Es noticia
Menú
Viaje a los orígenes de Playmobil: la historia del juguete que no envejece
  1. Alma, Corazón, Vida
Oda a la nostalgia

Viaje a los orígenes de Playmobil: la historia del juguete que no envejece

Desde su presentación al mundo se han creado 4.659 modelos de figuras y se han fabricado alrededor de 3.000 millones de estos pequeños personajes

Foto: Catálogo de Playmobil para 1974. Fuente: Playmobil
Catálogo de Playmobil para 1974. Fuente: Playmobil

Un barco pirata, un castillo medieval, una granja, piscinas, playas, parques de atracciones… Desde la prehistoria hasta la actualidad. El mundo de los juguetes atravesó el espacio y el tiempo en la década de los 70. Hasta entonces, la imaginación no había adquirido su forma real a pequeña escala para recrear dimensiones tan grandes, hasta que llegaron aquellos seres en miniatura en escenarios que se expandían más y más.

Desde su presentación al mundo se han creado 4.659 modelos de figuras y se han fabricado alrededor de 3.000 millones de estos pequeños personajes. De hecho, cada segundo se fabrican 3,2 (en ese mismo intervalo de tiempo nacen una media de 2,6 personas en el mundo). Existen, además, con más de 400 cortes de pelo y llevan ropa y calzado de lo más variado. ¿Quién no ha jugado alguna vez con unos cuántos Playmobil? ¿Quién no ha deseado tenerlos todos? Aunque todos con estos datos ya parezca tarea imposible.

Foto: Fuente: iStock

Siete piezas ensambladas con un tamaño de poco más de siete centímetros en total conforman la figura completa, como describe en su análisis el diseñador industrial Fernando González Romero. Probablemente, gracias a la simplicidad de su diseño, nunca ha dejado de formar parte de millones de hogares desde que llegaron a ellos. Generaciones tras generaciones, nunca pasan de moda, nunca se quedan olvidados al fondo de algún cajón.

Un juguete totalmente nuevo

El comienzo de este mundo dentro del mundo se remonta a 1896. Para entonces, Playmobil no era Playmobil y tendrían que pasar muchos años más para llegar al primer antepasado de las figuras de hoy en día. Quedaban cuatro años para un nuevo siglo cuando el alemán Andreas Brandstätter fundó en la localidad de Furth, en la región alemana de Baviera, una compañía dedicada a la confección de accesorios para cofres y cerraduras. Para 1908, su hijo Georg tomó el relevo en la empresa y cambió su nombre por Geobra.

De Futrh pasaron a otra ciudad, Zirndorf. Era 1921 y las máquinas comenzaban a tomar un rumbo más claro: durante esta etapa, la empresa comenzó a fabricar desde teléfonos hasta cajas registradoras de metal, y así continuó durante décadas.

placeholder Primeros bocetos de 'Playmobil'. Fuente: Playmobil
Primeros bocetos de 'Playmobil'. Fuente: Playmobil

Con la crisis del petróleo en los setenta y la presión en los costes, la nueva generación de empresarios de la familia Brandstätter creyó que había llegado el momento de dar forma a la idea de Hans Beck, su jefe de diseño. Este llevaba tiempo poniendo la vista en los más pequeños, pesando en crear un juguete totalmente nuevo, algo que nunca antes se hubiera presentado y que además, se pudiera ir ampliando con el tiempo a partir de una cantidad mínima de plástico. La empresa estaba a punto de ir a quiebra, así que no perdían nada por intentarlo. De esta forma nació el primer diseño de los 'clicks' de Playmobil, como se conocen las ya míticas figuras.

Como un dibujo infantil

Los primeros modelos se presentaron en la feria del juguete de Nuremberg en 1974, pero no tuvieron mucho éxito. Solo un mayorista holandés se interesó en el formato y quiso distribuirlos. En aquel momento, los "clicks" eran de un único color, simples, una especie de boceto en cuatro dimensiones de un dibujo infantil. Habría diferentes temáticas, pensaron, pero se distinguiría por los complementos, con los que pensaban reflejar la historia de la humanidad a grandes y pequeños rasgos.

placeholder Brandstätter y Neuheitenmuster presentando las primeras figuras. Fuente: Playmobil
Brandstätter y Neuheitenmuster presentando las primeras figuras. Fuente: Playmobil

Es posible que, llegados a este punto, en lugar de "Playmobil" estés leyendo "Famobil". El subconsciente. Ya sé lo que estás pensando… Los reyes de aquel año te dejaron una versión falsificada y has estado toda tu vida engañado. No te asustes: si creciste en España entre los setenta y los ochenta y formaste parte de aquellas primeras generaciones que jugaron con las nuevas minifiguras en los portales y aceras, no lo hiciste con una versión falsa (tal vez), sino con la versión española fabricada por Famosa, de ahí el nombre. Fue esta marca la que, tras obtener la concesión de la licencia, los introdujo en el país meses después de su puesta en venta en Alemania.

