COMERCIAL ‘GALAXY SOHO’

Zaha Hadid sepulta la tradición china

Su nueva obra arquitectónica, el 'Galaxy Soho', es acusada de violar múltiples leyes para la conservación del patrimonio cultural chino

placeholder Foto: Construcción del 'Galaxy Soho' en Pekín (EFE/Adrian Bradshaw)
Construcción del 'Galaxy Soho' en Pekín (EFE/Adrian Bradshaw)

330.000 metros cuadrados de estructuras de aluminio, cristal y piedra repartidos en cuatro edificios principales de 18 pisos cada uno. A escasos metros de esta mastodóntica superficie, un barrio de chabolas. Así es el centro comercial Galaxy Soho de Pekín. Un complejo que reúne tiendas, oficinas de lujo y restaurantes en un mismo espacio y que ha revolucionado la vida comercial china creando un paisaje que suponeuna paradoja. En un lado la ostentosidad del espectacular edificio, en el otro la pobreza de la gente de Pekín.

Ahora, esta obra del estudio de Zaha Hadid ha sido galardonadacon el Premio RIBA Internacional otorgado por el Real Instituto de Arquitectos Británicos y la polémica ha estallado al entregar una mención tan relevante a un edificio tan controvertido.

El Centro de Protección de la Herencia Cultural de Pekín ha sido el primero en alzar la voz por lo que han calificado “una decisión chocante”. Esta organización ha publicado una carta abierta destinada al Instituto de Arquitectos en la que explican los motivos por los que rechazan esta decisión.

El Galaxy Soho ha violado un gran número de leyes de preservación de la herencia cultural

En esta publicación se denuncia que el Galaxy Soho ha violado un gran número de leyes de preservación de la herencia cultural, incluidas las Medidas para la Protección Histórica y Cultural de los Paisajes de Pekín.

La carta acusa a esta construcción de “causar un gran daño a la conservación del antiguo callejero de Pekín, a los tradicionales Hutongs (callejones típicos chinos), a las casas de patios y al color y al estilo de la genuina arquitectura local de la ciudad de Pekín”

Las críticas del Centro de Protección de la Herencia Cultural de Pekín no se limitan a la decisión del RIBA, sino que ataca a las autoridades chinas a las que acusan de corrupción y de querer lucrarse anteponiendo sus intereses a los de la sociedad asiática, “la destrucción de la herencia y la violación de los derechos culturales han sido una ofensa común por muchos de los incipientes ricos y poderosos de la sociedad china. Algunos de ellos han trabajado mano a mano con oficiales corruptos para violar la valiosa herencia cultural mientras acumulan su propia riqueza”.

La institución termina su carta con una apocalíptica premonición en la que considera que la incompetencia de la ley hace que este tipo de destrucción esté creciendo muy rápidamente, “la negligencia deliberada es epidémica”, concluye el escrito.

Inauguración del 'galaxy soho' en pekín

El Instituto de Arquitectos Británicos ha ignorado estos daños colaterales y ha valorado el conjunto de la obra aislándola de su contexto social, ya que el edificio es también uno de los finalistas al Premio Lubetzkin, galardón que ya logró en 2009 otra estructura polémica de Pekín, el estadio olímpico conocido como ‘El nido’.

El inicio de todo, los juegos olímpicos

Fueron precisamente los Juegos Olímpicosdel 2008 los que cambiaron radicalmente el paisaje de Pekín. El gran número de infraestructuras acometidas durante todo el proceso de preparación de dicho acontecimiento produjo que más de la mitad de antiguos barrios de la ciudad fueran demolidos.

Inauguración de los juegos olímpicos pekín 2008

Como resultado de la rápida urbanización de Pekín, sitios tan característicos como el distrito de Qianmen han quedado reducidos a zonas comerciales dedicadas a turistas (donde se han instalado tiendas como Prada, Nike o Adidas), mientras que la ciudad presenta altos datos de congestión del tráfico y de contaminación del aire.

Esta reconstrucción de Pekín seguirá produciéndose en los próximos años, ya que para 2014 Zaha Hadid se espera que haya terminado su nuevo proyecto para la ciudad, Wangijng Soho. Tres torres que volverán a alterar el paisaje tradicional de la ciudad en una nueva muestra de poder de China al resto del mundo.

Arquitectura Noticias de China Zaha Hadid
El redactor recomienda