Nace Sfera, una competición universitaria para fomentar el emprendimiento social
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Educación
Equipos de España, Portugal y Latinoamérica

Nace Sfera, una competición universitaria para fomentar el emprendimiento social

Sfera busca proyectos que aporten ideas para mejorar la educación en contextos vulnerables. En esta primera edición, reúne equipos de 10 universidades de Europa y América

placeholder Foto:

Entender el emprendimiento y la innovación como una herramienta que sea capaz de ayudar a personas, comunidades y regiones vulnerables. Ese es el pilar sobre el que se asienta Sfera, una competición entre universidades de España, Portugal y América Latina que acaba de presentarse en sociedad. Hasta 10 equipos compiten para lograr el premio al mejor proyecto de impacto social en el ámbito educativo en una iniciativa enfocada a ensalzar “la importancia de conectar retos reales con su entorno" e "impulsar el crecimiento como personas comprometidas y futuros profesionales”, en palabras de Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela, entidad impulsora de este proyecto a través de su fundación.

Esta primera edición de Sfera (cuyas siglas se refieren a Social Fellowship Responsability Action) está centrada en proyectos que aporten ideas para mejorar la educación en contextos vulnerables. La iniciativa reúne a equipos universitarios multidisciplinares de 10 universidades de Europa y América. “Buscamos inocular la inquietud por el emprendimiento, sobre todo el social, en los jóvenes. No solo se trata de convertirlos en expertos, sino de que vayan desarrollando herramientas que les introduzcan poco a poco en el mundo del compromiso y del emprendimiento. Es importante que las universidades no solo nos dediquemos a alimentar el intelecto, sino también el alma de los estudiantes”, afirma Ignacio Sell, director de la Fundación Camilo José Cela.

placeholder Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, y Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela. (C. Castellón)
Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, y Emilio Lora-Tamayo, rector de la Universidad Camilo José Cela. (C. Castellón)

Este año, los alumnos de diferentes grados han formado equipos para idear proyectos que ayuden a mejorar las condiciones de la educación en situaciones adversas. Tal y como explica Enrique Topolansky, director del Centro de Innovación y Emprendimientos de la Universidad ORT de Uruguay, y participante en Sfera, se trata de “un desafío muy relacionado con las comunidades”. El académico recalca las grandes diferencias que existen en el continente vecino: “No es lo mismo un entorno urbano que uno más remoto. Un estudiante de la capital puede ser vulnerable porque está hacinado en casa y sufre violencia doméstica, mientras que otro que vive en un pueblo sin acceso a internet está obligado a escuchar las clases por la radio”.

Los 10 equipos participantes tienen hasta el verano para presentar sus proyectos. Entre ellos, se encuentran universidades de Ecuador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Portugal y Uruguay. Cada uno de los centros presenta un equipo formado por alumnos de diferentes grados con el objetivo de arrojar una mirada multidisciplinar a los problemas que se les plantean. Es precisamente ahí, en las jóvenes generaciones, donde los responsables de Sfera creen que se debe incidir. “Son los que más conciencia social tienen hoy en día, mucha más que los adultos”, señala Alejandro Delso, director de Nuevos Proyectos de la Institución Educativa SEK. El premio para los ganadores incidirá en el bien común: los agraciados contarán con becas para participar en el primer máster de Emprendimiento con Impacto Social de la Universidad Camilo José Cela.

placeholder Ignacio Sell, director de la Fundación Camilo José Cela. (C. Castellón)
Ignacio Sell, director de la Fundación Camilo José Cela. (C. Castellón)

Consolidar un espacio que permite incorporar a estudiantes de 10 universidades iberoamericanas es "el primer éxito" de Sfera, en palabras de Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK. "Los jóvenes viven momentos complejos, pero llenos de posibilidades", aseguró Segovia, que confía en que las nuevas generaciones sean capaces de "recuperar el espacio público de diálogo y mejorar el futuro de nuestro entorno". Con ese fin, nace precisamente esta competición universitaria. "Este año, les estamos preguntando qué quieren cambiar. Para ello, les vamos a dar herramientas que les ayuden más allá de crear una empresa para que esa transformación sea también social".

Diseñado como un espacio para dar cabida tanto "a la formación como al emprendimiento social", en palabras de Carlota Tovar, directora de Innovación Social de la Universidad Camilo José Cela, el curso ha centrado sus sesiones formativas en una metodología desarrollada en el centro, llamada kah. "Representa la fusión entre el yo y el planeta y propone un triple viaje: personal, en equipo y en sociedad", explicó Tovar. 'Coachings' individuales para los alumnos, sesiones de 'mindfulness' o encuentros inspiradores par promover el debate y la reflexión son solo algunas de las actividades que desarrollarán los alumnos durante estos meses.

Aprender a construir un camino

Uno de los lemas sobre los que se rige esta iniciativa asegura que debe enseñarse a los estudiantes “cómo saber qué hacer” en el futuro. Un cambio de paradigma que, en lugar de centrar la experiencia en facilitar respuestas adecuadas a problemas concretos, ofrece a los alumnos una nueva perspectiva a la hora de enfrentarse al día a día. “No se trata de convertirlos en expertos sino de que desarrollen herramientas que les conduzcan poco a poco en el mundo del compromiso social. La base de la educación no pasa por darles las soluciones, sino por enseñarles a buscar las piedras que deben colocar para construir el camino que los lleve hacia esa solución”, apunta Sell.

Como señala el director de la Fundación Camilo José Cela, es importante que las universidades “no solo se dediquen a alimentar el intelecto sino también el alma de los estudiantes”. Y deben hacerlo en un año especialmente complicado. La pandemia ha supuesto un reto colosal para todos los agentes sociales, incluido el educativo. Firoz Ladak, CEO de Edmond de Rothschild Foundations, coorganizadora de la iniciativa Sfera, resaltó durante la presentación en sociedad la oportunidad que tienen ante sí los participantes: “Formáis parte de un sistema global parecido a las compañías que, espero, creéis en el futuro. Además de ganar dinero, es importante tener un impacto positivo al mismo tiempo”.

placeholder Firoz Ladak, CEO de Edmond de Rothschild Foundations, en pantalla, durante la presentación de Sfera. (C. Castellón)
Firoz Ladak, CEO de Edmond de Rothschild Foundations, en pantalla, durante la presentación de Sfera. (C. Castellón)

De la importancia del emprendimiento habla el hecho de que la Universidad Camilo José Cela haya puesto en marcha este año un grado centrado en esta disciplina en el que se incide en la innovación social. La universidad ha querido ir un paso más allá con la creación de un máster centrado en la adquisición de competencias y conocimientos para poder desarrollar ideas y proyectos que mejoren la sociedad.

Ese nuevo máster en emprendimiento de impacto, en el que participarán becados los ganadores de esta primera edición de Sfera, es la guinda a un proyecto nacido con la clara vocación de fomentar una innovación responsable, sostenible y que tenga en cuenta a los más desfavorecidos. Y es también una iniciativa pensada para acercar a estudiantes de puntos remotos de la geografía con el fin de destruir barreras, tanto reales como imaginarias. “Se están construyendo puentes que ayudan a romper estereotipos y paradigmas para colaborar y construir en conjunto. Todos tenemos formas de ver al otro a través de creencias. A veces, uno proyecta la imagen de las películas y los medios y tiende a prejuzgar, pero estamos viendo que hay gente con un talento increíble tanto en Nicaragua como en Uruguay o España”, zanja Topolansky.

Emprendedores Educación ECBrands