Marca España | El hospital militar del siglo XVIII convertido en una obra de arte
  1. Área privada EC Exclusivo
REVISTA DE MEDIOS

Marca España | El hospital militar del siglo XVIII convertido en una obra de arte

La prensa extranjera es parte esencial de la imagen que se tiene de nuestro país más allá de las fronteras españolas. ¿Qué dicen exactamente y cómo nos ven en el resto del mundo?

placeholder Foto: Imagen: Irene de Pablo.
Imagen: Irene de Pablo.

Es verano. Lo sé yo, lo saben ustedes y, claro, lo sabe toda la prensa extranjera. Turismo, playa, variante delta y ¿quinta? ola. No se habla de otra cosa. No ha quedado un centímetro cuadrado de playa en las Baleares en el que un corresponsal no haya puesto sus pies para luego contarlo con unas fotos que dan hasta rabia. De eso les vengo a hablar hoy, de las ganas que tiene todo el mundo de venir a España a darse un baño... y de un hombre que ha preferido coger el avión para marcharse lejos.

Ese hombre es, claro, Pedro Sánchez. Superman, como le han definido en muchos comentarios de los vídeos que ha protagonizado durante la gira que está manteniendo por Estados Unidos para captar capital de grandes fondos de inversión. La primera parada fue en Wall Street, la segunda Silicon Valley.

Cuenta Reuters que Sánchez está vendiendo España como un paraíso de la sostenibilidad y el medio ambiente, explicando que el 40% de los fondos de recuperación covid van a ir directos a proyectos relacionados con esas dos áreas.

La agencia destaca que "España fue uno de los primeros países en pedir un impuesto para las importaciones de productos de países que no pueden certificar la sostenibilidad de la producción". Y recoge unas palabras de Sánchez, en las que pide "un mismo terreno de juego para todos. En Europa no tenemos la sensación de que exista un nivel equitativo de protección", cuenta.

Les he prometido playas, así que vamos con ello. La primera, Ibiza. Cuenta el Financial Times -no son tontos buscando sitios para hacer reportajes en el FT, no- que los bares en la isla están recuperando el pulso pese a que la incidencia se ha disparado, multiplicándose incluso por cinco.

De hecho, recogen el testimonio de una dueña de un bar que cuenta como "los ingresos diarios se desplomaron hasta los 600 euros el verano pasado, pero ya están por encima de los 4.000 euros. Es más que lo facturado incluso en 2019, antes de la pandemia".

Esa hostelera debía mirar los números de contagios casi cada día. Para su alegría, esa rutina nunca entró en los planes de los turistas británicos. Explica el diario que "si tienen algo en común los visitantes británicos con los que hemos hablado es que no tenían ninguna intención de hacer cambios en sus planes. 'Llevamos más de un año de pandemia, estamos hartos', nos decían". Le vas a andar tú con el semáforo de la incidencia a un británico ávido de cerveza.

placeholder Terraza de un bar en Ibiza. (EFE)
Terraza de un bar en Ibiza. (EFE)

No nos movemos de las Baleares para continuar con nuestro viaje, aunque sí que cambiamos de isla. En Menorca está el pequeño islote de Isla del Rey, apenas un pedazo de tierra abandonado desde los 60 y que servía como hospital militar. Hasta ahora.

Hauser & Wirth, una de las galerías de arte con más prestigio, ha decidido darle una segunda vida. "Dominado por su hospital del siglo XVIII, la isleta se encuentra en mitad del mayor puerto natural del Mediterráneo, a 15 minutos en barco de Mahón. Hauser & Wirth ha alquilado parte del terreno a una fundación de voluntarios local que lleva más de dos décadas tratando de restaurar el hospital", cuenta The New York Times.

"La galería va a construir un centro de arte de casi 5.000 metros cuadrados con un jardín diseñado por el holandés Piet Oudolf y que estará decorado con esculturas de artistas como Louise Bourgeois, Eduardo Chillida o Joan Miró. También habrá una tienda y un restaurante. [...] Luis Alejandre, un general retirado que ahora es el presidente de la fundación de voluntarios Isla del Rey, explica que Hauser & Wirth ha invertido unos cuatro millones de euros en el proyecto", cuenta el prestigioso medio estadounidense.

Es verano. Lo sé yo, lo saben ustedes y, claro, lo sabe toda la prensa extranjera. Turismo, playa, variante delta y ¿quinta? ola. No se habla de otra cosa. No ha quedado un centímetro cuadrado de playa en las Baleares en el que un corresponsal no haya puesto sus pies para luego contarlo con unas fotos que dan hasta rabia. De eso les vengo a hablar hoy, de las ganas que tiene todo el mundo de venir a España a darse un baño... y de un hombre que ha preferido coger el avión para marcharse lejos.

Marca España Baleares Playa
El redactor recomienda