¿Realmente están de nuestra parte los responsables de Recursos Humanos?
  1. Alma, Corazón, Vida
cultura de empresa

¿Realmente están de nuestra parte los responsables de Recursos Humanos?

Un problema del departamento de recursos humanos es, probablemente, ese campo de minas ambiguo en el que se encuentra. ¿Es nuestro enemigo o nuestro aliado?

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Aunque John R. Commons utiliza el término "recursos humanos" en su libro 'Distribución de la riqueza' de 1893, no se popularizaría hasta más tarde siendo visto como una especie de activo del capital. En la actualidad, los responsables de recursos humanos son indispensables en las empresas, donde se encargan de la selección, la contratación, la gestión o el despido de aquellos trabajadores que forman parte de la misma.

Son muchas las leyendas, mezcladas con algo de realidad, que corren sobre los responsables de recursos humanos, que son por lo general licenciados o graduados en psicología que parecieran tener 'un sexto sentido' para captar al empleado perfecto. Muchas personas acuden a las entrevistas de trabajo con verdadero temor y respuestas prefabricadas, creyendo que una corbata, unas uñas mordidas o una frase precipitada pueden conducir a una contratación o una negativa.

Pero, a pesar del poder que tienen para contratar o despedir, en muchas ocasiones los responsables de recursos humanos también parecen estar ahí para lidiar en los posibles conflictos que surjan en la empresa. Son como ese profesor al que acudíamos cuando teníamos un problema en el colegio, y muchos insisten en que sus puertas siempre están abiertas para todo aquel que quiera atravesarlas y hacer una petición.

Pero, ¿son realmente nuestros aliados?

Si bien los empleados pueden sentir que los procesos de recursos humanos deben corregir los errores en el lugar de trabajo, los altos cargos de la empresa pueden pensar que el departamento está ahí para proteger a la organización

Uno de los principales problemas del departamento de recursos humanos es, probablemente, ese campo de minas ambiguo en el que se encuentra. Como explica un reciente artículo publicado en 'BBC': Pueden surgir problemas, pues a menudo hay una diferencia entre lo que esperamos de RRHH y lo que ellos están realmente encargados de ofrecer. Si bien los empleados pueden sentir que los procesos de recursos humanos deben corregir los errores en el lugar de trabajo, los altos cargos de la empresa pueden pensar que el departamento está ahí para proteger a la organización".

Muchas personas tienen problemas en su empresa, esperan y acuden a RRHH cuando las cosas estallan. Según la psicóloga Gena Cox: "Los empleados piensan que la función de RRHH es apoyarlos. Eso contrasta significativamente con lo que diría el líder de una organización, y también contrasta significativamente con la realidad. No hay ningún rol dentro de los departamentos de recursos humanos como se define actualmente, es decir, 100% para el empleado". Las funciones más obvias de un departamento de recursos humanos son la contratación, el despido y la remuneración de las personas. Más allá de esto, las organizaciones pueden elegir en qué se puede enfocar el departamento. Hacia dónde se inclina la balanza es lo complicado.

Las actitudes de la alta dirección, en particular, definen las cuestiones sobre las que RRHH tiene el poder de actuar. Con una cultura sana y productiva, el departamento tendrá una función de liderazgo equiparable a otros departamentos, como el de ventas. El problema es que en muchos sitios no es así: un informe de Sage de 2021 reveló que el 59% de los jefes de empresa aseguró que RRHH no desempeñaba un papel de liderazgo en su organización. De la misma manera, la solución de pequeños problemas internos tampoco forma parte de sus funciones: reclutar a las personas, ver cómo progresan dentro de la organización y cómo se desempeñan sí es su trabajo, pero con demasiada frecuencia se ven metidos en pequeñas áreas transaccionales.

Con una cultura sana y productiva, el departamento tendrá una función de liderazgo equiparable a otros departamentos, como el de ventas

¿Qué se debe hacer? Según los expertos, por un lado es buena idea que los empleados y sus gerentes tengan una buena relación para que los problemas se resuelvan de manera directa y RRHH no tenga que entrometerse en ello. Por otro lado, también sugieren que es buena idea acercarse de buena fe y con confianza al departamento: a menudo tratan los problemas de los empleados de manera efectiva pero discreta, lo que significa que hay muchas historias positivas que no escuchamos sobre ellos. Eso sí, es fundamental ser realista y entender que el responsable de recursos humanos no es tu amigo sino un profesional con un trabajo que hacer.

Las empresas saben la importancia de su capital humano, y deben cuidarlo, pero a pesar de ello los trabajadores deben recordar que RRHH tiene un trabajo que va más allá de ofrecer simpatía y apoyo. Quizá es mejor buscarse otros amigos en la empresa.

Trabajo
El redactor recomienda