Es noticia
Menú
El misterio de Jenny, la gata que predijo el hundimiento del Titanic
  1. Alma, Corazón, Vida
HISTORIA

El misterio de Jenny, la gata que predijo el hundimiento del Titanic

La madrugada del 15 de abril de 1912, el transatlántico británico se hundió en el océano Atlántico junto a 1500 personas. Nadie podría haber imaginado que el viaje inaugural del navío terminaría así… ¿O sí?

Foto: Gato caminando entre montones de peces en cubierta - iStock
Gato caminando entre montones de peces en cubierta - iStock

Para ser un animal conocido por odiar el agua, los gatos llevan siglos acompañando a los humanos en el mar. Se les lleva a bordo sobre todo por su habilidad para cazar ratones y ratas, una práctica que se remonta al antiguo Egipto. Los marineros británicos e irlandeses consideraban a los gatos negros como una fuente de buena suerte para sus viajes.

Aunque a estos gatos se les daba "trabajo", muchos de ellos eran queridos y mimados por la tripulación, ya que eran una gran fuente de entretenimiento en los largos viajes. Varios gatos de barco incluso se hicieron famosos, como Jenny, que se unió a la tripulación del Titanic y se dice que predijo el hundimiento del barco.

Jenny, la gata que predijo el hundimiento del Titanic

Jenny fue trasladada del 'Olympic', el barco hermano del 'Titanic', al 'Titanic'. Era una de las ratoneras del barco, aunque es probable que hubiera más a bordo para un buque tan grande. A estos gatos se les permitía vagar libremente por los barcos y mantenían a las alimañas alejadas de los suministros de comida. Antes de que el barco zarpara hacia Nueva York, Jenny dio a luz a una camada de gatitos. La familia se instaló junto a la cocina del barco, donde el personal los alimentó con las sobras.

placeholder iStock
iStock

Al parecer, era muy cariñosa con Jim Mulholland, que trabajaba como fogonero durante las pruebas de navegación del barco desde el Mar de Irlanda hasta Southampton, y lo buscaba para que le prestara atención. Las historias sobre lo que les ocurrió a Jenny y a sus gatitos varían mucho según las fuentes. Algunos creen que se hundieron con el barco, pero Mulholland tenía una versión diferente de los hechos.

Afirmó que cuando el Titanic atracó en Southampton, de donde partiría en su viaje a través del Atlántico, vio a Jenny sacar a sus gatitos del barco. Pensó que era un mal presagio y también decidió abandonar el barco. Resulta que sus instintos dieron en el clavo. Si Mulholland realmente siguió a Jenny y sus gatitos fuera del barco, entonces el gato le salvó la vida, ya que probablemente se habría hundido con el barco.

Marineros rodean al gato del barco

El resto de animales del Titanic

Aunque se cree que Jenny y sus gatitos sobrevivieron al hundimiento del barco, hay algunos animales que se ha confirmado que salieron vivos. Los pasajeros de primera clase podían llevar a sus perros en el barco, y algunos lo hicieron. Cuando el barco zarpó, había al menos 12 perros a bordo, tres de los cuales sobrevivieron. Los supervivientes eran todos perros pequeños, dos Pomerania y un Pekinés, por lo que fueron fácilmente escondidos en las mantas o abrigos de sus dueños y subidos a los botes salvavidas.

placeholder Perros a bordo del Titanic. Se supone que el gran danés en la parte trasera a la derecha es el perro de Ann Elizabeth Isham. (Crédito de la foto: Autor desconocido/ Wikimedia Commons/ Dominio público)
Perros a bordo del Titanic. Se supone que el gran danés en la parte trasera a la derecha es el perro de Ann Elizabeth Isham. (Crédito de la foto: Autor desconocido/ Wikimedia Commons/ Dominio público)

Muchos otros animales no tuvieron tanta suerte, especialmente los más grandes. Ann Elizabeth Isham, que llevó a su gran danés en el viaje, fue una de las cinco pasajeras de primera clase que murieron en el Titanic. Se negó a dejar atrás a su querido perro, que evidentemente era demasiado grande para caber en cualquiera de los botes salvavidas o para esconderlo bajo un abrigo. En lugar de ello, se quedó con él y las fuentes dicen que su cuerpo fue encontrado por un barco de recuperación con sus brazos todavía envueltos alrededor de él.

Una mujer, Ella Holmes White, importaba aves de corral a Estados Unidos desde Francia, y Elizabeth Ramel Nye viajaba con su canario amarillo. También había pollos y varias aves a bordo, así como otros gatos. Todos ellos, lamentablemente, no sobrevivieron al hundimiento.

Para ser un animal conocido por odiar el agua, los gatos llevan siglos acompañando a los humanos en el mar. Se les lleva a bordo sobre todo por su habilidad para cazar ratones y ratas, una práctica que se remonta al antiguo Egipto. Los marineros británicos e irlandeses consideraban a los gatos negros como una fuente de buena suerte para sus viajes.

Historia Animales Egipto Irlanda Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda