¿Qué es la triangulación y por qué es tan peligroso que te suceda?
  1. Alma, Corazón, Vida
triángulos de no amor bizarro

¿Qué es la triangulación y por qué es tan peligroso que te suceda?

Muchas veces se dan una serie de dinámicas tóxicas en las empresas con las que es difícil luchar y de las que, incluso, quizá participemos. Esta es una clásica

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Probablemente no sepas qué es la triangulación, aunque eso no significa que no la practiques. Todos la hemos practicado alguna vez, aunque no lo creas. Si nos ponemos teóricos, en topografía, consiste en elegir distintos puntos de una porción de la superficie terrestre considerándolos como vértices de triángulos para poder medirlos y fijar la posición de sus vértices y la distancia que los separa. También se llama así en algunos deportes a los pases que se hacen entre varios jugadores con el balón, remitiéndose también a una forma triangular.

Pero no hablamos de deporte (aunque podría considerarse uno) ni de topografía. Se trata más bien de una costumbre muy humana que probablemente ya practicaban nuestros antepasados en la Edad de Piedra. Poner a parir a otro, en definitiva, o por decirlo de mejor forma, ir a contarle a un tercero nuestros problemas con alguien. En otras palabras, y enfocándonos en el ámbito laboral donde suele suceder con relativa frecuencia, ir a tu colega Y a quejarte de que has discutido con tu colega X. Quizá pienses que te ayuda a desfogarte, pero lo cierto es que es sumamente perjudicial.

Las personas participan en la triangulación por una variedad de razones, que van desde buscar refuerzo y apoyo para sus puntos de vista a evitar el conflicto

Según explica la psicóloga Ahona Guha en 'Psychology Today', las personas participan en la triangulación por una variedad de razones, que van desde buscar refuerzo y apoyo para sus puntos de vista (debido a la falta de confianza en las propias emociones), a evitar el conflicto u obtener apoyo como una forma de demostrar a la otra parte que nosotros tenemos razón.

placeholder

¿El problema? Los conflictos no se discuten abiertamente y, por tanto, no se pueden resolver. Además, atraer a otras personas a un problema entre dos suele generar tensiones más amplias, puesto que llevan a que los terceros también tengan que alinearse con una de las partes, obligatoriamente. Con el tiempo, la triangulación da como resultado el desarrollo de patrones de comunicación altamente problemáticos, que incluyen dinámicas y tensiones tácitas y no reconocidas.

¿Estás dentro de ese triángulo y no quieres? También es algo común. ¿Estás atrapado para siempre y nunca podrás salir? Se puede gestionar, y no solo eso, se debe porque es útil empezar a reducir la frecuencia de las comunicaciones que implican ese patrón. Si bien a veces puede ser beneficioso abordar la dinámica directamente con la persona que participa de ese comportamiento, pero en otras ocasiones no es tan buena idea y puede ser suficiente centrarte simplemente en salir de la dinámica.

Es efectivo practicar la asertividad, la forma de comunicación que consiste en defender tus derechos, expresar tus opiniones y realizar sugerencias de forma honesta

"No quiero involucrarme en ello", "me siento incómodo de estar presente en esta conversación" o "preferiría que hablaras de esto con la persona directamente" pueden ser buenas frases para salir del atolladero. Para ello, claro, es efectivo practicar la asertividad, la forma de comunicación que consiste en defender tus derechos, expresar tus opiniones y realizar sugerencias de forma honesta.

Suena difícil, pero recuerda que puedes contarle tu secreto a los árboles, pero no te molestes si se entera el viento. O de una manera menos poética: solo tres guardan un secreto si dos de ellos están muertos. La otra persona se acabará enterando tarde o temprano, ¿seguro que te merece la pena entrar en ese particular triángulo?

Trabajo
El redactor recomienda