Mantiene una participación 'simbólica'

Recarte dimite como consejero de Libertad Digital y vende el grueso de sus acciones

El economista Alberto Recarte, fundador, ex presidente y uno de los pilares del grupo controlado por Jiménez Losantos, ha dimitido como consejero

Foto: Alberto Recarte, en un programa de televisión
Alberto Recarte, en un programa de televisión

Cambios de peso en Libertad Digital. El economista Alberto Recarte, fundador, expresidente y uno de los pilares del grupo controlado por Federico Jiménez Losantos, ha dimitido como consejero de la sociedad, según información recogida por el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) el pasado 4 de octubre. Fuentes próximas al ejecutivo, a la sazón consejero delegado de la empresa de ingeniería Centunión, añaden que también se ha desprendido de una parte sustancial del capital que atesoraba en la firma y que rozaba el 20%. “Se ha quedado con un porcentaje simbólico”, zanjan. También ha abandonado el Consejo de Administración otro hombre fuerte en el cónclave, como Mauricio Toledano.

El paso atrás de Recarte se produce apenas meses después de que el grupo tomara una decisión que cambiaba radicalmente la hoja de ruta de la sociedad. Libertad Digital anunciaba el pasado mes de marzo la venta de sus licencias de TDT en Madrid a Trinity Broadcasting Network, multinacional estadounidense de televisión cristiana. La compañía entendía que la medida era necesaria para garantizar “la continuidad del grupo”, al tiempo que le dotaba de músculo para centrarse en la expansión radiofónica de esRadio, en busca de nuevas licencias. “En ese marco, Recarte ha entendido que se había acabado un ciclo. No hay que buscar más razones ni mucho menos desavenencias”, exponen estas fuentes.

Su salida no es una marcha cualquiera. Cuando Jiménez Losantos asumía la presidencia de la casa a mediados de 2012, la compañía mencionaba explícitamente la importancia del exconsejero de Caja Madrid en la gestación del proyecto editorial hace más de una década. “Federico Jiménez Losantos reafirma su compromiso con el proyecto que él mismo creó junto a Alberto Recarte en el año 2000”, se apuntaba en un comunicado. Es más, el locutor sustituía al frente de la sociedad al catedrático Francisco Cabrillo, que a su vez había reemplazado al propio Recarte como presidente de la firma en febrero de 2012

Jiménez Losantos (izq.)
Jiménez Losantos (izq.)
Según las últimas cuentas presentadas al Registro Mercantil, correspondientes al año 2012, Libertad Digital perdió 1,34 millones de euros, en línea con el saldo negativo de 1,31 millones registrado en el ejercicio precedente. Todo pese a sufrir una importante disminución de la cifra de negocios, en plena debacle publicitaria para el conjunto de los medios de comunicación. En este sentido, la sociedad ingresó 10,3 millones de euros el año pasado, lejos de los 11,67 que se apuntó en 2011. El grupo afronta una deuda manejable de 716.410 euros y, aunque debe a proveedores 1,8 millones, tiene cuentas pendientes de cobro por el doble, en concreto por importe de 3,62 millones.

Plan de ahorros

La sociedad constata en sus cuentas la reducción a la mitad del mercado publicitario desde el inicio de la crisis, un escenario al que Libertad Digital no ha sido ajeno. “En términos agregados, los ingresos del grupo se han visto reducidos en apenas dos años en un 17%”, sostiene la empresa, incidiendo en el mal comportamiento de las ramas de radio y televisión. Razón suficiente para poner en marcha medidas de ahorro operativo, en programación y en el ámbito salarial. “En conjunto, durante el año 2012 se logró ahorrar (…) un total aproximado de 620.000 euros, estimándose un ahorro de coste global para el año 2013 de 1.075.000 euros respecto de la estimación de costes a inicios del año 2012”.

En este sentido, también cuantifica el impacto positivo de la venta de las licencias de TDT en Madrid. “El total de los ingresos derivados de esta operación se estima que superará los tres millones de euros. Adicionalmente nos permitirá liberar los avales depositados ante la Comunidad de Madrid, por un total de 1.800.000 euros, y como consecuencia podremos liberar fondos pignorados actualmente por un valor aproximado de 272.000 euros”. Un flujo de fondos que proporcionará una “muy necesaria” liquidez al grupo y permitirá “garantizar la estabilidad financiera (…) con la vista puesta en una recuperación del mercado publicitario en el sector de la radio en el medio plazo”.

En este sentido, el proyecto de Jiménez Losantos pone énfasis en su apuesta por la división radiofónica “en un momento en que desaparece del mercado uno de nuestros principales competidores, ABC Punto Radio”. Con un afán: tomar el botín en anuncios que se libera. “Nuestro objetivo es doble –insiste el informe–. Por una parte, captar parte de los anunciantes que realizaban inversión publicitaria en la emisora de Vocento, y por otra, conseguir que alguna de las emisoras asociadas a dicha cadena se una a nuestro proyecto”.

Comunicación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios