World Business Forum en madrid

Tom Peters: "Hay que enterrar el término recursos humanos. Son personas"

El gran teórico del management y autor de 'En busca de la excelencia' cree firmemente que "las empresas se crearon para contribuir a la felicidad humana, no para hacer millones"

Foto: Tom Peters, durante el acto. (EC)
Tom Peters, durante el acto. (EC)

“Vosotros sois los responsables del nivel de bienestar de vuestros empleados”. Así de categórico se mostraba esta mañana Tom Peters en la conferencia de apertura del World Business Forum, en Madrid. “La clave está en crear un empleo al que a muchos de ellos les guste ir a trabajar todas las mañanas. La alegría es el motivo, la razón por la que sigo adelante", aclaró. "Hay que enterrar el término recursos humanos. Son personas, no recursos".

Peters sorprendió por su característica personalidad de provocador, bajando del escenario a los pocos minutos de comenzar su discurso para hablar directamente a los asistentes de tú a tú. “Las empresas tienen la responsabilidad de contribuir al bienestar humano". Aseguró que las empresas se crearon para aumentar la felicidad de las personas, no para hacer millones. "Esto es lo que hace que me levante todas las mañanas de la cama”.

Tom Peters, con el público. (EC)
Tom Peters, con el público. (EC)

La estación de metro de Nuevos Ministerios estaba a rebosar desde las ocho y media de la mañana ante el aluvión de directivos y empresarios que se apresuraban para subir al vagón. La primera cita de la mañana, Tom Peters, CEO de Menlo Innovations, lleva toda su vida dedicándose al liderazgo de compañías. Es autor de uno de los libros más importantes del mundo empresarial, ‘En busca de la excelencia’, considerado por muchos como el mejor libro de negocios hasta la fecha.

[Vea el programa del World Business Forum en Madrid]

“Dirigir es la cima del saber humano, es la mayor oportunidad que puede tener uno en la vida”. Esta es una de las definiciones que Peters atribuye al liderazgo. “El éxito a medio o largo plazo va en función de la dedicación que uno ponga en sus empleados, en el esfuerzo dedicado a hacerles crecer como personas y profesionales; es el único objetivo para alcanzar la excelencia de la organización”. No en vano, la revista ‘Fortune’ le bautizó como el gurú de los negocios, comparándolo con gente tan importante para la cultura norteamericana como Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau o Walt Whitman.

Uno de los momentos más memorables de la jornada fue cuando animó al público a aplaudir en señal de homenaje al equipo de traductoras que se encontraba en las cabinas al fondo de la sala. Este solo es un ejemplo de la filosofía empresarial de Peters: primero los de abajo. “Lo siento por todos vosotros, pero tengo que decirlo alto y claro: no hay nadie en esta sala que se esté ganando la vida honradamente. Nosotros somos los que contratan a gente que se gana la vida de forma honrada, los que hacen el trabajo siempre son ellos”.

Tom Peters. (EC)
Tom Peters. (EC)

Las risas saltaron entre los asistentes ante tal provocación. También incitó a que todos los jefes directivos del mundo retiraran de su vocabulario el término 'recursos humanos', ya que “las personas no son un recurso, tienen nombres propios”. Para Peters, tal término “repugnante” le recuerda la época del esclavismo. “Hagamos un favor a la humanidad: las personas no son nuestro principal activo. ¿Estamos en 2018 o en 1918? Las empresas están formadas por personas”.

Tom Peters: "Hay que enterrar el término recursos humanos. Son personas"

“El negocio consiste en servir a las personas. Yo llevo haciendo esto desde que coescribí ‘In the search of excellence’ hace 36 años”, continuó. “Lo difícil es lo fácil y lo fácil es lo difícil”, declaró refiriéndose a los números (difíciles) —“el que no sabe lidiar con ellos no debería dedicarse a los negocios”— y a las relaciones o la cultura empresarial (lo fácil). “Esta es la era de la velocidad, y es una porquería. Yo vivo en Sillicon Valley pero estoy harto de que todo tenga que hacerse a toda velocidad, nada bueno puede hacerse rápido”.

Tom Peters. (EC)
Tom Peters. (EC)

“El mejor amigo y la pesadilla de los negocios”, como lo describió ‘Business Week’, puso el énfasis en lo que se conoce como las “estrategias blandas” o 'soft skills'. Lo más importante en una empresa tan importante como Google “ya no son las matemáticas, sino conocer a los demás, los valores personales y colectivos, la empatía, el apoyo a los compañeros, tener pensamiento crítico…”. Por ello, animó a las principales empresas de España y Portugal a contratar a personas con un perfil distinto al establecido. Han de ser “creativas y cultas”. Y recordó: “La cultura no es el campo donde el juego empresarial toma lugar, sino la esencia de la actividad”.

“¡Las mujeres mandan!”, exclamó Peters. Un estudio de McKinsey & Company, firma para la que trabajó, refleja que “las multinacionales que tienen más mujeres en sus consejos de administración tienen un 56% más de beneficio frente a otras empresas”. Además, el escritor estadounidense destacó como principales habilidades femeninas “el tomar la iniciativa y obtener resultados”.

Hay que tratar a los empleados como si fueran clientes”, reconoció Peters. “Si tú quieres que tu personal haga un servicio magnífico, primero tienes que dárselo a ellos. La experiencia excelente de un cliente parte de la experiencia excelente de tu empleado; si quieres impresionar a tu cliente, primero debes hacerlo con tu empleado”. El asesor también se refirió al área de formación de una compañía como “la más importante de todas”. Más que la inversión en tecnología punta o en el mercado de acciones.

“La empatía es la clave para contratar a alguien”, dijo, parafraseando a Daniel Goleman, ponente también en el World Business Forum de Madrid. “Sin duda, os dirán durante estos días que debéis invertir en tecnología. Yo creo que la primera inversión es la formación. En el ejército, los generales están obsesionados con los entrenamientos. Allí es una necesidad. Si no, preguntádselo a un entrenador de fútbol, policía, bombero, un actor, una bailarina, un cirujano…”, incidió. “Un miedo siempre presente en los directivos es que si les formas, se van. Pero si lo haces suficientemente bien y luego les tratas aún mejor, te garantizo que no se querrán ir”.

Un miedo siempre presente en los directivos es que si les formas, se van. Pero si lo haces bien y luego les tratas aún mejor, te garantizo que no se van

También puso el enfoque en que muchas veces una gran inversión económica no te asegura el éxito en los proyectos. Simplemente, “lo mejor es escuchar a la gente que tiene ideas que aportar”, y puso un ejemplo de cómo un empleado de Wallmart de 26 años sugirió a sus jefes que los carritos se hicieran más grandes para así aumentar el consumo de electrodomésticos pequeños. “Esa acción repercutió muchísimo más en sus negocios que cualquier otra inversión en tecnología de última generación. Hay millones de cosas que se pueden probar y te cuestan dos euros en vez de dos millones”.

Momento de la charla. (EC)
Momento de la charla. (EC)

Por último, resaltó un término de cosecha propia, la humanización radical, según el cual “lo más importante de las empresas son las personas que trabajan en ella”. De esta forma, “podremos avanzar en inteligencia artificial o innovaciones tecnológicas, pero las personas siempre deben ir por delante y su bienestar debe ser el sentido y misión de toda organización empresarial, cuyo único cometido es mejorar la vida y aumentar la felicidad de una sociedad”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios