en una conferencia de la universidad de navarra

La exdirectora de 'The New York Times' elogia a 'El Confidencial' por #swissleaks

Jill Abramson, directora de The New York Times durante casi tres años, ha felicitado a este diario por la publicación de la investigación sobre la Lista

Foto: Jill Abramson, exdirectora de The New York Times, hoy en Madrid (Pablo López Learte)
Jill Abramson, exdirectora de The New York Times, hoy en Madrid (Pablo López Learte)

Escuchar a Jill Abramson, directora de The New York Times durante tres años -la única mujer que ha llegado a ese puesto en el periódico- es congraciarse con el oficio del periodismo y con el poder de la narrativa y de las historias bien contadas como gancho para atrapar a los lectores. Por ello, su conferencia, este jueves, en Madrid, organizada por la Universidad de Navarra dentro del ciclo "Conversaciones con", había generado una enorme expectación entre un público repleto de cronistas del oficio y de estudiantes de la profesión.  Algunos, caras célebres como Pilar Urbano, Ana Pastor, Covandonga O´Shea o Julio Somoano, entre otros.

Ante esta audiencia, la exdirectora del NYT ha contado sus propias experiencias con la publicación de informaciones que, en su día, le enfrentaron con el Gobierno chino, que censuró la web del periódico 27 segundos después de que publicase una historia sobre la corrupción de varios dirigentes del partido Comunista o sus choques con la administación Obama tras el caso Edward Snowden. La difusión del macroespionaje perpetrado por el Gobierno estodounidense a través de la NSA a países aliados.

 

"Me preocupa que en EE.UU. el New York Times no pueda seguir publicando historias. Han llevado a los tribunales a nueve casos de wikilealks. Y han obligado a los periodistas a declarar sus fuentes. Nunca había sido más difícil trabajar en Washington como periodista como ahora",

Por ello, por las riesgos que a futuro observa en la profesión con la censura y la autocensura, Abramson ha citado como ejemplo de buen periodismo a El Confidencial, por publicar en España los nombres que integran la Lista Falciani en una investigación coordinada por Le Monde y el ICIJ. "Es fantástico que un medio digital como El Confidencial haya desempeñado un rol tan valiente", ha indicado.

 

Abramson sostiene que el periodismo de calidad y las buenas historias siguen siendo lo suficientemente valiosas como para que los lectores sigan pagando por estos contenidos tanto en su versión en papel como en formato digital. De hecho, durante su periodo como directora del NYT, el periódico llegó a alcanzar la cifra de los 800.000 abonados dispuestos a suscribirse al muro de pago

"La principal razón por la que se creó ese muro de pago es porque pensábamos que el contenido de The New York Times tenía tanto valor y tanta calidad que la gente estaría dispuesta a pagarlo", ha explicado tras ser preguntada al respecto por uno de los asistentes. "El periodismo de calidad sigue siendo el modelo de The New York Times y su objetivo es llegar a tener un millón de abonados". 

 

La exdirectora de 'The New York Times', Jill Abramson (P. López Learte)
La exdirectora de 'The New York Times', Jill Abramson (P. López Learte)

 

Abramson sostiene por ello que lo relevante es la calidad de la información y no tanto el modelo de negocio de la prensa que la difunde. Y asegura que sigue existiendo "un anhelo humano y fundamenta" por seguir conociendo historias relevantes y bien contadas. Como ejemplo, ha citado el caso de una periodista del Baltimore Sun que logró una audiencia millonaria en su serial sobre un suceso que elaboró en podcasts. 

"Estos seriales son lo nuevo, lo que está atrayendo la curiosidad ahora en Estados Unidos y, en el fondo, no son nuevos. Ya lo hacían los folletines del siglo XIX o Charles Dickens en sus cuentos", ha explicado.

La periodista está embarcada ahora en un proyecto periodístico junto a Steven Brill, fundador de CourTV. Será una revista on-line de colaboraciones largas, a medio camino entre el gran reportaje y el libro, por el que cada firma percibirá altas compensaciones económicas. Su idea es seguir explorando formatos como el que ya empleó el NYT en el reportaje "Snow Fall", ganador de un premio Pulitzer y que aborda la muerte de unos esquiadores en una avalancha de nieve desde diferentes perspectivas hasta explorar, por ejemplo, el efecto del cambio climático sobre las avalanchas. "Fue un fenómeno multimedia, que atrajo a lectores de todo el mundo y abrió caminos en el modo de contar historias en periodismo. Son historias de más largo aliento y nadie puede argumentar que no haya un enorme público que no siga anhelando estas historias bien contadas". 

"Sabemos que la capacidad de atención del lector ha disminuido a impactos, imágenes -ha añadido-. Pero hay ejemplos de nuevos medios como BuzzFeed, Vice Media y el Huffington Post que invierten más recursos humanos y más dinero en la creación de estas historias largas de investigación".

Estas y otras intervenciones han tenido reflejo en una amplia discusión en Twitter por parte de asistentes y seguidores de la señal en directo.

Su paso por España la llevará mañana hasta Pamplona, en donde participará en una master class con alumnos de periodismo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Actualmente, da clases de Historia de Periodismo y Periodismo Narrativo en Harvard. Ha trabajado en Time (1973-1976), The American Lawyer (1977-1986), The Wall Street Journal (1988-1997) y The New York Times (1997-2014).

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios