La exdirectora del 'New York Times' defiende el muro de pago en internet
  1. Comunicación
ELOGIA A 'EL CONFIDENCIAL' POR LA LISTA FALCIANI

La exdirectora del 'New York Times' defiende el muro de pago en internet

Si los contenidos son buenos y valiosos el lector pagará por ellos en internet. Jill Abramson, la única mujer que llegó a dirigir The New York

placeholder Foto: Jill Abramson, exdirectora de 'The New York Times', ayer en Madrid. (Pablo López Learte)
Jill Abramson, exdirectora de 'The New York Times', ayer en Madrid. (Pablo López Learte)

Si los contenidos son buenos y valiosos, el lector pagará por ellos en internet. Jill Abramson, la única mujer que llegó a dirigir The New York Times durante tres años, defendió ayer en Madrid, en una conferencia organizada por la Universidad de Navarra, un modelo de negocio para la prensa digital basado en la calidad de los contenidos y en el muro de pago como vía a seguir en el futuro. “Es peligroso tener un modelo basado únicamente en la publicidad online, que tiene los mismos altibajos cíclicos que la publicidad en presa y en revistas”, explicó.

Escuchar a Jill Abramson es congraciarse con el oficio del periodismo y con el poder de la narrativa y de las historias bien contadas como gancho para atrapar a los lectores. Por ello, su conferencia, dentro del ciclo "Conversaciones con", había generado una enorme expectación entre un público repleto de cronistas del oficio y de estudiantes de la profesión. Algunos, caras célebres como Pilar Urbano, Ana Pastor, Covandonga O´Shea o Julio Somoano, entre otros.

Durante su periodo como directora del NYT, el periódico llegó a alcanzar la cifra de los 800.000 abonados dispuestos a suscribirse al muro de pago. "Pensábamos que el contenido de The New York Times tenía tanto valor y tanta calidad que la gente estaría dispuesta a pagarlo", explicó. Eso sí, recordó que, antes de esa decisión, la medida generó un profundo debate con apasionadas posiciones a favor y en contra dentro de la redacción hasta que el editor del rotativo tomó la decisión final. "El periodismo de calidad sigue siendo el modelo de The New York Times y su objetivo es llegar a tener un millón de abonados".

Como ejemplo de esa forma de hacer periodismo de calidad y rentable, Abramson cita el caso del reportaje Snow Fall, publicado bajo su dirección y que fue ganador de un premio Pulitzer. El reportaje aborda la muerte de unos esquiadores en una avalancha de nieve desde diferentes perspectivas hasta explorar, por ejemplo, el efecto del cambio climático sobre las avalanchas de nieve. "Fue un fenómeno multimedia, que atrajo a lectores de todo el mundo y abrió caminos en el modo de contar historias en periodismo. Son historias de más largo aliento y nadie puede argumentar que no haya un enorme público que no siga anhelando estas historias bien contadas".

"Sabemos que la capacidad de atención del lector ha disminuido a impactos, imágenes. Pero hay ejemplos de nuevos medios como BuzzFeed, Vice Media y el Huffington Post que invierten más recursos humanos y más dinero en la creación de estas historias largas de investigación".

La periodista está embarcada en un próximo proyecto periodístico junto a Steven Brill, fundador de CourTV, que se basará en una revista online de colaboraciones largas, a medio camino entre el gran reportaje y el libro por la que sus autores podrán llegar a cobrar hasta 100.000 dólares en sus investigaciones.

Elogio a El Confidencial por la Lista Falciani

La exdirectora del NYT también contó sus propias batallas periodísticas con los Gobiernos de China o Estados Unidos a causa de informaciones sensibles que han dificultado mucho el día a día de los periodistas en Estados Unidos.

"Me preocupa que en EEUU el New York Times no pueda seguir publicando historias. Han llevado a los tribunales a nueve casos de WikiLeaks. Y han obligado a los periodistas a declarar sus fuentes. Nunca había sido tan difícil trabajar en Washington como periodista como ahora", dijo.

Por ello, por los riesgos que a futuro observa en la profesión con la censura y la autocensura, Abramson citó como ejemplo de buen periodismo a El Confidencial por publicar en España los nombres que integran la lista Falciani en una investigación coordinada por Le Monde y el ICIJ. "Es fantástico que un medio digital como El Confidencial haya desempeñado un rol tan valiente", afirmó.

Periodismo The New York Times Lista Falciani