Es noticia
Menú
Por qué rechinas los dientes y cómo dejar de hacerlo
  1. Alma, Corazón, Vida
no te lijes la mandíbula en casa

Por qué rechinas los dientes y cómo dejar de hacerlo

Desde que comenzó la pandemia el bruxismo ha ido a peor. Si tú eres uno de los que lo sufre (de manera diurna o nocturna), por suerte hay esperanza para ti

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Nadie puede dudar a estas alturas que la pandemia nos está pasando factura en todo lo que a la salud mental se refiere. Y no hablamos de problemas de ansiedad o abatimiento (que también), sino de los dientes. Ya a principios de la pandemia un artículo en 'The New York Times' advertía, dando voz a la dentista Tammy Chen, que la situación de los dentistas en Estados Unidos vivía un momento álgido, con consultas repletas de personas con problemas de mandíbula, bruxismo y hasta rotura de piezas dentales. Y, en España, las cosas no eran muy diferentes.

El bruxismo es un trastorno con el que rechinas, crujes o aprietas los dientes. Aprietas los dientes de manera inconsciente, ya sea cuando estás despierto (bruxismo diurno) o mientras duermes (bruxismo nocturno). Puede producir trastornos de la mandíbula, dolores de cabeza, daños en los dientes y otros problemas. ¿Lo sufres? ¿Sabes cómo ponerle remedio?

Posibles razones

Estás nervioso. ¿Has probado a relajarte? Es uno de los consejos más comunes. Tomar un baño tibio, aplicarte una almohada térmica un poco húmeda y caliente en la zona. Tomar un poco de té. Esas cosas.

Quizá es la medicación. Indagando un poco más, quizá pueda tener que ver con alguna medicación que tomes. En concreto algunos antidepresivos pueden provocar dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, temblores y escalofríos, rigidez o espasmos musculares severos.

Una opción es aplicarte una almohada térmica un poco húmeda y caliente en la zona

O el alcohol. Se sabe que el alcohol afecta negativamente la calidad del sueño, por lo que es mejor evitar las copas nocturnas si sufres ese mal de apretar los dientes durante la noche.

No pongas cosas en tu boca. Te lo diría cualquier dentista, está relacionado con los nervios para saca de ahí cualquier bolígrafo, tapa, chicle u otra cosa que no sea comida, pues carga bastante la mandíbula durante el día y esa tensión se libera rechinando los dientes al dormir.

Ahora bien, sepas o no la razón, lo fundamental es encontrar la forma de solucionarlo.

Maneras de solucionarlo

El bótox. Como lo lees. Se han realizado pocos estudios, pero los que se han hecho sugieren que mejora de manera efectiva el bruxismo, por lo que con algún pinchazo que suaviza las arrugas también podrías calmar ese problema, aunque como hemos indicado, son pocas las investigaciones al respecto, además, puede resultar bastante caro y, lo que es más preocupante, provocar la pérdida de densidad ósea, según informa 'Mel Magazine'.

Se cree que la leche de cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias para relajar la mandíbula y el sistema nervioso, y estimula el sueño

La Técnica de Libertad Emocional (EFT). Es parecido a la acupuntura: se dan golpecitos con los dedos en distintos puntos (se le llama hacer 'tapping'), para restablecer la energía del cuerpo. Pues hombre, depende de lo que confíes según tu perspectiva occidental.

Cambia la alimentación. Se cree que la leche de cúrcuma tiene propiedades antiinflamatorias para relajar la mandíbula y el sistema nervioso, y estimula el sueño. Aumentar la vitamina B y C y la ingesta de magnesio es buena idea (toma plátanos, aguacates, espinacas, almendras...). Y en función de cuándo te gustan las vísceras (hígado, riñones...) también puedes probar, aunque cuidado con el colesterol.

Como lijarse los dientes en casa no parece una buena idea, sin duda lo mejor siempre es acudir al dentista. Lo peor que puede pasar es que te ponga un aparato para las noches y te solucione el problema.

Nadie puede dudar a estas alturas que la pandemia nos está pasando factura en todo lo que a la salud mental se refiere. Y no hablamos de problemas de ansiedad o abatimiento (que también), sino de los dientes. Ya a principios de la pandemia un artículo en 'The New York Times' advertía, dando voz a la dentista Tammy Chen, que la situación de los dentistas en Estados Unidos vivía un momento álgido, con consultas repletas de personas con problemas de mandíbula, bruxismo y hasta rotura de piezas dentales. Y, en España, las cosas no eran muy diferentes.

Noticias Curiosas
El redactor recomienda