Es noticia
Menú
'Mi esposa y mi suegra': esta es la razón por la que siempre tienes la razón
  1. Alma, Corazón, Vida
touché

'Mi esposa y mi suegra': esta es la razón por la que siempre tienes la razón

Explora cómo tus experiencias son diferentes a las de otra persona hasta que ambos os sintáis mejor en todo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Te estamos dando la razón en que siempre tienes la razón, más razón no se puede tener. Seguro que cuando discutes con tu pareja sabes que, en el fondo, tú llevas la razón (aunque ella tiene la osadía de creer que también la tiene), y seguro que también tienes razón sobre qué partido político es el mejor, quién debería haber ganado Eurovisión, de dónde vino el COVID o en qué restaurante dan la mejor pizza.

Y, ¿sabes qué? En realidad no estás equivocado.

El problema está en nuestra manera de observar la realidad, quizá de una forma demasiado rígida o forzada. Por ello mismo, el psicólogo Edward Boring (sí, debía estar presumiblemente aburrido cuando se le ocurrió) creó la famosísima imagen que todos conocemos y en más de una ocasión te habrán enseñado: qué ves aquí, una mujer o una anciana.

placeholder

"Mi esposa y mi suegra", se llama este cuadro. Si ves a una mujer más joven, tienes razón. Si ves a una mujer mayor, tienes razón. Según explica el psicólogo Myron Nelson en 'Psychology Today', tu pasado y tus expectativas crean tus experiencias subjetivas.

La famosa ilustración de Boring 'Mi esposa y mi suegra' representa los fenómenos por losque las dos imágenes diferentes se interpenetran entre sí sin una línea divisoria formal

Es cierto que tienes razón en todo, pero todos los demás también. Interpretas el mundo de acuerdo a lo que te dicen tus sentidos. Lo mismo es cierto para tus otros sentidos, como el gusto. La mayoría de la gente piensa en el bien y el mal como una dicotomía, o tengo razón o estoy equivocado, o tienes razón o estás equivocado. Pero esa no es la única forma en que funcionan los problemas.

Interpretas el mundo de acuerdo a lo que te dicen tus sentidos. Lo que ves se basa en lo que has visto y en lo que esperas ver

En lugar de solo dos posibilidades, los problemas se pueden dividir en categorías. Es cierto que tienes razón en todo, pero todos los demás también. Como señalábamos, interpretas el mundo de acuerdo a lo que te dicen tus sentidos. Lo que ves se basa en lo que has visto y en lo que esperas ver.

Foto: Foto: iStock.

Lo mismo es cierto para tus otros sentidos, como el gusto. Cuando alguien cree exactamente lo contrario de lo que crees, no discutas; pregúntate: ¿Qué están viendo? ¿A qué están prestando más atención? ¿Qué les dice su historia?

Ten en cuenta que los problemas que impactan al menos a dos personas no pueden definirse por una sola

Ten en cuenta que los problemas que impactan al menos a dos personas no pueden definirse por una sola. Explora cómo tus experiencias son diferentes a las de otra persona hasta que ambos os sintáis mejor en todo.

Te estamos dando la razón en que siempre tienes la razón, más razón no se puede tener. Seguro que cuando discutes con tu pareja sabes que, en el fondo, tú llevas la razón (aunque ella tiene la osadía de creer que también la tiene), y seguro que también tienes razón sobre qué partido político es el mejor, quién debería haber ganado Eurovisión, de dónde vino el COVID o en qué restaurante dan la mejor pizza.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda