También actuó el sexteto Charly Parker Legacy que brindó un homenaje al saxofonista cuando se cumple el cincuenta aniversario de su muerte.
  1. Cultura

También actuó el sexteto Charly Parker Legacy que brindó un homenaje al saxofonista cuando se cumple el cincuenta aniversario de su muerte.

El pianista Chick Corea y el flautista y saxofonista Jorge Pardo tiñeron el Festival Internacional de Jazz de Vitoria con una mezcla de jazz y flamenco

placeholder Foto: También actuó el sexteto Charly Parker Legacy que brindó un homenaje al saxofonista cuando se cumple el cincuenta aniversario de su muerte.
También actuó el sexteto Charly Parker Legacy que brindó un homenaje al saxofonista cuando se cumple el cincuenta aniversario de su muerte.

El pianista Chick Corea y el flautista y saxofonista Jorge Pardo tiñeron el Festival Internacional de Jazz de Vitoria con una mezcla de jazz y flamenco que, como ya es habitual en los últimos años, puso en pie al público vitoriano. El segundo gran concierto de la XXIX edición del festival de Vitoria estuvo protagonizado por Chick Corea y su nueva banda, Touchtone, y por el sexteto Charly Parker Legacy que rindió homenaje al histórico saxofonista en el cincuenta aniversario de su muerte.

Chick Corea lideró sobre el escenario a su nueva banda con la que recupera el espíritu flamenco del álbum Touchtone, grabado en 1982 junto a Paco de Lucía. Sus nuevos compañeros de viaje son sus viejos conocidos Jorge Pardo (flauta y saxo), Carles Benavent (bajo), Rubem Dantas (percusión) y Tom Brechtlein (batería). El genio del piano demostró de nuevo en Vitoria por qué ostenta doce Grammys y es considerado uno de los músicos de jazz más significativos de los últimos cuarenta años. Junto a Touchtone, consiguió una mezcla irrestible de jazz y flamenco que fue envolviendo al público, hasta que éste acompañó los temas con palmas e, incluso, se arrancó por su cuenta entre canción y canción.

Además de Corea, sobre el escenario brilló con una luz cegadora el maestro de la flauta travesera y del saxo Jorge Pardo, antiguo compañero tanto de Corea como de Paco de Lucía. Sus acordes se mezclaron a la perfección con los de Corea y dieron como resultado un lenguaje flamenco que el público entendió a la perfección.

Charlie Parker Legacy

La noche de Mendizorroza la abrió Charlie Parker Legacy, un grupo conformado para la ocasión para homenajear al creador del bebop en el cincuenta aniversario de su muerte. Los saxofonistas Jesse Davis, Wess Anderson y Vincent Herring, el pianista Ronnie Mathews, el contrabajista Ray Drummond y el batería Jimmy Cobb evocaron al 'Bird (pájaro)' con brillantes interpretaciones tanto en grupo como por separado.

Jesse Davis advirtió al público al empezar a actuar de que Charlie Parker "estaba en el ambiente", y le definió como un genio y un muy buen compañero de viaje. Para recordarle y venerarle, los músicos hicieron interpretaciones melódicas magistrales que fueron muy aplaudidas por el público.

La revelación de la noche fue precisamente el artista invitado por este grupo: el jovencísimo saxofonista Francesco Cafiso que a sus dieciséis años actuó por primera vez en el escenario principal del festival de Vitoria, y demostró que se puede confiar en él y mezclarle con los más veteranos. Jesse Davis presentó al apadrinado de Wynton Marsalis como "una cara de bebé que cuando toca se convierte en asesino", y tuvo toda la razón.

Mendizorroza acogerá la 'Noche Blue Note' con Joe Lovano Quartet y Cassandra Wilson.

Jazz