Es noticia
6 trucos poco conocidos para limpiar el horno en minutos y dejarlo como nuevo
  1. Alma, Corazón, Vida
impoluto

6 trucos poco conocidos para limpiar el horno en minutos y dejarlo como nuevo

Un experto en limpieza comparte seis trucos caseros que puedes llevar a cabo de manera sencilla para acabar con la suciedad acumulada en las paredes del horno

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Limpiar el horno cuando se ha acumulado la suciedad es todo un reto. Conseguir despegar la suciedad quemada de las paredes es muy complicado y es por eso que hay tantas personas a las que limpiar este electrodoméstico se les pone cuesta arriba. No obstante, siguiendo los siguientes trucos, la tarea pasa a ser mucho más sencilla.

Es más, estos trucos son tan sencillos que puede que ni siquiera tengas que comprar nada para poderlos aplicar, ya que probablemente todo lo que necesitas lo tengas ya por casa y, si no, en un supermercado puedes hacerte con todos estos utensilios.

En un artículo reciente de BestLife, el experto en limpieza Robin Murphy y fundador de un servicio de limpieza residencial, ChirpChirp, ha dado seis recomendaciones para conseguir limpiar el horno de manera sencilla y en menos de 30 minutos.

Rascar con una piedra pómez

El primer truco consiste en, con una piedra pómez (que normalmente se utilizan para eliminar las durezas de los pies), rascar la suciedad del horno. De esta manera y, debido a la porosidad de la piedra, podrás rascar la suciedad quemada de las paredes del electrodoméstico sin necesidad de utilizar otros productos químicos.

placeholder Piedra pómez (iStock)
Piedra pómez (iStock)

Bicarbonato de sodio y vinagre

Otro truco para conseguir despegar más fácilmente la suciedad de las paredes es espolvorear el bicarbonato de sodio en el fondo del horno para después rociarlo con vinagre. Al instante, verás que esta mezcla reacciona y se forma una espuma, a los 15 minutos, ya podrás limpiar la suciedad y esta saldrá mucho más fácilmente.

Precalentar y a rascar

Otro truco del experto en limpieza, Murphy, es calentar el horno a temperatura media durante varios minutos. Cuando el electrodoméstico ya esté caliente, apágalo y entonces, con mucho cuidado para no quemarte, rasca la suciedad que ya se habrá reblandecido.

Vapor de amoníaco

Para limpiar el horno también es muy útil usar el vapor de amoníaco, ¿de qué manera? Pues bien, para que el vapor de amoníaco actúe en las paredes del horno, tienes que colocar una olla con agua hirviendo en la parte inferior del electrodoméstico y un recipiente con amoníaco en una rejilla superior. Con estos dos envases dentro, cierra la puerta del horno durante 10 minutos.

Con esta técnica y gracias al vapor resultante de ella, la grasa se despegará más fácilmente de las paredes del horno.

placeholder Limpiando el horno (iStock)
Limpiando el horno (iStock)

Pasta de detergente

En el caso de que quieras probar este truco casero, tan solo necesitarás agua y detergente para lavavajillas. Mezcla el agua con el detergente para lavavajillas y de esta mezcla surgirá una pasta espesa que tendrás que extender por las paredes del horno.

Cuando las tengas cubiertas, deja reposar esta pared en las paredes durante 10 o 15 minutos para después retirarla con un paño húmedo.

No acumular la suciedad

Por último, el especialista en limpieza, lanza una recomendación y hace hincapié en que uno de los mejores trucos es mantenerlo limpio. Si la suciedad no se acumula en las paredes del horno, será mucho más sencillo limpiarlo cuando sea necesario.

Limpiar el horno cuando se ha acumulado la suciedad es todo un reto. Conseguir despegar la suciedad quemada de las paredes es muy complicado y es por eso que hay tantas personas a las que limpiar este electrodoméstico se les pone cuesta arriba. No obstante, siguiendo los siguientes trucos, la tarea pasa a ser mucho más sencilla.

Trucos
El redactor recomienda