Foto: Fuente: iStock

Caballeros, indios, piratas y obreros fueron los primeros prototipos que se lanzaron al mercado. En el caso de los 'clicks' españoles, eran casi idénticos a los alemanes, con una pequeña diferencia: llevaban el logotipo de Famobil en uno de sus pies, junto a la inscripción de Geobra.

"Juguete para niños"

Además de ser de un único color, a los primeros Famobil ni siquiera se le podían girar las manos, ya que sus muñecas eran completamente estáticas, por eso surgió aquella expresión popular que dice: "Estás más tieso que un Playmobil". Pero eso no es todo. Aquellos antepasados llegaban a manos y bolsillos, a las cajas de juguetes infantiles bajo el cliché de ser un "juguete para niños". Como si a las niñas no les interesase algo así. De hecho, en las historias que alguien podía inventar con ellos solo parecían caber personajes masculinos. No, no había mujeres, para eso hubo que esperar a 1976.

placeholder Fabricación de las figuras. Fuente: Playmobil
Fabricación de las figuras. Fuente: Playmobil

Cinco años más tarde, en 1981, se incluyeron las primeras descendencias, niños y niñas de 5,5 centímetros, y bebés de 3,5 (aunque curiosamente la primera figura embarazada no saldría al mercado hasta 2012).

De igual forma, no todos los modelos de la empresa original se comercializaron en España, debido a las diferencias culturales que, por otro lado, permitieron figuras exclusivas en cada país, pero también debido al alto coste de producción para algunas de ellas.

Otros 'Playmobil'

Mientras tanto, Alemania seguía dividida, pero el Muro de Berlín no fue un impedimento para que la idea proliferara. En la ya extinta República Democrática Alemana (RDA) hubo varias fábricas de juguetes que también recrearon aquel producto.

Según cuenta un usuario del foro de coleccionistas 'AmClicks', en la RDA surgieron los llamados MSB Boys de la mano de la 'VEB' ('Volks Eigener Betrieb' o 'Empresa Propiedad del Pueblo') y 'Mechanische Spielwaren Brandenburg' ('Juguetes Mecánicos de Brandeburgo'). Una fusión surgida en 1956 para la nacionalización de varias firmas de juguetes. Hasta su cierre en 1990 produjo juguetes mecánicos y electromecánicos de latón y plástico, sobre todos vehículos, aviones y muñequitos para los ciudadanos de aquel lado del país.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Los MSB Boys eran algo más grandes que los 'clicks' y tenían "varias características sumamente curiosas que los diferencia de otras imitaciones de Playmobil surgidas en el este de Europa mientras duró la Guerra Fría, como los kekos húngaros de Schenk. Los MSB tenían el torso de latón y el resto de las piezas de plástico. Los rasgos del rostro eran siempre azules, podían mover las dos piernas y los pies con independencia y tenían todos las manos fijas".

El récord Guinness en nostalgia

En el caso de 'Famobil', su fecha de desaparición no se sabe a ciencia cierta, pues aunque sucede alrededor de 1983, se diluyó en el tiempo sustituida por la marca Playmobil, tal y como preguntamos por ellos ahora en las jugueterías.

Las figuras comenzaron a incluir consigo diferentes escenarios que ya se dividen por categorías. Cada escenario contiene sets, accesorios y distintivos correspondientes. Existe una línea especial para menores de 3 años cuyas figuras y objetos poseen características similares a la serie original, pero aún más simplificadas. De esa forma se evita piezas pequeñas, peligrosas para los menores.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

En la actualidad, el mundo 'Playmobil genera más de 450 millones de euros al año y un valor incalculable de emoción para sus fans, que no dejan de crecer (en todos los sentidos). Grandes y pequeños disfrutan de convenciones como la que se produjo en Huesca en el año 2010, donde se exhibieron más de 68.800 figuras, batiendo el récord Guinness.

Un barco pirata, un castillo medieval, una granja, piscinas, playas, parques de atracciones… Desde la prehistoria hasta la actualidad. El mundo de los juguetes atravesó el espacio y el tiempo en la década de los 70. Hasta entonces, la imaginación no había adquirido su forma real a pequeña escala para recrear dimensiones tan grandes, hasta que llegaron aquellos seres en miniatura en escenarios que se expandían más y más.

Juguetes Historia Social Niños
El redactor recomienda