Es noticia
Menú
Las 7 cosas que todavía no sabías sobre la tragedia del Titanic
  1. Alma, Corazón, Vida
ANÉCDOTAS INCREÍBLES

Las 7 cosas que todavía no sabías sobre la tragedia del Titanic

Aunque han pasado 108 años de su hundimiento, su historia todavía sigue asombrando a cientos de historiadores. Sobre todo por las tremendas casualidades que allí se dieron lugar

Foto: Foto: Wikipedia.
Foto: Wikipedia.

Hace 108 años, el buque transatlántico más famoso de la historia se hundía en las aguas del océano. Todos conocemos la historia y nos sigue asombrando como si no hubiera pasado más de un siglo. Alrededor de 1.500 vidas se quedaron en el mar aquella fatídica noche de abril de 1912. El barco salió de Southampton, Inglaterra, hasta la ciudad de Nueva York cuando un iceberg se presentó delante de su camino, provocando su fatal desenlace.

No fue hasta 73 años después de su hundimiento cuando se descubrieron los restos en el fondo del océano. Mucho se ha contado sobre este buque y sus pasajeros. Sin embargo, todavía hay misterios que siguen sorprendiendo a historiadores, periodistas e investigadores de todo el mundo.

Foto: Amelia Earhart, junto a su Lockheed Electra con el que desapareció en julio de 1937. (Foto: Flickr)

La revista ‘Business Insider’ ha recopilado algunos de ellos, relacionados con las personas que allí estuvieron, y cómo sus vidas quedaron truncadas para siempre. Seguro que hay más de una anécdota que todavía no conocías.

La actriz que sobrevivió

placeholder La sonrisa eterna de Dorothy Gibson. (Wikipedia)
La sonrisa eterna de Dorothy Gibson. (Wikipedia)

Una de las supervivientes más famosas era la actriz Dorothy Gibson, quien participó en una película de cine mudo titulada ‘Saved From The Titanic’, estrenada tan solo un mes después del terrible acontecimiento. Ella fue una de las 700 personas que lograron salvarse del incidente. Nada más llegar a Nueva York, comenzó a filmar su película. En ella, llevaba las mismas ropas que le cubrían cuando sucedió el hundimiento del buque. Lamentablemente, el documento audiovisual también pasó a mejor vida, debido a que fue grabado en una sola cinta de vídeo que fue desgraciadamente quemada en un incendio.

Dos baños para 700 personas

Así, como suena. Aunque en la película veamos a todos los personajes que encarnan los papeles de los pasajeros de tercera clase bien limpios, la realidad es que no debían ir muy aseados: los más pobres de abordo debían compartir entre ellos tan solo dos baños.

Imagínense el estado de las letrinas después de una noche de juerga, tras beber, fumar y bailar.

Sí, la música siguió sonando sin parar

Este es un hecho que ya hace tiempo que estaba comprobado. Los afables músicos que vemos amenizando la tragedia en la adaptación cinematográfica de James Cameron tocaron sonatas hasta dos horas y media después de que el Titanic hiciera colisión con el iceberg. El miedo no pudo con ellos ni con sus manos a la hora de interpretar canciones clásicas que sirvieron para tranquilizar (en la medida de lo posible) a los tripulantes que veían como a medida que pasaban los segundos se les iba acabando la vida.

Tan solo 37 segundos

Ese es el tiempo que pasó desde que vieron el iceberg hasta que el barco se estrelló contra él, según los informes. En ese minúsculo trasncurso de poco más de medio minuto, el vigía bajó las escaleras desde la parte más alta del barco para avisar a los altos mandos. A partir de ese momento arranca el desenlace fatal que ya todos conocemos.

Superviviente por partida doble

Violet Jessop es quizás una de las mujeres más afortunadas sobre la faz de la Tierra. Básicamente, porque no solo sobrevivió al hundimiento del Titanic, sino que cuatro años después se subió a otro buque que también naufragó. Se trataba del Britannic, al que entró a trabajar como enfermera. Pero estalló la Primera Guerra Mundial y Alemania mandó un torpedo en uno de sus submarinos que hizo que se hundiera. Afortunadamente, se volvió a salvar de aquella tragedia, aunque recibió una herida fatal en la cabeza por la que quedó afectada para el resto de su vida.

Los muertos antes de zarpar

El Titanic ya resultó ser una tragedia antes incluso de que elevara anclas. En su construcción, murieron ocho obreros. Solo se conoce el nombre de cinco de ellos: Samuel Scott, John Kelly, William Clarke, James Dobbin y Robert Murphy. Una placa que hay instalada en el puerto de Belfast desde el año 2012 les recuerda.

La equivocación de los periódicos

Con el objetivo de ser los primeros en presentar la información, tres periódicos ingleses cubrieron el accidente pero se equivocaron al admitir de que no había ningún fallecido entre los pasajeros. El rotativo ‘The World’ no mencionó ninguna víctima, el ‘Daily Mail’ declaró que no hubo pérdidas humanas y el ‘Belfast Telegraph’ aseguró que “no hubo peligro de muerte”. En esta carrera informativa ganaron los medios estadounidenses, el primero en ofrecer el balance total de muertos y supervivientes fue ‘The New York Times’.

Hace 108 años, el buque transatlántico más famoso de la historia se hundía en las aguas del océano. Todos conocemos la historia y nos sigue asombrando como si no hubiera pasado más de un siglo. Alrededor de 1.500 vidas se quedaron en el mar aquella fatídica noche de abril de 1912. El barco salió de Southampton, Inglaterra, hasta la ciudad de Nueva York cuando un iceberg se presentó delante de su camino, provocando su fatal desenlace.

Irlanda del Norte Primera Guerra Mundial James Cameron