Tres sencillos pasos para organizar tu próximo proyecto en el trabajo y tener éxito
  1. Alma, Corazón, Vida
Toma nota

Tres sencillos pasos para organizar tu próximo proyecto en el trabajo y tener éxito

Una experta da las claves para pasar a la acción cuando empiezas a definir una nueva tarea dentro de tu empresa

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Cuando tu puesto de trabajo consiste en pensar ideas nuevas e implementarlas mediante un proceso que lleve al éxito, la primera parte suele ser la más sencilla. Reunirse y pensar en abstracto sobre proyectos que se podrían realizar de cara al futuro puede llevarnos a encontrar grandes oportunidades (quizás incluso varias que luego haya que descartar para quedarnos con la más importante), pero cuando la propuesta a llevar a cabo está clara comienzan los problemas.

Para solventar ese bloqueo mental y ponernos manos a la obra, la directora ejecutiva de Shores Communications y experta en comunicación Mary Shoes, ha explicado en las páginas de Forbes la sencilla estrategia que utiliza con su equipo en su empresa: "¡Realmente funciona! Y es extremadamente fácil incluso para alguien con problemas extremos de seguimiento". Vamos con esos tres pasos:

Identificar el resultado que estamos esperando

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Mary afirma que este es el paso más sencillo de todos. Consiste simplemente en preguntarse exactamente qué queremos lograr con el proyecto que vamos a iniciar y escribir la idea general lo que venga a la mente. Y cuando habla de escribir lo dice de verdad, con papel y boli en un cuaderno. "Las personas tienden a retener mejor la información cuando las escriben físicamente. Pensar en una idea no tiene el mismo efecto. Por lo que, busca una hoja de papel y recupera la escritura a mano para registrar la idea. Es más posible que de este modo vuelvas a ella más tarde"

La experta pone como ejemplo el proyecto de crear un curso 'online'. En esta primera fase es lógico que no tengamos todavía desarrollados buena parte de los detalles, por lo que será suficiente con escribir a mano un planteamiento general.

Qué necesito para que esta idea se haga realidad

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

De nuevo con papel y boli muy a mano, es turno de profundizar más: el siguiente paso consiste en detallar todo aquello que necesitamos convertir en realidad antes de lograr nuestro objetivo final. Mary Shoues puntualiza que es probable que no puedas incluir todas las cosas necesarias en un primer momento, y tendrás que tomarte descansos para ir completando la lista con todas las necesidades previas: "En el ejemplo de un nuevo curso 'on line' tendría que apuntar, entre otras, tener un esquema del contenido de ese curso, tener claro el cliente potencial al que vamos a ofrecer ese curso y completar un plan de marketing sobre el mismo".

Plan de acción

El tercer paso es el más complicado y puede llevar varias semanas completarlo. Se trata de crear un plan de acción para todas las tareas de la lista de cosas que necesitamos hacer realidad del punto dos. Podemos añadir fechas límite a cada uno de esos planes de acción, lo que nos ayudará a calendarizar mejor el proyecto y entender su dimensión. Para esas fechas límite es importante ser realistas y consultar el resto de tareas pendientes fuera de este proyecto, con el propósito de no bloquear nuestro flujo de trabajo.

Una vez hemos realizado el plan de acción de cada tarea necesaria y revisado los plazos en los que debe estar cada cosa 'solo' nos queda ponernos manos a la obra. Estableciendo este tipo de organización seguro que tu equipo y tú tendréis mucho más sencillo tener un gran éxito en vuestra nueva y apasionante tarea. ¡A por ella!

Trabajo