apple anuncia su apuesta este lunes

Disney, el invitado que amenaza con aguar la fiesta de Netflix

El gigante Disney ha engordado su negocio con la compra de 21st Century Fox para desarrollar Disney+, su propia plataforma de contenidos con la que plantar cara a Netflix

Foto: Minnie Mouse y Mickey Mouse son dos de los personajes clásicos de la factoría Disney. (Reuters)
Minnie Mouse y Mickey Mouse son dos de los personajes clásicos de la factoría Disney. (Reuters)

Disney ha sellado la compra de 21st Century Fox, la división de entretenimiento de Fox, por 62.800 millones de euros (72.000 millones de dólares). La operación, anunciada hace meses, se ha cerrado tras recibir el visto bueno de las autoridades de competencia. El resultado: un gigante que incluye marcas como Marvel, Pixar, Star Wars y Los Simpsons, entre otras. En el horizonte, la apuesta por lanzar Disney+, la plataforma de pago con la que pretenden plantar cara al reinado de Netflix, que ya ha deslizado que los de Walt Disney se han subido tarde al carro del 'streaming', una afirmación con la que los expertos consultados no coinciden

"No creo que llegue tarde", señala Elena Neira, consultora audiovisual y profesora universitaria. "Disney ha ganado muchísimo dinero en los últimos años y no ha considerado que fuese una prioridad hasta hace un par de años". La compañía que dirige Robert Iger ha firmado este 'deal' millonario para desarrollar su propia OTT y, en opinión de Neira, conquistar al escurridizo público que todos buscan: los jóvenes. "Es una operación lógica".

Los dueños de Mickey Mouse, que cerraron su último año fiscal con un beneficio de 11.115 millones de euros (12.598 millones de dólares), van a por todas con su nueva apuesta. Neira cree que el músculo del grupo le permitirá disponer de un catálogo a la altura del de Netflix y recuerda que los de Walt Disney ya han anunciado que saldrán al mercado con mejores precios que los que ofrece Reed Hastings. "Mi duda es si van a poder estar a la altura tecnológica", apunta. A este respecto, Netflix tiene mucho terreno ganado y es clave que Disney no dé puntada sin hilo.

Logo de la plataforma de contenidos Netflix. (Reuters)
Logo de la plataforma de contenidos Netflix. (Reuters)

María Rua, directora ejecutiva de IHS Markit, coincide con la tesis de Neira y no cree que Disney llegue tarde a la fiesta. "Junto con Fox, la compañía tiene un catálogo muy atractivo para atraer audiencias de todo el mundo", apunta. A su juicio, los grandes ganadores de esta particular batalla online serán Netflix, Amazon, Disney y Apple, que este lunes anuncia su propia plataforma. "Cualquier otro que quiera sumarse deberá aliarse con alguno de ellos. Las alianzas van a ser fundamentales a partir de ahora y los más pequeños no deberían intentar competir directamente".

Pepe Cerezo, consultor y socio de Evoca Media, también es de los que cree que Disney no llega tarde y señala que esta operación "va a reconfigurar el mercado" y permitirá a Disney dividir su estrategia en tres divisiones: deportes a través del canal ESPN, contenido infantil con su marca Disney y su nueva plataforma Disney+ para capturar un público más amplio.

Y eso sin tener en cuenta a Hulu, otra plataforma de 'streaming' de que la Fox tenía el 30% y Disney contaba con otro 30%. Tras la operación, los dueños de Mickey Mouse cuentan con un 60% del capital y, tal y como desliza Cerezo, conviene no perder de vista los próximos pasos que vaya a dar Disney respecto a este servicio. "Va a ser clave", resume.

Fragmentación de la oferta

Con tanta oferta, los usuarios cada vez tienen que tomar más decisiones sobre a quién le entregan su tiempo y su dinero. El abanico de opciones es cada vez más amplio y, aunque 'a priori' esto pueda parecer algo bueno para los consumidores, Neira cree que está a punto de tocar techo. "No hay ni dinero ni horas para ver todo lo que se oferta ahora mismo", razona. Con tanta variedad, las plataformas tendrán que hacer filigranas para lucir el valor añadido que aportan y retener a los usuarios. La mejor receta, el contenido propio.

La fiesta sigue y los números por ahora no tocan techo, pero las costuras pueden asomar en cualquier momento. "El mercado aguantará en función del dinero que puedan invertir estas compañías, su capacidad para escalar el negocio globalmente y para sobrevivir con escasos márgenes", avisa Neira. En Estados Unidos, un mercado muy maduro en el consumo de 'streaming', la consultora explica que cada usuario tiene una media de 2-3 plataformas, siendo Netflix una de ellas. En España, un reciente informe de Barlovento Comunicación pone de relieve que uno de cuatro hogares ya cuenta con los servicios de 'streaming' de Netflix y/o HBO. En cifras, son 4,8 millones de hogares, el 26% del total.

Amazon cuenta con el servicio Amazon Prime Video. (Reuters)
Amazon cuenta con el servicio Amazon Prime Video. (Reuters)

El 'boom' de este tipo de servicios es tal, que ya hay quien se atreve a hablar de burbuja de contenidos. "Sin duda, como usuarios se está acrecentando esta percepción de burbuja audiovisual", apunta Neira. "El rumbo que está tomando el mercado (que cada vez contará con más plataformas) tiene en la captación de suscriptores un reto cada vez mayor". Para esta consultora, "los medios tradicionales tienen una batalla: asumir la fragmentación de consumos, la multiplicación de agentes y la necesidad de apostar por el 'streaming' como vía para la generación de nuevas audiencias, allí en donde estén y de la manera en que quieran ver los contenidos. Es decir, el 'streaming' se ha convertido en una exigencia de su negocio audiovisual".

Por otro lado, en esta particular guerra por la tarta online no hay que perder de vista la dimensión de cada comensal. Como recuerda Cerezo, las cifras que hay en los balances de 'players' tradicionales les dota de un músculo financiero muy potente para hacerse un hueco en el mercado. En 2018, Apple ganó 52.200 millones de euros; Disney registró un beneficio de 11.115 millones y Amazon, que ya cuenta con su propia plataforma, hizo lo propio con 8.800 millones de euros. En el mismo periodo, Netflix registró un beneficio de 1.063 millones de euros. En suma, números gruesos que pronostican inversiones millonarias para ganar la ya bautizada como guerra del 'streaming'.

Comunicación

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios