APD: hay que demostrar que los datos biométricos son necesarios para la lucha antiterrorista
  1. Comunicación

APD: hay que demostrar que los datos biométricos son necesarios para la lucha antiterrorista

El director de la Agencia de Protección de Datos (APD), José Luis Piñar, opina que los datos biométricos que los países de la UE pudieran tomar

El director de la Agencia de Protección de Datos (APD), José Luis Piñar, opina que los datos biométricos que los países de la UE pudieran tomar e intercambiar deberían ser los estrictamente imprescindibles para luchar contra el terrorismo y se tendría que "demostrar" que su control es necesario para tal fin. Esta semana, en la reunión de varios ministros europeos de Interior en Londres, el comisario Franco Frattini planteó la idea de facilitar entre los países de la Unión el intercambio de datos sobre pasajeros de vuelos europeos que podrían obtenerse por procedimientos biométricos para la prevención antiterrorista.

"Esto requeriría -explicó Piñar- la aprobación de una norma clara, precisa, que dejase muy claro quién va poder tratar esos datos, en qué casos, qué tipo de datos, qué se va a hacer con ellos, quién va poder acceder a ellos, durante cuánto tiempo van a estar disponibles, cuándo van a tener que ser cancelados o destruidos".

Piñar insistió en que habría que analizar "muy detenidamente" si se respetan los principios fundamentales de la protección de datos, si bien matizó que conocía este asunto por los medios de comunicación y que se trataría al parecer de una propuesta o hipótesis de trabajo para el control del iris o las huellas digitales.

En estos momentos, datos biométricos existen ya y están siendo utilizados en el pasaporte y el DNI españoles, como la imagen del rostro y las huellas digitales, así que la novedad estaría en el iris, según comentó.

Entre los principios afectados, citó el de proporcionalidad, en el sentido de exigir que sólo se utilicen los datos que sean "estrictamente necesarios para la finalidad perseguida" y "garantizar y demostrar o invocar" que es necesario el control de esa información biométrica.

Citó el principio de finalidad, "íntimamente relacionado" con el anterior, por el que esos datos sólo y exclusivamente se podrían utilizar para ese objetivo, no para finalidades distintas en un uso indiscriminado.

"Eso implicaría en España una violación de la Ley Orgánica de Protección de Datos, utilizarlos para fines distintos de aquellos que justifican su utilización o tratamiento".

Según el principio de seguridad, ilustró, se han de adoptar las medidas adecuadas que garanticen que esos datos se van a utilizar para esa finalidad y no para otras. Citó otros principios "esenciales", como el de informar a las personas de por qué se recaban sus datos, qué es lo que se va a hacer con ellos o a dónde van a parar.

"Todos esos principios que configuran el derecho a la protección de datos deberán respetarse", apostilló.

Piñar dijo que apenas hay constancia de quejas por la comunicación a las autoridades de los EEUU de datos de pasajeros de vuelos a ese país.