Es noticia
Menú
El 'homeless' millonario al que rescató Prisa deja el Consejo con un tesoro en acciones
  1. Comunicación
nicolas berggruen comunica su renuncia

El 'homeless' millonario al que rescató Prisa deja el Consejo con un tesoro en acciones

Nicolas Berggruen, en su día cabeza visible de Liberty, presenta su renuncia al cónclave de Prisa tres años después de garantizar el futuro del grupo

Foto: El inversor Nicolas Berggruen. (EFE)
El inversor Nicolas Berggruen. (EFE)

De millonario homeless a magnate del transporte low cost mexicano. La espiral de cambios en la que vive el accionariado y el Consejo de Administración de Prisa experimentabaayer otro hito. Nicolas Berggruen, en su día cabeza visible de Liberty, presentaba su renuncia al cónclave de la editora de El País. Un adiós que se produce apenas tres meses después de que su compañero en la aventura, Martin E. Franklin, también aparcara su puesto de consejero. Entre ambos atesoran un 6,82% de la compañía y su marcha apunta a un fin de ciclo. De hecho, no hace ni un mes que el empresario azteca Roberto Alcántara Rojas se subía al barco, a la vez queuna constelación de fondos buitre. Todo un cambio de guardia.

Berggruen y Franklin salen del Consejo después de tres años y con un botín apreciable. Según información recientemente remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el primero recibió el pasado 25 de septiembre su remesa anual de acciones. En total, 5,85 millones de títulos en concepto de pago por dividendo que hacían subir su participación en el capital hasta el 3,87%. La cuota de Franklin alcanzaba el 2,36%. Además, el tándem acapara participación de forma indirecta, tras la creación de una sociedad con los Polanco –Otnas– para la ejecución de warrants. Prisa cerraba ayer con una cotización por encima de los 0,4 euros, lo que sitúa su capitalización en 460 millones de euros.

Los estadounidenses eran los promotores de Liberty, un vehículo financiero –special purpose acquisition company(SPAC)– que aglutinaba decenas de inversores confiados en acometer una operación rentable. El plazo se agotaba cuando apareció Prisa, a la sazón acuciada por los bancos. Las firmas yhedge fundsen liza acordaron entonces, allá por finales de 2010, inyectar sus 650 millones en el capital del grupo. A cambio, recibieron por cada uno de sus títulos 1,5 acciones ordinarias de Prisa y tres acciones sin derecho de voto convertibles –clase B–, además de 0,50 dólares de los fondos propios del SPAC. Por si fuera poco, las acciones clase B llevaban un premio extra: un dividendo anual acumulativo de 0,175 euros por título, abonado en los dos últimos años en especie por los problemas financieros de Prisa.

¿Por qué abandonan ahora el Consejo? Fuentes próximas a la compañía explicaban ayer la salida de Berggruen con cierta relajación. “Iba poco al cónclave. No hay que buscar más, sus intereses van por otro lado. Está volcado con su Instituto y con su participación ya refuerza el núcleo duro que Juan Luis Cebrián intenta armar en torno a los Polanco. No precisa más”, exponían. Además, vista la operación rescate a Prisa armada por los bancos acreedores y por todo el establishment nacional, parecerazonable conservar las acciones a la espera de hacer caja de verdad, algo factible a poco que se vendan los activos en la rampa de lanzamiento –el primero Digital+– y mejore algo la deteriorada cuenta de resultados.

El presidente de Prisa, Juan Luis Cebrián, y Nicolas Berggruen. (EFE)Con su salida, en todo caso, las reuniones de Prisa pierden algo de glamour. Berggruen ha sido habitualmente presentado como un homeless rico,visión que él mismo ha cultivado en diferentes artículos publicados en prensa internacional. Por propias convicciones, vendió su finca de Nueva York y su mansión de Florida. Hasta hace bien poco presumía de residiren hoteles de todo el mundo y de no querercargas materiales más allá de su colección de arte. Con un patrimonio cercano a 2.000 millones de dólares segúnForbes, a su muerte toda su fortuna irá a parar a la caridad y sus Warhols y Koons, a un museo propio en Berlín. Una riqueza que tiene su origen ensu padre, Heinz Berggruen, marchante y coleccionista de arte que frecuentó a iconos del siglo XX comoFrida Kahlo o Pablo Picasso, de quien llegó a poseer 85 obras.Por su parte, Franklin es un reconocido ironman.

Compraventa de acciones

Eso sí, el cambio de guardia alberga algunas preguntas. Como adelantó El Confidencial y para formar un núcleo duro en plena tormenta accionarial, Prisa incorporaba al citado Rojas Alcántara, magnate del transporte aéreolow coste incluido en la lista de los 100 principales ejecutivos de Méxicoque elabora anualmente la CNN. Claro que, por ahora, al empresario propietario de Grupo Toluca y VivaAerobus se le ha otorgado un puesto en el Consejo de Administración y presencia en la Comisión Delegadacuando apenas atesora un 0,001% del capital de Prisa. El sector descuenta desde hace semanas que pueda comunicar en algún momento la toma de algún paquete adicional de acciones.

También está por ver cómo proceden Telefónica, Santander o La Caixa, que en los próximos meses deberían entrar en el capital al ejecutarse la compra de bonos o el canje de deuda por capital pactado en el verano de 2012 para aliviar la carga de la compañía. Por ahora, quienes sí han dado señales de vida han sido los fondos buitre. Sin ir más lejos, Silver Point Capital y Monarch Master Funding 2 comunicaban recientementela adquisición de acciones equivalentes a un 6,24% y un 5,76% del capital, respectivamente. Ambas formaban parte de la constelación de firmasdistressedque se hicieron en su día con deuda de la sociedadcon un importante descuento y que impusieron su ley a finales de año para reestructurar elagujerode la otrora empresa de los Polanco. Toda una montaña rusa.

De millonario homeless a magnate del transporte low cost mexicano. La espiral de cambios en la que vive el accionariado y el Consejo de Administración de Prisa experimentabaayer otro hito. Nicolas Berggruen, en su día cabeza visible de Liberty, presentaba su renuncia al cónclave de la editora de El País. Un adiós que se produce apenas tres meses después de que su compañero en la aventura, Martin E. Franklin, también aparcara su puesto de consejero. Entre ambos atesoran un 6,82% de la compañía y su marcha apunta a un fin de ciclo. De hecho, no hace ni un mes que el empresario azteca Roberto Alcántara Rojas se subía al barco, a la vez queuna constelación de fondos buitre. Todo un cambio de guardia.

Deuda El País Rescate
El redactor recomienda