Programa Integral de Cualificación y Empleo

La Cámara de Comercio lanza un programa para que mejores tu perfil laboral

España lidera el paro entre los jóvenes con una tasa del 40,8%. Ante esta situación, existen alternativas para fomentar la formación y la búsqueda de empleo

Foto:

Las dificultades que atraviesa nuestro país en la actualidad también se han hecho notar entre los más jóvenes. El segmento entre 15 y 24 años sufre en la actualidad una tasa de desempleo del 41,7%, una cifra publicada por Eurostat el pasado septiembre, y que sitúa a nuestro país a la cabeza de los miembros de la Unión Europea en este ámbito.

Las dificultades para acceder a másters una vez finalizada la Universidad así como la falta de información o de oportunidades también juegan en contra de un colectivo que, por su inexperiencia en el mercado laboral, se encuentra con crecientes dificultades para acceder a puestos de trabajo.

Dirigido a un público de entre 16 y 29 años, el PICE se ha marcado como objetivo lograr que 2.000 personas al año encuentren trabajo

Ante esta situación, organismos públicos y privados han puesto en marcha diferentes iniciativas durante los últimos años para mitigar los efectos del paro juvenil. Uno de ellos es el Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE), auspiciado por la Cámara de Comercio de España. Financiado a través del Fondo Social Europeo, el PICE tiene como objetivo ayudar a 26.000 jóvenes cada año para ofrecerles las herramientas que les permitan acceder al mercado de trabajo.

Dirigido a un público de entre 16 y 29 años, el PICE se ha marcado como objetivo lograr que 2.000 personas al año encuentren trabajo a través de su plan formativo. Y lo hace poniendo en contacto a jóvenes menores de 30 años con empresas adscritas a la red de cámaras de comercio.

Un plan de capacitación y otro de movilidad

El PICE está formado por dos grandes planes: uno, formativo llamado Plan de Capacitación, y otro orientado a buscar empleo fuera de nuestras fronteras bautizado como Plan de Movilidad. El primero está articulado a través de diferentes actividades formativas orientadas a ofrecer la formación necesaria para potenciar la empleabilidad de los participantes.

A través de materias de carácter troncal con otras de corte específico, los jóvenes tendrán acceso a una formación que pondrá el acento en la vocación de cada persona y en la que se detectarán las necesidades profesionales de cada alumno. Mejora de competencias básicas, impulso de la formación en idiomas, TICs y habilidades, mejora de la empleabilidad e incentivación de la contratación son los pilares sobre los que se asienta este programa.

Un ingeniero controla desde una 'tablet' un robot industrial. (iStock)
Un ingeniero controla desde una 'tablet' un robot industrial. (iStock)

El segundo paso, el Plan de Movilidad, está destinado a que los jóvenes adscritos al PICE puedan ampliar sus oportunidades profesionales en Europa. Gracias a una batería de acciones pensadas para el desarrollo profesional en el extranjero, como el aprendizaje de idiomas y la inmersión cultural, los miembros del PICE tendrán en sus manos todas las herramientas para desarollar su carrera profesional tanto en España como en el extranjero.

Mejorar las competencias lingüísticas, desarrollar las capacidades personales y profesionales en un entorno internacional o acceder a contratos de trabajo o de prácticas en el extranjero son algunos de los puntos sobre los que incide este plan. Los alumnos que participen podrán optar a ayudas para residir en el extranjero así como asistir a ferias fuera de nuestras fronteras en las que se impartirán talleres, seminarios y ponencias de expertos con un mismo fin: potenciar la empleabilidad y el emprendimiento.

El caso de éxito de Sara

Viajar, aprender otra cultura y asumir nuevos retos fueron tres de los pilares que llevaron a Sara Jordá a enrolarse en el Plan de Movilidad del PICE: “Lo vi como una excelente oportunidad de vivir una experiencia laboral en un país extranjero”.

Sara Jordá ha encontrado trabajo en Londres gracias al PICE.
Sara Jordá ha encontrado trabajo en Londres gracias al PICE.

Jordá recaló en una empresa biotecnológica con sede en Londres especializada en nuevas tecnologías de ADN con potenciales aplicaciones biomédicas en el campo de las vacunas y la terapia génica. “He podido experimentar por primera vez el trabajo de científico en industria, fuera del ámbito académico o investigación pública, que era con lo que estaba familiarizada hasta entonces”, reconoce.

Jordá sigue hoy trabajando en ese mismo laboratorio londinense, donde prosigue con su labor de investigación en terapia génica pasado el periodo de práctica que desempeñó en septiembre de 2019. El de Jordá es solo un ejemplo de las oportunidades con las que los estudiantes del PICE se pueden topar de cara a encontrar su primer puesto de trabajo.

Educación
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios