La película que debes ver | 'Cliente muerto no paga', de Carl Reiner, en Filmin
  1. Área privada EC Exclusivo
RECOMENDACIÓN CINEMATOGRÁFICA

La película que debes ver | 'Cliente muerto no paga', de Carl Reiner, en Filmin

Pocas comedias hay más originales y cinéfilas que 'Cliente muerto no paga' (1982), una rareza poco conocida que, sin duda, se encuentra entre las mejores interpretaciones

placeholder Foto: 'Cliente muerto no paga', de Carl Reiner. (Imagen: Laura Martín)
'Cliente muerto no paga', de Carl Reiner. (Imagen: Laura Martín)

Pocas comedias hay más originales y cinéfilas que 'Cliente muerto no paga' (1982), una rareza poco conocida que, sin duda, se encuentra entre las mejores interpretaciones de Steve Martin, con permiso de 'Bowfinger, el pícaro'. ¿Qué hace de este film una ocurrencia única? Que su director, Carl Reiner, la ideó como un collage en el que una trama clásica de noir -un detective perseguido por un trauma del pasado debe resolver la desaparición del padre de una 'femme fatale'-, intercala en su metraje extractos de películas clásicas de Humphrey Bogart, Cary Grant, Ava Gardner o Veronica Lake.

En el experimento de Reiner, los planos de Martin se intercalan con contraplanos de títulos como 'El sueño eterno', 'Días sin huella' y 'El cuervo'. Sin embargo -no se duerman todavía-, Reiner y Martin consiguen hilar gag tras gag en una comedia que es heredera del humor absurdo de Mel Brooks y compañía. Nos encontramos ante un homenaje al cine negro, sí, pero no solo. 'Cliente muerto no paga' jamás se toma en serio, sino que es un divertimento tanto formal como dialogístico. Y, encima, hay una subtrama con nazis de por medio. ¿Qué más se puede pedir?

Sin sutilezas y recurriendo e hiperbolizando los clichés del género detectivesco, Martin interpreta a Rigby Reardon, un investigador privado de los años 40 tan torpe como intuitivo al que una mujer misteriosa, Julie (Rachel Ward), contrata para que encuentre a su padre, un científico creador de los quesos más fuertes jamás fabricados. Y sí, el dato de los quesos es importante. A medida que avanza la investigación, para la que Reardon cuenta con la ayuda del Marlowe de Bogart o de antiguas exnovias como la Monica Stillpond de Veronica Lake, el detective y su clienta empezarán a sentir una atracción irremediable. Rubias peligrosas, policías alcohólicos y villanos salidos cualquier película de Indiana Jones.

Y ni el juego formal chirría -el montaje y la planificación están medidos al milímetro- ni el tándem Reiner, Martin y George Gipe defrauda en el guion, en el que todo es posible y el desbarre el 'leit motiv'. Un aparte para el 'running gag' de la señora de la limpieza, el trauma infantil que arrastra el protagonista desde que su padre abandonó a su familia para largarge con la mujer de servicio.

Disponible en Filmin, una joyita ideal para un domingo lluvioso y desapacible. Véanla con gabardina.

Pocas comedias hay más originales y cinéfilas que 'Cliente muerto no paga' (1982), una rareza poco conocida que, sin duda, se encuentra entre las mejores interpretaciones de Steve Martin, con permiso de 'Bowfinger, el pícaro'. ¿Qué hace de este film una ocurrencia única? Que su director, Carl Reiner, la ideó como un collage en el que una trama clásica de noir -un detective perseguido por un trauma del pasado debe resolver la desaparición del padre de una 'femme fatale'-, intercala en su metraje extractos de películas clásicas de Humphrey Bogart, Cary Grant, Ava Gardner o Veronica Lake.

Películas Cine Filmin Humor
El redactor recomienda