Es noticia
Menú
¿Por qué el sexo casual puede brindar más bienestar que el que tienes en pareja?
  1. Alma, Corazón, Vida
RELACIONES ÍNTIMAS

¿Por qué el sexo casual puede brindar más bienestar que el que tienes en pareja?

Un nuevo estudio valora cuándo acostarte con distintas personas sin llegar a nada más produce una mayor satisfacción que comprometerte con una única persona

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A la hora de gestionar nuestra vida afectiva, surgen varias disyuntivas. Al principio, la cosa pinta fácil: conoces a alguien que te gusta y descubres, ya sea porque se hace manifiesto o por la intuición, que es recíproco. Entonces, ya solo queda que uno de los dos se lance. Este paso muchas veces puede resultar un quebradero de cabeza para los tímidos, los cuales se sorprenderán al ver que una vez dado llegado a este punto, cuando ya creían que todo iba a venir rodado, surgen más problemas.

¿Qué somos? ¿Cómo nos definimos? ¿Realmente me gusta? ¿Estoy enamorado? Estas son algunas de las preguntas que asolan la mente de aquellos que sin querer o queriendo entablan una relación romántica o sexual con alguien. ¿Cómo diferenciar el amor de lo que solamente es buen sexo? ¿Dónde ponemos los límites? ¿Me puedo acostar con otras personas? Evidentemente, lo mínimamente exigible cuando salta la chispa y os lanzáis al disfrute es ser sincero y crear una buena comunicación entre vosotros para evitar los malentendidos. Ello os ayudará a acotar las condiciones de lo que os une a posteriori.

El sexo casual tiene un sesgo de género: las mujeres que se decantan por ello no suelen vanagloriarse de ello, a diferencia de los hombres

Ahora bien, muchos lo tienen claro desde el principio, dejando por donde pasan una larga lista de amantes. ¿Qué es lo que mueve a una persona a preferir el sexo casual a una relación romántica o al menos un contacto sexual continuado con otro sin llegar a nada más? Si eres propenso al enamoramiento más te vale saber localizar a este tipo de personas, pues en caso contrario vas a sufrir una decepción cuando menos te lo esperes.

Con el sexo casual, sucede un hecho que en los últimos años se ha vuelto indiscutible: tiene un sesgo de género. Las mujeres que encadenan varias relaciones sexuales con personas distintas no suelen vanagloriarse de ello, pues de cara a la sociedad o a los demás es motivo de vergüenza (o por temor a ser calificada de "guarra"), mientras que en los hombres sucede al contrario, hace aumentar su rédito social y es sinónimo de éxito, sobre todo de cara al género masculino. También hay que decir que movimientos culturales como el trap han servido para remover estos prejuicios y empoderar a aquellas que no quieren ser 'la novia'.

¿Cuándo es satisfactorio?

Un nuevo estudio, publicado en la revista 'Archives of Sexual Behaviour', ha abordado las causas y consecuencias psicológicas de llevar una vida sexual más variada o trepidante, frente al hecho de disfrutar del sexo solo con una persona, para después descubrir si en realidad las relaciones sexuales esporádicas sin compromiso pueden generar tanto bienestar como tener una pareja estable. Así, reunieron a un total de 470 estudiantes universitarios que reconocieron haber tenido relaciones íntimas en el último año (un 72% eran mujeres y un 28% hombres).

La mayoría reportaron sensaciones muy positivas, sobre todo relacionadas con un aumento de la confianza en uno mismo y una mayor autoestima

Para conocer los motivos por los que se acostaron con otra persona de forma casual, así como las consecuencias derivadas de ello, los científicos les hicieron una serie de encuestas en las que dividieron estos fundamentos en cinco apartados: "socio-sexuales" (disfrutar de una experiencia divertida y placentera sin sentirse atados por la fórmula de la pareja), "de relación social" (basado en un interés externo por acceder a un grupo social), "de mejora personal" (explorar el propio deseo sexual para satisfacerlo y sentirse mejor con uno mismo), "de afrontamiento" (como alivio del estrés o como mera distracción) y, por último, "de conformidad" (por presión social o bajo el pretexto de querer encajar). Tiempo después, los investigadores les hicieron calificar el grado de satisfacción sobre sus actos, si realmente lo disfrutaron o se arrepintieron.

El sexo casual es negativo cuando impera el deseo de pertenecer a algún grupo o intentas convencer a la otra persona para que se enamore de ti

Así, la mayoría reportaron sensaciones muy positivas tras haber mantenido sexo casual con personas distintas, sobre todo relacionadas con un aumento de la confianza en uno mismo y una mayor autoestima. También percibieron como "una mayor distracción de los problemas de la vida y una manera agradable de reducir los niveles de estrés". En cambio, aquellos que lo hicieron por un interés social, "tenían más posibilidades de arrepentirse", al igual que el hecho de acostarse por presión social o bajo el objetivo de tener que tener pareja. "Hacer algo por necesidad de validación suele conducir a sentimientos de vacío y de arrepentimiento", analiza Nicole K. McNichols, profesora de psicología de la Universidad de Washington en Seattle, en un artículo reciente de 'Psychology Today' en el que comenta los resultados del estudio.

Foto: El autor de la investigación afirma que la mayoría de las personas actúan dependiendo de su humor (Unsplash)

Las conclusiones son básicas y entran dentro de lo esperado: el sexo casual es negativo cuando se practica por la necesidad o el deseo de pertenecer a algún grupo o intentar convencer a la otra persona para que se enganche o enamore de ti. En cambio, si tan solo quieres divertirte responsablemente y aprovechar el momento, además de conocer más a fondo tus deseos, puede servir contra el estrés o para estar más satisfecho en general con tu vida.

A la hora de gestionar nuestra vida afectiva, surgen varias disyuntivas. Al principio, la cosa pinta fácil: conoces a alguien que te gusta y descubres, ya sea porque se hace manifiesto o por la intuición, que es recíproco. Entonces, ya solo queda que uno de los dos se lance. Este paso muchas veces puede resultar un quebradero de cabeza para los tímidos, los cuales se sorprenderán al ver que una vez dado llegado a este punto, cuando ya creían que todo iba a venir rodado, surgen más problemas.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda