Es noticia
Menú
¿Mascotas y bebés en casa? Consejos prácticos para una buena convivencia
  1. Alma, Corazón, Vida
Una relación para siempre

¿Mascotas y bebés en casa? Consejos prácticos para una buena convivencia

Es normal pensar que las posibilidades pueden ser muchas ante la llegada de un nuevo miembro de la familia a casa, peludo o no

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

¿Esperas un bebé y te asusta cómo se tomará tu mascota su llegada a casa? ¿Vas a adoptar un perro o un gato pero no sabes si este y tu bebé se llevarán bien? Es normal pensar que las posibilidades pueden ser muchas ante la llegada de un nuevo miembro de la familia a casa, peludo o no. Sin embargo, ante la duda, lo primero que hay que dejar claro es que sí, claro, los bebés y las mascotas pueden convivir perfectamente.

De hecho, un estudio publicado en la revista científica 'Journal of Applied Developmental Psychology', afirma que los niños prefieren pasar tiempo con una mascota que con un hermano. Para llegar a esta conclusión los investigadores analizaron a 77 niños de 12 años y las relaciones que compartían con sus mascotas y sus hermanos o hermanas, y la respuesta estuvo clara: los compañeros de cuatro patas dejaban una huella imborrable en el desarrollo de los pequeños.

Foto: La llegada de un cachorros a casa cambiará tu vida (Ben Michel para Unsplash)

Por supuesto, para que esto sea así y tu bebé y tu mascota puedan crecer juntos, es importante que tú, como adulto responsable, supervises esta convivencia, especialmente durante los primeros meses, ya que será el momento en que el perro o gato aprenda el comportamiento que es permitido para estar con el bebé o con el menor.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Eso sí, si el animal ha vivido el embarazo junto a la madre, seguro que estará un poco más familiarizado con el ser pequeño con el que, de repente, se encontrará. No olvides que los animales poseen conocimientos emocionales que aún desconocemos y que conectan directamente con los humanos, y pueden llegar a captar ciertas situaciones de estos últimos, incluido intuirlas.

En caso de que el bebé llegue después que la mascota, será mucho más sencillo el proceso, ya que conocerás bien el comportamiento de tu perro o tu gato, aunque la situación resulte nueva, podrás ir considerando cuál podría ser su reacción al principio. No obstante, para este momento del primer encuentro, es fundamental tener en cuenta una serie de pasos o movimientos a seguir:

No hagas de la llegada una situación excepcional

Entra a casa como entrarías cualquier día, aunque con tu bebé en brazos o en su sillita. Entonces, saluda a tu mascota y coloca al bebé en un lugar seguro donde el animal pueda tener alcance a olerlo, pero aún no les dejes demasiado cerca.

Nada de regañar

Es importante que no regañes a tu mascota si lo notas impaciente, inquieto o muy curioso. Como cuando ve a cualquier otra persona, piensa que es normal que esté muy emocionado, sobre todo si se trata de un perro.

No hagas a un lado a tu mascota

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Cuando veas que el animal intenta acercarse al bebé, evita evitarle. Esto quiere decir que no debe vincular su acercamiento con un grito o castigo, porque podría afectar negativamente la convivencia futura. Recuerda que para ellos es casi como presentarles a un cachorrito de su especie.

Los lametones son casi inevitables

Va a pasar, tenlo en cuenta, y sobre todo ten en cuenta que no pasa nada. Eso sí, para que no sean tantas como de costumbre, mantente cerca y supervisa la dinámica que establece con el bebé, pero nunca le regañes. En el caso de los gatos, querrán dormir muy cerca del bebé, así que déjalo que se acerque, solo evita sutilmente que se le suba encima, aunque se muera por hacerlo.

Pasea con ambos

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Si sacas a pasear a tu perro y puedes llevar al bebé, hazlo. Esta actividad fuera de casa también es buena para generar un vínculo fuerte, ya que sabrán compartir mejor actividades.

Enseñar al niño

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

No olvides que conforme vaya creciendo el bebé necesitas enseñarle cómo debe ser tratado un animal y, utilizando palabras sencillas, enséñale la manera de acariciarlo y tocarlo, de hablarle, de estar junto a él.

¿Esperas un bebé y te asusta cómo se tomará tu mascota su llegada a casa? ¿Vas a adoptar un perro o un gato pero no sabes si este y tu bebé se llevarán bien? Es normal pensar que las posibilidades pueden ser muchas ante la llegada de un nuevo miembro de la familia a casa, peludo o no. Sin embargo, ante la duda, lo primero que hay que dejar claro es que sí, claro, los bebés y las mascotas pueden convivir perfectamente.

Social Mascotas
El redactor recomienda