Es noticia
Menú
Misterios sin resolver: Vargas Llosa, Errejón y las vacunas de la Selección
  1. Área privada EC Exclusivo
EL GALLINERO

Misterios sin resolver: Vargas Llosa, Errejón y las vacunas de la Selección

Los rifirrafes en Twitter no se cierran hasta que la realidad dicta sentencia. Tres fuegos en marcha en busca de un manguerazo informativo

Foto: Imagen: Laura Martín.
Imagen: Laura Martín.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El rifirrafe en Twitter se sabe cómo empieza, pero no como acaba… En realidad sí se sabe cómo acaban la mayor parte de las veces, con la Ley de Godwin, que dicta lo siguiente: a medida que una discusión se alarga en redes, la probabilidad de que a uno le comparen con los nazis tiende a uno. Esta ley de hierro de internet parecía una exageración hace años, pero ahora se queda corta, pues la probabilidad de que uno escriba en Twitter "buenos días, son las 8:30" y alguien le responda "¡maldito hijo de perra nazi!", tiende a uno.

Pero no nos desviemos del fregado: hay rifirrafes en Twitter que no se cierran hasta que la realidad dicta sentencia. Mientras escribo estas líneas, hay tres fuegos en marcha en busca de un manguerazo informativo: Vargas Llosa, Errejón y las vacunas de la Selección.

Todo apunta a que Pedro Castillo ha ganado las elecciones en Perú a Keiko Fujimori. La 'rojispedia' española ha visto aquí una oportunidad para recordar que quizá Mario Vargas Llosa sea gafe, pues no contento con perder unas elecciones noventeras contra un Fujimori desconocido, pasó luego dos décadas recibiendo cera del clan Fujimori, para finalmente dar un volantazo de apoyo de Keiko… que ha salido regular. Vargas Llosa: ¿gafe y pagafantas? Lo sabremos cuando se recuente el último voto.

Otro tema por dilucidar es saber si Íñigo Errejón le pegó una patada voladora a un anciano en Lavapiés, como asegura 'OK Diario', que más que un periódico es el mal tripi del rojerío. ¿Es posible que Errejón haya convertido las calles de Madrid en pantalla del 'Street Fighter'? Lo sabremos pronto. O no.

Por último, el asuntillo del covid-19 y la Selección española de fútbol, convertida en el camarote de los hermanos Marx a dos días de la Eurocopa, con los jugadores confinados, los entrenamientos paralizados y la clásica sensación de caos que solo puede llevar al triunfo total o al desplome estrepitoso. Pronto lo sabremos, pero mientras esperamos a que ruede el balón, siempre nos podemos entretener con los espectaculares duelos tuiteros de folclóricas:

Entre tanta incertidumbre informativa, solo hay una cosa clara: es primera hora del día y soy un nazi peligroso.

El rifirrafe en Twitter se sabe cómo empieza, pero no como acaba… En realidad sí se sabe cómo acaban la mayor parte de las veces, con la Ley de Godwin, que dicta lo siguiente: a medida que una discusión se alarga en redes, la probabilidad de que a uno le comparen con los nazis tiende a uno. Esta ley de hierro de internet parecía una exageración hace años, pero ahora se queda corta, pues la probabilidad de que uno escriba en Twitter "buenos días, son las 8:30" y alguien le responda "¡maldito hijo de perra nazi!", tiende a uno.

Mario Vargas Llosa Íñigo Errejón Keiko Fujimori
El redactor recomienda