EL GRUPO CELEBRA EL ANIVERSARIO SU DISCO MÁS IMPORTANTE

Los Planetas, 15 años subidos al motor de un autobús psicodélico

Este disco no tiene ni más ni menos que lo que dice su título, Una semana en el motor de un autobús: provoca "un gran dolor de

Foto: Los Planetas, 15 años subidos al motor de un autobús psicodélico
Los Planetas, 15 años subidos al motor de un autobús psicodélico

Este disco no tiene ni más ni menos que lo que dice su título, Una semana en el motor de un autobús: provoca "un gran dolor de cabeza”. Lo dice Florent, guitarra de Los Planetas, haciendo un repaso del disco de consagración del grupo indie español más reconocido de los 90. Este año se cumple el décimo quinto aniversario del tercer álbum de los granadinos, y para celebrarlo van a pulsar el botón de rebobinar hasta 1998 e interpretar íntegramente el álbum en el festival Primavera Sound de Barcelona (22-26 de mayo) y de Oporto (30 de mayo-1 de junio).

El laboratorio tóxico de esta ocasión será casi idéntico al de entonces, cambiando únicamente al bajista. Julián se incorporó al grupo en el último trabajo de la banda, La leyenda del espacio (2007), sustituyendo al escocés Kieran Stephen. Por lo demás, los protagonistas siguen siendo la voz de J, la guitarra de Florent y de Banin (también al teclado) y la batería de Eric Jiménez.

Dispuestos a celebrar una vez más su Cumpleaños total, todavía andan cavilando con qué elementos nuevos sorprender en Barcelona y Oporto. Sin traicionar la esencia de Una semana en el motor de un autobús (RCA-BMG), se han propuesto incluir aires flamencos y violines en algunas de las canciones. Florent no revela más, sobre todo porque se trata de una idea aún “en el aire”.

Un disco especial entre los especiales

“Para nosotros el concierto va a ser como un flash del pasado, y vamos a hacer que esas canciones tengan la misma vitalidad y energía que en su momento trasmitieron a la gente”, explica Florent a El Confidencial. El Primavera Sound, asegura, supondrá un encuentro muy especial con la generación de seguidores de aquellos años. Pero además, será una forma de llegar a un público que conoce ese álbum de lejos o cuyo recuerdo se remonta a la música que escuchaban sus hermanos mayores: “Puede ser un toque de atención a los jóvenes, habrá mucha gente y para nosotros es lo máximo que hay en festivales”.

El éxito cosechado por Los Planetas radica, en gran medida, en unas letras sencillas, que representan a mucha gente”, según el guitarrista. Las ocho primeras canciones de ese viaje en autobús son una reflexión sobre las rupturas y las relaciones, con algunas frases cargadas de un sentimiento universal, el odio. Segundo premio, primer tema del álbum, refleja un dolor amargo rematado con rencor: Si te puedo hacer sufrir, ha servido para algo al menos para mí. Florent aclara que no eran canciones totalmente biográficas, ni en lo depresivo ni en la parte más reveladora del desfase. El bajón acaba con Montañas de basura, y a partir de ahí Los Planetas estallan en la fiesta con Cumpleaños total, una celebración pegadiza y cargada de alguna experiencia psicodélica. Es probablemente el tema más conocido y cantando de este grupo. El contagioso “No será peor de lo que era. No será peor, seguro que es mejor” del estribillo tiene mucho que ver en ello.

“Estuvimos un año entero preparando ese disco”, explica. Para Florent, fue un trabajo muy especial por los cambios que se dieron en el grupo, que generaron una gran expectativa por cómo se iba a traducir todo ello en el sonido. Pero también por la grabación, que se llevó a cabo en Nueva York, un mes fascinante “entre amigos”. Aun así, el guitarrista matiza que “todos los discos de Los Planetas son importantes porque abarcan algo especial de nuestras vidas”. El primero, Super 8 (1994) “porque fuimos el primer grupo de indie en castellano”, y el segundo, Pop (1996), porque "intentamos dar otro giro de tuerca". A Una semana en el motor de un autobús le siguieron otros cinco álbumes como Los Planetas.

Algo tuvo de especial ese trabajo cuando la revista Rockdelux lo eligió como mejor álbum nacional de 1998, segundo mejor de la década de los noventa y decimoctavo mejor del siglo XX. Dio de sí también para un libro de Nando Cruz, Una semana en el motor de un autobús. La historia del disco que casi acaba con Los Planetas (Lengua de Trapo). El libro deja entrever que en la creación del álbum estuvieron a punto de abandonar, algo “exagerado” según Florent: “En cualquier etapa hay momento de crisis, somos bastantes y siempre hay conflictos y roces”, matiza.

 

Cruz no deja de lado el camino que transitaba el grupo con las drogas. La imagen de portada del disco, ese símbolo de los productos tóxicos, dio para mucha reflexión. Pero con los años, las cosas se ven de otra manera: “Todas las épocas son tóxicas, aquella no más que la actual. Aquel trabajo refleja el día a día del rock and roll, la vida de la música... Es como una semana en el motor del autobús, acabas con un gran dolor de cabeza”. Asegura que en aquella etapa “se podía respirar un poco más de libertad, había otra energía en la calle”, y remata añadiendo que “el símbolo de la X es válido hoy también”, porque ninguna sociedad es perfecta y “hay que sacar la basura muchas veces”. 

Toxicosmos, Un mundo de gente incompleta o La copa de Europa, entre el resto de 12 temas del disco, sonarán el sábado 25 de mayo en el Parc del Fòrum de Barcelona. Una celebración que, 15 años después, no será como los "cumpleaños totales" de entonces, pero que no pierde la esencia de Los Planetas, porque “seguimos siendo los mismos”, apunta Florent.

Cultura
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios