la cadena le pidió que continuara

Buruaga anuncia en antena su salida de Cope pese a tener firmado un año más

La salida de la Cope de Sáenz de Buruaga ha sido un rumor recurrente. Fuentes próximas a la compañía admitían ayer que su continuidad estaba en el aire.

Foto: Ernesto Sáenz de Buruaga entrevista a Susana Díaz. (EFE)
Ernesto Sáenz de Buruaga entrevista a Susana Díaz. (EFE)

La salida de la Cadena COPE de Ernesto Sáenz de Buruaga ha sido un rumor recurrente en los últimos años. Un runrún puntualmente desmentido por la cúpula de la emisora de la Conferencia Episcopal, que ha sido siempre tajante a la hora de defender la continuidad del periodista al frente de las mañanas. Sin embargo, el statu quo largamente forjado parecía saltar ayer por los aires. Y es que fuentes próximas a la compañía admitían a media tarde que la permanencia en la casa del comunicador estaba en el aire. Un temor que se confirmaba esta misma mañana, cuando el locutor anunciaba en antena que dejaba la emisora pese a que esta le había pedido que continuara.

Según estas mismas fuentes, el sentimiento en la emisora no habría cambiado respecto a la última publicación del Estudio General de Medios (EGM), cuando se trasladó a los diferentes comunicadores que la intención de la compañía es que todos continuaran la temporada que viene. Sin embargo, la percepción del periodista sí se habría modificado. “La idea era y es seguir igual. Sin embargo, en las últimas horas les ha llegado el mensaje de que Sáenz de Buruaga podría no estar por la labor. Más allá de que esa tesis esté fundada y ante el ruido generado, se le ha trasladado la necesidad de reunirse y aclarar la situación”, se explicaba ayer a media tarde.

La incertidumbre en torno al periodista se producía en un momento muy poco oportuno, al punto de alentar interpretaciones varias en la casa. No en vano, ayer estaba prevista la celebración de una reunión del Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal, con cuestiones relacionadas con la emisora sobre la mesa. “Parece hecho con la idea de desestabilizar”, admitían fuentes internas de la firma, sabedoras de la convocatoria del cónclave. En concreto, los obispos debían abordar las renovaciones de Fernando Giménez Barriocanal y Rafael Pérez del Puerto, presidente y consejero delegado de la sociedad, respectivamente. También la sustitución puntual de algún consejero.

No ayudó a templar gaitas la ausencia en los micrófonos de Sáenz de Buruaga a primera hora de la mañana, lo que alentó las especulaciones. Lo cierto es que, según confirman fuentes de la cadena, el locutor había solicitado ese día desde hacía tiempo, con el fin de resolver cuestiones personales que le obligaban a desplazarse. No faltaba quien ayer en la casa, ante tamaña concurrencia de situaciones anómalas, buscaba cómo encajar las piezas de un puzle extraño y esquivo. En todo caso, sí había la convicción de que el recorrido del affaire era limitado en el tiempo, como se ha demostrrado.

Resolver el contrato

Carlos Herrera (Efe)
Carlos Herrera (Efe)


Desde el punto de vista contractual, no habría caso. Ernesto Sáenz de Buruaga tenía firmado un año más para seguir en la COPE, una situación similar a que tiene su competidor en Onda Cero, Carlos Herrera. Dicho esto, no había dudas de que, si una de las partes no deseaba continuar con la relación, se llegaría a un acuerdo para resolver el contrato. Eso sí, la crisis tiene lugar en uno de los momentos más inesperados, teniendo en cuenta el momento dulce que vive la emisora en términos de audiencia después del acuerdo largamente perseguido con Vocento para integrar los postes de Punto Radio.

Del mismo modo, la emisora de la Conferencia Episcopal ha capeado la crisis con menos sobresaltos que muchos de sus adversarios. Como adelantó El Confidencial, la cadena logró mantener sus cuentas a raya en 2013 gracias a los ingresos extraordinarios derivados del traspaso de sus centros emisores a Abertis. En concreto, la sociedad registró un simbólico beneficio bruto de explotación (ebitda) próximo a los 200.000 euros, después de enjugar con la operación unas pérdidas operativas de entre ocho y nueve millones. Antes y según las últimas cuentas remitidas al Registro Mercantil, el resultado negativo se situó en 3,24 y 3,44 millones en 2012 y 2011, respectivamente, un deterioro llevadero a la espera de un cambio de ciclo publicitario.

Ni siquiera los cambios en la jerarquía eclesiástica que tuvieron lugar el pasado mes de marzo, con el nombramiento como jefe de los obispos del arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, suscitaban temor alguno en la COPE. No en vano, el principal problema de la Conferencia Episcopal en términos mediáticos está en 13TV, un auténtico agujero económico y todo un quebradero de cabeza editorial. “En la radio no se prevén cambios importantes pase lo que pase. No ha habido modificaciones importantes en décadas; el propio Blázquez ya fue presidente de la Conferencia Episcopal y no tocó nada”, se confiaba desde la casa en la previa a la elección. Otra cosa es que la parrilla demande cambios de cara a la temporada 2014-2015 y haya que mover ficha. No eran horas fáciles ayer en Alfonso XI.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios